Tomado de KaosenlaredPor Tatu
En una entrevista concedida el 16 de marzo de 2010, Laura Pollán la mercenaria líder de las “Damas de Banco”, plantea que la muerte del delincuente común, Orlando Zapata, convertido en disidente por obra y gracia de los medios de comunicación, la ha desestabilizado emocionalmente, y que él fue consecuente “con los ideales por los cuales luchó y se inmoló”, agrega además que lo único que pedía eran buenas condiciones carcelarias, que lo del celular, la cocina y el televisor, son inventos de la “prensa oficial”. Según lo que plantea esta señora, como decimos en Cuba, no juega la lista con el billete, en este caso él no se inmoló por la libertad de cuba, ni por los derechos humanos de los demás prisioneros, ni por los ideales, sólo pensaba en vivir mejor en la cárcel, donde en definitiva se sentía como en casa, teniendo en cuenta la cantidad de delitos comunes por los que había estado detenido.