Si en la actualidad el gobierno de los Estados Unidos destina cerca de 20 millones de dólares –públicamente- para crear una oposición ficticia en Cuba, imaginen a cuánto ascendería el presupuesto para financiar partidos políticos y medios de prensa “libres”. El costo sería muy alto como para “experimentar”.


cuba venezuela

Por: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

En 15 años de acercamiento entre Cuba y Venezuela, no cabe duda alguna de que ambos países han tenido un efecto decisivo en el otro. En este vínculo han ocurrido repercusiones imprevistas, efectos secundarios provocados por la cercanía política y que a la larga se convierten en lecciones para el otro. Hoy nos acercaremos a las enseñanzas que tiene el debate político venezolano para Cuba.

Comparar las realidades de ambos países sería un ejercicio poco serio. Con una historia y un contexto muy distinto, cada uno tiene sus desafíos que superar. En cambio, sí podemos valorar algunos aspectos que no deben pasar inadvertidos.

En los últimos días tuvo lugar la mesa de diálogo en que el presidente de Venezuela escuchó a líderes de la oposición y debatió con ellos asuntos escabrosos sobre su país. Estoy seguro que Nicolás Maduro había atendido opiniones de sus detractores en otras ocasiones. Quienes nunca habíamos visto tal cosa éramos los cubanos, que fuimos testigo de dicho diálogo a través de la señal del canal de televisión Telesur.