Documentos recientemente desclasificados bajo la Ley de Acceso a la Información (FOIA, por sus siglas en inglés), evidencian que la USAID ha invertido más de 2.3 millones de dólares para diseminar propaganda sucia contra Cuba y financiar periodistas dentro de la isla desde el año 1999

Documentos recientemente desclasificados bajo la Ley de Acceso a la Información (FOIA, por sus siglas en inglés), evidencian que la USAID ha invertido más de $2.3 millones de dólares para diseminar propaganda sucia contra Cuba y financiar periodistas dentro de la isla desde el año 1999.

Los documentos, que incluyen contratos originales entre la USAID y la organización CubaNet, demuestran un patrón de financiamiento que aumentaba y se intensificaba cada año en su esfuerzo de promover información distorcionada sobre Cuba, todo con la intención de provocar una ”transición a la democracia”, o un ”cambio de régimen”, en la isla caribeña.