El largo viaje de la burocracia a los nuevos ricos…

La subida de salarios en Cuba. Demasiado ha durado ya esta situación calamitosa.

La increíble historia de mis primeros 415 pesos

Si no crecemos no podremos distribuir más y no habrá desarrollo posible

En economía, suele decirse que el salario es el precio del trabajo, o el precio de la fuerza de trabajo, según la escuela de pensamiento que se trate. Aquí eso no va a ser relevante. Lo que sí va a ser relevante es el monto de ese precio que se fijará para ser cobrado a las empresas extranjeras que quieran contratar a nuestros trabajadores, en especial la mano de obra calificada.

Por: Guillermo L. Andrés Alpízar Estimados Roberto y Harold: En su trabajo “¿Regalar profesionales bien formados?” el otro […]

estudiantes-alma-mater

Por: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu) En Twitter: @JimmydeCuba

Un compañero de trabajo me mira con cara triste y me dice que está “embarca´o”, que empieza septiembre como Jefe de Departamento. Otro pide la baja para salir por tres años a un contrato de trabajo. Dos ejemplos de la realidad de los profesores universitarios. El primero muestra las contradicciones que se viven en Cuba, donde una promoción es vista como un “embarque” en lugar de una aspiración. El segundo es un profesor que se aleja de su familia durante tres años para poder resolver sus problemas económicos.

La realidad es que muchas veces los cargos no están en manos de los más capacitados sino de los que asumen por responsabilidad partidista o por amistad.

Desde la apertura migratoria son muchos los docentes que han abandonado las aulas universitarias y si el éxodo de profesores afecta a la educación superior, el hecho de que muchos de ellos sean doctores lo hace más grave. Son muchas las deudas acumuladas durante años en este sector y otras que se añaden en los últimos tiempos.

Sobre el éxodo de profesores hay un dato que me parece importante resaltar. El sector de educación es una fuente de dirigentes y si eso pudiera considerarse un reconocimiento a la preparación de esta fuerza laboral y su prestigio, no lo es cuando esos profesores convertidos en dirigentes, no regresan luego al magisterio.

La profesión de educador en Cuba se realiza por amor, no por incentivos económicos, por eso hay que tener mucho tacto al tomar ciertas decisiones. Si eliminar las cartas para la adquisición de carros, tuvo un costo político enorme, más daño hizo la explicación de las razones que lo motivaron. Si un profesor universitario vende su carro para poder comprar una casa y dejar de vivir con sus suegros -a veces varias generaciones en una casa- qué daño puede hacer eso a nuestro proyecto social.

Debieron preguntarse por qué un profesor universitario se ve obligado a vender su carro, algo tan ansiado para cualquier persona.

salario-minimo

Por: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu)

En esa necesidad de buscar respuesta a mis preocupaciones y dudas  sobre los ingresos de los trabajadores en Cuba, me tropecé con un artículo muy interesante sobre la problemática del sistema salarial en Cuba. Escrito por el Dr. Sc. Lázaro González Rodríguez y el Ingeniero Yaisel Pérez Romero.

El artículo surge a partir de que llega a manos del autor un documento denominado plataforma organizativa dirigida al grupo de empresas donde se realizarán un conjunto de experimentos. Dentro de los 61 aspectos que se propone introducir aparecen dos alternativas (no excluyentes) para dar solución a la problemática salarial. Según el autor:  “Dichas opciones carecen de todo fundamento, son superficiales y demuestran fehacientemente el desconocimiento del tema salarial. Ninguna resuelve en lo mas mínimo el problema en esta esfera, lo que hace es complicarlo más… El documento carece de profesionalidad es vago e impreciso en sus objetivos y realización, falto de fundamentación técnica y, por demás, de organizativo no tiene nada…

Por lo extenso del texto y escrito con un lenguaje academicista me tomé la libertad de hacer un extracto del mismo. Tomando del artículo original los elementos fundamentales y a su vez que sean de fácil entendimiento para las personas que no son conocedores de términos económicos. Que sirva el mismo para que los trabajadores cubanos dominen a cabalidad cada una de estos elementos que puedan resultarles complejos y de esta forma tengan así más argumentos para poder defender sus derechos.

I. Introducción.

Fortalecer al Estado, entre otras cuestiones, no significa: anular la individualidad de las personas, obstaculizar la diversidad en los distintos aspectos de la vida, estatalizarlo todo, uniformar el pensamiento, centralizar todas las decisiones, establecer prohibiciones contra natura. Fortalecer el Estado significa: garantizar, sobre bases sustentables, la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de la población de forma tal que esta logre el “buen vivir” y se constate la superioridad del modelo socialista al que pretendemos llegar frente al capitalismo y lograr el máximo de empoderamiento de los ciudadanos.

Estar de acuerdo de manera general con los lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba no implica, en modo alguno, aceptar siempre la forma en que se pretende instrumentarlos. Este es el caso de la solución que se propone dar a la problemática salarial existente en el país.

Es sumamente preocupante que un problema como el salarial de enorme relevancia política, económica y social a dos años de la celebración del VI Congreso del Partido – tiempo más que suficiente – no se haya revisado a fondo sobre bases técnicas debidamente consensuadas y no se cuente con un programa público sobre su contenido y aplicación a fin de dar cumplimiento al Lineamiento 171 de dicho evento que establece:

“Incrementar los salarios de manera gradual dirigidos inicialmente a las actividades con resultados más eficientes y a la labor de aquellos trabajadores que aportan beneficios de particular impacto económico y social”.