Gabriel Torres.

Ha comenzado un nuevo curso escolar en Cuba. Todo un largo camino de 10 y tantos meses hemos emprendido: las fuerzas y el intelecto se alistan para someterse a duras pruebas del conocimiento y el arte de aprender algo nuevo cada día.

El reto no es sólo de los que estamos del lado de acá. También los docentes, los administrativos y trabajadores en general del sistema de enseñanza; los encargados de entregar una educación con calidad, con verdadera valía, tienen por delante un denodado duelo en pos de alcanzar nuevos logros, mejores indicadores y lo más importante: brindar a los educandos una verdadera información, no disfrazada de facilismos, ni frases hechas (Escuché a mi madre exclamar un día que lo mejor que puede hacer un profesor es enseñar a aprender a sus estudiantes)

En estos momentos, en Cuba, la educación superior se traza nuevas metas. Alcanzar la excelencia en todos los egresados de las universidades y propiciar el desarrollo del país en esferas tan dolidas como el sector agropecuario, la industria y el magisterio son algunos de los principales objetivos de este organismo.

Los muchachos de la UCLV y los de la UMCC van conformando LJC...hasta ahora.

Por Lisandra Durán Gutiérrez.

Siempre que comienza un proyecto queda la duda de si perdura. Éxito que depende, más que de las intenciones de sus creadores, ya sean nobles o no, de la  pertinencia. Claro, decir que este es el único requisito sería simplista de mi parte, pero a mi modo de ver es el más importante para que un proyecto se consolide, por lo menos en Cuba. Un país donde tanto se aboga por la eficiencia y por hacer todo cuanto podamos con lo que tenemos. Me vienen a la mente ahora las sabias palabras de un campesino del Escambray,…no es tener todo lo que se quiere sino querer todo lo que se tiene, concepto que he incorporado a mi vida.

Mi barrio de Versalles

Por Eduardo.

Este artículo reúne ciertas ideas que ya he manejado en algunas intervenciones mías en la blogosfera. Me las motivó un artículo de mi amigo Tatu en La Joven Cuba, el cual abordaba una solicitud al Congreso de los EEUU de uno de los más connotados especímenes de la Mafiade Miami; el Congresista Mario Díaz Balart. Esta medida infame está destinada a retrotraer al estado en que se encontraban durante la fatídica “Era Bush”, la posibilidad de viajar a Cuba, y de enviar remesas a familiares en la isla. (https://jovencuba.com/2011/06/29/rechaza-cuba-energicamente-informe-del-departamento-de-estado-de-ee-uu/)

Los alabarderos de la contrarrevolución cubana y la prensa reaccionaria, sobrevaloran tanto el envío de las remesas familiares a Cuba, que cualquiera pensaría que este país sobrevive gracias a ellas, y que el cubano que no tenga familiares en los Estados Unidos, vive una vida plagada de miserias y calamidades. No se puede desconocer que muchas familias cubanas se benefician de ellas, pero en cierta medida las llevadas y traídas remesas, que no son un componente esencial en nuestra economía, desestimulan nuestra productividad del trabajo.

Un artículo de Fernando Ravsberg en su blog “Cartas desde Cuba” de la BBC, indica varias ideas básicas: (http://www.bbc.co.uk/blogs/mundo/cartas_desde_cuba/2010/11/con_veintiocho_centavos.html)

  1. De acuerdo a Manuel Orozco, especialista en remesas de Diálogo Interamericano (DI), un tanque pensante con sede en Washington, el valor de las remesas hacia Cuba oscila entre los US$ 830 y US$ 985 millones al año.
  2. Coincide en tal sentido con el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola dela Organizaciónde Naciones Unidas y con el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo. Ambos sitúan las remesas en los US$ 983 millones.
  3. Es difícil encontrar cubanos, de acuerdo al periodista, a los que les envíen más de US$100 al mes.
  4. Si así fuera el caso, y Cuba recibiera anualmente 1000 millones en remesas anualmente, suponiendo que el 80% de los cubanos reciba remesas, resulta que a cada uno le tocarían alrededor de US $0,28 diarios.
  5. Se puede asegurar que la vida en Cuba no es tan barata como para poder comer, vestirse y pagar la electricidad con la cuarta parte de un dólar al día. ¡Y hay optimistas que suponen que les sobra dinero para vacacionar en hoteles de 5 estrellas!
  6. Se compara con los envíos de remesas desde la comunidad cubana en el exterior, con los envíos de los emigrados de El Salvador, un país con la mitad de los habitantes de Cuba, solo en enero del 2010 se recibieron US$236 millones en el país centroamericano, lo que significa que esa comunidad envía anualmente a sus familias casi 3 veces más que los cubanos.
  7. El millón de emigrados, apenas envía la cuarta parte de lo que se obtiene por el trabajo en el extranjero de los 50.000 cooperantes cubanos empleados del Estado Cubano.

