Ayer la gente se sintió agradecida por la pregunta del periodista, pero lamentablemente en su mente quedó grabado el término “unificado” que seguramente repitió varias veces al día siguiente haciendo el cuento a los que no vieron la entrevista. Estoy a favor de no dejarnos robar términos como “sociedad civil” o “democracia” pero el de “unificado” tiene otra connotación.

VIAJES_CUBA_t750x550
Parece que hay distintas formas de viajar

Por: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu)

Circula la noticia de que el gobierno de Cuba impidió la entrada de cubanos residentes en el exterior cuyos pasaportes no tenían la revalidación requerida. Según el Nuevo Herald, una notificación de la agencia estatal de viajes, Havanatur, indicó a las autoridades que no aceptarían la llegada de viajeros cuyos pasaportes cubanos no tengan la debida “prórroga”. Los pasaportes cubanos son válidos por seis años, pero requieren de “prórrogas” cada dos años.

La Sección de Intereses suspendió el 17 de febrero los servicios consulares que requieren el pago de tarifas como las prórrogas, visas y nuevos pasaportes. Son tantas las trabas y los requerimientos que impone el bloqueo económico a Cuba que finalmente el M&T Bank con sede en Buffalo, Nueva York, no le quedó otra opción que cerrar todas las cuentas que tenía con el consulado cubano.

Está más que claro que para cualquier Banco en el mundo tener cuentas o realizar transacciones en la que aparezca la palabra Cuba por algún lado, trae más problemas que beneficios. Pero en este caso no solo se afecta al gobierno cubano sino también cientos de cubanos que con sus boletos para viajar a Cuba se les impidió

Viajar de CubaPor: Harold Cárdenas Lema

Cuando Tomás Moro escribió en el siglo XVI su utopía socialista, quizás tuvo una visión futurista (al más puro estilo de su contemporáneo Nostradamus) de otra isla que intentaría construir el Socialismo y en la que el tema de los viajes sería una constante para muchos cubanos. Difícilmente tendría este autor un éxito de ventas en Cuba, cuando este describe en su obra Utopía una isla en la que no era necesario viajar y por tanto la población no viajaba en absoluto. Para nosotros este es un tema sensible, está semi-impregnado en nuestro ADN el espíritu aventurero y el ansia de repetir el choque entre culturas que experimentara Cristóbal Colón, pero tanto es así que se convierte en un problema y adquiere dimensiones políticas.

Tampoco le agradezco a Moro haber proclamado desde tan temprano una supuesta separación entre Socialismo y la libertad migratoria o simplemente la posibilidad de viajar. Saben Dios y todos los santos que esto es fuente de mucho disgusto e incomprensión en la sociedad cubana. Al comienzo creí que Utopía estaba siendo un best-seller entre aquellos que toman las decisiones  en esta rama, pero para no pecar de superficial y llegar a una conclusión definitiva al respecto, me dispuse a investigar un poco.

Después lo encontré clarito en el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

  • Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
  • Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

emba.cubaminrex.cu

Por Tatu

Desde hace cincuenta años los enemigos de la Revolución utilizan las mismas razones para justificar su animosidad con el sistema socialista que existe en la isla.

La Revolución se ha encargado de ir eliminando paulatinamente estas razones, ya los cubanos (que puedan) pueden alojarse en hoteles, comprar computadoras o tener celular, por lo tanto la carta que juegan ahora es la de la libre circulación de los cubanos, o sea su derecho a viajar. Yo opino que en la medida en que los cubanos puedan viajar y conocer la realidad del capitalismo, aprenderán a valorar más las bondades de nuestro sistema.

Esto sería lo ideal sin embargo el tema no es tan sencillo, como en todos los casos, antes de tomar una decisión se debe analizar cómo el enemigo se puede aprovechar de ello. ¿Paranoia?. No, no se trata de eso, veamos algunos ejemplos de los escenarios que se pueden presentar si mañana se toma la decisión de que los cubanos viajen libremente.