¿Cómo se llevan a cabo los golpes de Estado en el siglo XXI? En tiempos en que la […]

  The New York Times • 10 de noviembre, 2014 En 1996, motivados por un apetito de venganza, […]

En un contexto de subversión contra la isla, algunas reacciones involuntarias y tics políticos son de esperar. El sistema cubano podría presentar un síndrome de Tourette gubernamental y la cura estaría tan cerca como el reconocimiento del problema.

Los mercenarios sin dinero no caminan
Los mercenarios sin dinero no caminan

Estados Unidos ha aumentado los fondos para dotar a ciberdisidentes aliados a Washington de tecnología y financiamiento para el cambio de régimen en Cuba, revela una carta del Departamento de Estado al Congreso que publica hoy el diario El Nuevo Herald.

La carta, con fecha del 26 de abril, detalla el plan para invertir 20 millones de dólares aprobados para los programas de subversión en Cuba durante el año fiscal que termina el 30 de septiembre.

El dinero será administrado por tres entidades del Departamento de Estado: la Oficina de Latinoamérica y el Caribe (LAC) de la USAID; la Oficina de la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo (DRL); y Asuntos del Hemisferio Occidental (WHA).

Esta carta se hace pública dos días después de la decisión de los países del ALBA de expulsar a la USAID de sus territorios, por constituir “un factor de perturbación que atenta contra la soberanía y estabilidad política” de estos países. El Consejo Político del ALBA solicita a los jefes de estado y gobierno del bloque “la inmediata expulsión en sus países de la USAID”.

El objetivo de este fondo público de 20 millones de dólares no es beneficiar al

Por: Gabriel Torres Rodíguez

Hay héroes en todas las épocas y países. Las tradiciones, aunque se debilitan, no desaparecen con el tiempo. Un héroe de todos los tiempos, el forajido Robin, aunque no el inglés sino el cubano, acaba de acertar, como siempre, en el blanco de las mentiras norteamericanas.

Frank Carlos Vázquez, el agente Robin para los Órganos de la Seguridad del Estado, hijo genuino de Pinar del Río, portador de la esencia del tabaco y del monte cubano, conciudadano del guajiro más natural de todos: Polo Montañés, quien desenmascaró, en una de las últimas entregas de la serie “Las razones de Cuba” las ponzoñosas intenciones de la USAID, la SINA y demás agencias fantasmas del gobierno norteamericano en su sucia guerra contra Cuba compartió con estudiantes de la Escuela de Plástica y Música de la urbe matancera.

Sus declaraciones resultaron apologías del proceso revolucionario cubano, y del papel que tienen los artistas en él.

Frank Carlos refirió que el objetivo de estas agencias es “norteamericanizar a Cuba y al mundo. Que todos sigamos sus patrones. A ellos no les interesa tu talento más que para utilizarte en el logro de sus objetivos y en muchos aspectos, a estas agencias, no les importamos un bledo.”

Por Eduardo

Hay un tema recurrente en estos días, en que casi no he tenido tiempo de escribir algo en serio para La Joven Cuba, el tema de la leche. Parafraseando a Marx, un fantasma recorre el mundo de La Joven Cuba, ese fantasma es un vaso de leche.

Es costumbre por parte de mis habituales contendientes, referirse a este servidor como un bolchevique furibundo, incapaz de hilvanar un pensamiento crítico hacia la realidad cubana, y nada más alejado de la verdad. Yo en lo personal soy muy crítico de algunas, o corrigiendo, de casi todas nuestras debilidades. Lo que pasa es, como ya he dicho otras veces, que la única condición que puse al unirme al equipo de La Joven Cuba, es que nunca bajaría bandera de la Revolución Cubana en Internet. Mis críticas en este blog serán siempre dirigidas hacia las políticas yanquis, y a quienes desde afuera, o desde adentro, las apoyan, ya que estas son la principal causa de los sufrimientos de mi pueblo.

Tomada de Google

Por Tatu

Ha pasado menos de una semana desde que el presidente  Raúl Castro anunciara la ampliación de los trabajos por cuenta propia y otras medidas que buscan actualizar nuestro sistema económico y ya la USAID se lanza al ataque.

Con su cinismo de siempre, el gobierno de los Estados Unidos anuncia que destinará 3 millones de dólares para promover la pequeña empresa en Cuba. Según un artículo del Nuevo Herald,  el programa está dirigido a “grupos marginados” “como los que viven en áreas rurales, minorías étnicas y religiosas, huérfanos y niños vulnerables, mujeres de la zona rural y personas con impedimentos físicos.”

Aclara la USAID que «está limitado a grupos que están particularmente marginalizados y ayudará a darles la posibilidad de participar en la sociedad civil».”

Agregan además que estos programas están destinados a ser “catalíticos, a aumentar o acelerar el cambio positivo’” (para los cubanos queda claro a qué el gobierno de los Estados Unidos le llama “cambios positivos”)

sacrificioPor Tatu

Mucha polémica se ha generado alrededor del artículo que publiqué hace unos días en el blog, dedicado a una de las nuevas caras de la disidencia, en la cual sin lugar a dudas tienen puestas muchas esperanzas pues reúne los requisitos exigidos por el Departamento de Estado, es decir es joven, inteligente y muy importante: negra. No estoy diciendo que esté recibiendo dinero porque no tengo como probarlo y no me quiero arriesgar a una demanda, pero es que me parece injusto que ella estuviera haciendo de gratis algo que está muy bien remunerado por el dinero aprobado por la USAID.  Para más información ver http://jovencuba.com/2010/06/01/a-confesion-de-las-partes-relevo-de-pruebas-iii/
El artículo que escribí está disponible en  http://jovencuba.com/2010/06/08/laritza-diversent-y-la-revolucion-cubana/ y ahí mismo, en los comentarios está la respuesta de ella.
Ella me dice que no está de acuerdo con la Revolución porque no puede ser hipócrita, porque no puede pensar de una forma y actuar de otra. Estoy de acuerdo con Laritza no debemos ser hipócritas, a los revolucionarios el Che nos enseñó que debemos ser consecuentes entre nuestra forma de pensar y de actuar.
No voy a reproducir lo que ella me dice en su respuesta, sólo me referiré a algunos puntos que sinceramente me dejan más dudas, por ejemplo ella dice que lo que la decepcionó no es la Revolución sino los que hablan de ella y pone ejemplos de las diferencias económicas que existían entre ella y los hijos de los dirigentes o como en la universidad los mismos que le decían a ella “Dar el paso al frente en cada llamado de la Revolución, sacrificarse por defender las conquistas alcanzada” eran los que después vendían de todo en la plaza universitaria.