Por: Osmany Sánchez

El presente y el futuro de la Revolución cubana están en sus jóvenes, de ahí que la esperanza es que nosotros nos decepcionemos y optemos por la emigración o por la apatía que irremediablemente destruiría nuestro sistema social lo que constituye el sueño de algunos desde hace más de 50 años.

Yo pudiera hablar aquí de las muchas razones que tengo para continuar confiando y defendiendo la construcción del socialismo en Cuba pero me voy a limitar a una de ellas.

A algunos les llamará la atención pero sí, yo “cargo mis pilas” cada vez que leo lo que escriben los supuestos patriotas que bajo el manto de “disidentes” o “independientes” pretenden “liberar” a Cuba.

Hace poco uno de estos personajes