xabierpita.es

Por Tatu

Hace unas semanas publiqué un post en el que daba mis criterios de cuáles eran lo principales obstáculos para que los cubanos pudieran “viajar libremente” como le gusta decir a algunos.

Les mencionaba la posibilidad de que alguno cometiera un crimen en Cuba y viajara a los Estados Unidos, a pedir asilo político, bajo el pretexto de ser perseguido por sus ideas. Aclaro que considero que la cuestión no es prohibir a los cubanos viajar por temor a que escapen de la justicia después de cometer un delito, pues lo que debe suceder es que cuando se produzca algún hecho como ese, el país que lo recibe extradite al delincuente, para ser juzgado en Cuba.