Salim Lamrani.cubadebate.cu

 

Salim Lamrani

 Las elites mundiales, gracias al control que ejercen sobre las transnacionales de la información, imponen a la humanidad una visión de la realidad minuciosamente regida por un marco ideológico. Las barreras doctrinales existentes se destinan a desechar todo pensamiento alternativo que pondría en tela de juicio la legitimidad del orden mundial actual.

 Así, el papel de los medios no es ofrecer una información objetiva a los ciudadanos, sino defender el orden político, económico y social establecido, por diversos medios eficaces, tales como la propaganda, la desinformación y la censura.

 El papel de la prensa alternativa es construir una muralla contra la manipulación de la realidad. Existe un caso de escuela que debería estudiarse en cualquier centro de investigación sobre la desinformación, pues ha alcanzado un nivel de sofisticación inimaginable. Se trata de Cuba, que constituye un caso único visto la diferencia enorme entre la representación ideológica transmitida por los medios occidentales y la realidad del país. La intoxicación mediática para con la problemática cubana es tan eficaz que ha contaminado incluso los sectores más progresistas del mundo desarrollado.

 EL CASO DE LA EMIGRACIÓN CUBANA HACIA LOS ESTADOS UNIDOS

Versión de la conferencia de Alfredo Guevara en la Facultad de Comunicación UH
(5 de mayo de 2010)
“Transcripción de los alumnos asistentes al conversatorio”.

Alfredo Guevara:
Me hubiera gustado tanto ver una película para empezar porque aunque soy un cineasta parcialmente de vacaciones me sigue interesando el cine y descubro en algunos cineastas grandes lecciones del periodismo. Del periodismo que debía ser. Me refiero a la película que sirvió para finalizar el 31 Festival de Cine, la película sobre Chávez que hizo Oliver Stone, creo que son de las últimas películas-reportajes una gran lección de periodismo.

Tengo muchos años pero he pasado la vida entera militando a favor de una causa u otra. Muy joven era anarquista, después devine marxista, he sido siempre un libertario y lo voy a seguir siendo. Lo primero que quiero decir a partir de mi propia experiencia es que un periodista que no milite en lo que quiera no podrá ser jamás buen periodista. Puede ser un periodista a la usanza occidental de la cual formamos parte, de Occidente, de este mundo iniciado por los griegos y que ha llegado hasta nuestros días con algunas marcas desde entonces. Aunque evolucionando hasta los conceptos, y naturalmente para expresar los conceptos revolucionando la palabra entre ellas la palabra democracia.

Por JOLM

No soy joven, ya paso de los sesenta. Entré a La Joven Cuba motivado por un muchacho  con el cual debato sobre política muy a menudo y él me incitó a escribir en este espacio. Pensé que se trataba de un debate basado en argumentos, pero ¡qué decepción!

Recientemente le pregunté a un ciudadano español, ¿por qué surgió la Unión Europea? Y su respuesta no se hizo esperar: Pues para que no nos traguen los americanos. Seguidamente le pregunté: ¿Qué le sucedería a España con Unión Europea y todo,  si mañana el gobierno de los Estados Unidos les dice ni te compro ni te vendo? Y rápidamente me dijo: nos moriríamos. Y le agregué que el bloque no era sólo que EU no nos comprara y no nos vendiera,  sino que persigue todos los negocios cubanos por el mundo y no permite que Cuba utilice el dólar como moneda y multa a muchas empresas que han tenido negocios con Cuba y mucho más que eso, nos ha obligado a hacer enormes gastos en la defensa del país para que estén claros que agredirnos no es una opción fácil. Y aquel pobre hombre que vive en un país con “libertad de prensa”, con “libre opinión”, pero que no sabe nada de la realidad cubana, dijo: Y, ¿cómo han podido?

Me vi obligado a hacerle un poco de historia.

Desde los inicios del siglo XIX , EU ha tenido a Cuba dentro de sus aspiraciones geopolíticas, de ahí que haya estimulado el anexionismo dentro de los “disidentes” de aquel siglo. No reconoció nunca la beligerancia de los mambises y trató de frustrar los esfuerzos independentistas, un ejemplo marcado de ello fue el conocido Fracaso de la Fernandina, donde incautaron las armas que Martí y sus seguidores habían obtenido recogiendo kilo a kilo (Así lo han hecho siempre los verdaderos revolucionarios en la historia de este país), pero cuando la victoria de las fuerzas mambisas era evidente se aparecen diciendo en la Resolución  Conjunta que “Cuba es y de derecho debe ser libre”. Es conocida su intervención militar y después la “democrática” Enmienda Platt. Unas décadas después su dominio económico y político del país era tal que ya no necesitaban la Enmienda Platt y por eso la derogaron.

La desprestigiada Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acaba de hacer otro de sus ridículas acciones referidas a Cuba, según el sitio RTVE.es, esta vez la CIDH admitió a trámite la denuncia realizada por el “disidente” Guillermo Fariñas contra el Gobierno cubano.
La acusación de Fariñas está dirigida “contra el ilegítimo régimen de Fidel y Raúl Castro, por la violación legislada, sistemática, programada y ejecutada” contra él y su familia de sus “derechos naturales y libertades fundamentales reconocidas universalmente” desde 1959. En su acusación incluye a “toda la cadena de comando de personas que han hecho posible que esas órdenes contra Fariñas y su contra sean ejecutadas». Fariñas asegura en su carta que la violación de “todos” sus derechos comenzó el 1 de enero de 1959.