Carlos M. Serpa Maceira

Por Eduardo

Todavía impactado por las revelaciones de este fin de semana de los agentes de la Seguridad del Estado Cubana, Carlos Serpa Maceira y Moisés Rodríguez, en las cuales ponen de manifiesto la esencia mercenaria de la llamada “oposición cubana”; al llegar a la UMCC, acudo a Google en busca de las repercusiones del documental “Peones del Imperio”, y cual no sería mi sorpresa; bueno si es que ya algo podría sorprenderme en cuestiones de la manipulación mediática en contra de la Revolución Cubana, al leer varias de las notas de prensa acerca del suceso noticioso. Como es costumbre en estos tiempos, no encuentro otra cosa que no sean noticias clonadas de los cables emitidos por las agencias de prensa internacionales de desinformación.

Sobre todo, haciendo énfasis en las declaraciones de Laura Pollán, en las cuales refiere su deseo de continuar manteniendo la lucha (evidente sinónimo de negocio), y que la acción del Agente Emilio, no va a poder con ellas. Eso yo no lo dudo, porque como se sabe en este verde caimán, el gobierno yanqui no tiene mucho de donde escoger, así que como se dice en buen cubano, “están obligaos a carabina” en este juego de cubilete, donde les acaban de sonar un perendengue (para los no parlantes en la variante cubana del español de las Antillas, es una carabina de ases de oro, o lo que es lo mismo, el tiro de dados que saca al contrario de juego).

Tomado de http://lapolillacubana.blogcip.cu

Por Eduardo

Estimado Eloy:

Ayer en la tarde, sostuve con usted un debate prolongado. Estaba muy agotado porque hemos estado sometidos a un trabajo intenso en esta semana, y como no dispongo de todo el tiempo del mundo, decidí retomar una idea que aplicaba muy a menudo en los inicios de la creación de la Joven Cuba. Esta consistía en que de algún comentario dirigido a mi persona, extraía algunas ideas que deseaba comentar, para de esta manera exponer mis puntos de vista. De cualquier manera su intervención es bastante extensa, por lo que no puedo, aunque quisiera, y le juro que yo así lo desearía, responder solo las que me parecen más dignas de respuesta. Hago solo, como siempre alusiones a mi persona, cuando no me quede más remedio que refutar algunas acusaciones que si bien son infundadas, lo son en virtud de los prejuicios establecidos por la maquinaria mediática al servicio del imperialismo, y uno de cuyos objetivos es la destrucción de la Revolución Cubana a lo largo de todos estos años.

Por Eduardo

Desde hace veinte años, todos los 7 de diciembre realizo con un grupo numeroso de matanceros una larga caminata, que parte desde la Plaza de la Libertad, hasta nuestro Cementerio de San Carlos. Es mi manera de rendir homenaje, al Titán, a Panchito, y a nuestros hermanos caídos en tierras africanas. Hoy 7 de Diciembre, se conmemora el 114 Aniversario, de la caída en combate del Lugarteniente General del Ejército Libertador de Cuba, Antonio Maceo, su ayudante el Capitán Francisco Gómez Toro, y el 21 Aniversario de la Operación Tributo, donde en la tierra sagrada de la Patria depositamos los restos de los combatientes fallecidos en el cumplimiento de gloriosas misiones, en las cuales no solo se luchó por la autodeterminación de esos países hermanos, fundamentalmente Angola, sino que se logró la independencia de Namibia, y el golpe de gracia al ejército racista de la Sudáfrica del Apartheid.

Por Eduardo

A todo hombre se le enseña en la vida a no hablar de si mismo más de lo que sea necesario. Sin embargo todo hombre tiene el derecho de hacer valer su verdad en descargo de su honor y sus principios. Es evidente que algunos del bando contrarrevolucionario que visita La Joven Cuba me perciben como el enemigo a derrotar. Un comunista de línea dura me llaman, otros me tildan de demagogo, otros insisten en mi supuesto inmovilismo, y casi ninguno entiende porque a pesar de mis supuestas desventajas en el orden material, insisto en defender tanto el sistema social en el que nací y al cual le debo todo lo que soy. Acabo de leer un comentario que me invita a leer historia de Cuba, y no me ha quedado más remedio que esbozar una sonrisa.