«Nadie vive más esclavizado que aquéllos quienes falsamente creen ser libres.»
Johann Wolfgang von Goethe

Por: Roberto G. Peralo

Suplantando la mala calidad de las ofertas cinematográfica de esta época, he tenido que ir buscando otras fuentes de esparcimiento en mis pocos tiempos libres. Hace unos días llegó a mis manos a través de los “circuitos de estrenos en Cuba”, que son mucho más rápidos y eficientes que los de Hollywood, algo que agradecerle al bloqueo, un documental titulado “Zeitgeist.Addendum”.

El mismo nos cuenta de forma muy didáctica y comprensible el complejo laberinto de las finanzas norteamericanas. ¿cuál es el mecanismo que está detrás de la creación del dólar? ¿cuál fue la causa de la crisis financiera actual? ¿cómo Estados Unidos resuelve los problemas de su crisis económicas? Son preguntas que sin pretender presentártelo como la verdad absoluta si te da una visión más objetiva de lo perverso que es el sistema de economía de mercado.

El documental nos explica que cuando el gobierno de los EEUU decide que necesita dinero. Llama ala Reserva Federal(FED) y solicita, un ejemplo, 10 billones de dólares. La FEDresponde comprando bonos del gobierno por ese valor. Así que el gobierno toma unos trozos de papel, los pinta con aspecto oficial, y los llama bonos del tesoro. Entonces les asignan un valor a estos bonos de 10 billones de dólares y se los envía ala FED. A su vez,la FED produce también un montón de trozos de papel. Sólo que esta vez, les llaman billetes dela Reserva Federal. Dándole también a su papel un valor de 10 billones de dólares.

El Che en pleno trabajo voluntario...

Por: Ernesto Che Guevara*

A modo de introducción:

Muchos sentirán sincera extrañeza ante este cúmulo de razones nuevas y diferentes, otros se sentirán heridos y habrá quienes vean en todo estos artículos sólo una rabiosa posición anticomunista disfrazada de argumentación teórica. Pero muchos (lo esperamos sinceramente) sentirán el halito de nuevas ideas y verán expresadas sus razones, hasta ahora inconexas, inorgánicas, en un todo más o menos vertebrado.

A ese grupo de hombres va dirigido fundamentalmente estos artículos (“que gracias a la colaboración del Blog La Joven Cuba han compilado para compartirlo y debatirlo con nuestros lectores”**), también a la multitud de estudiantes cubanos que tienen que pasar por el doloroso proceso de aprender «verdades eternas” en las publicaciones que vienen, sobre todo, dela URSS y observar cómo nuestra actitud y los repetidos planteamientos de nuestros dirigentes se dan de patadas con lo que leen en los texto.

A los que nos miren con desconfianza basados en la estimación y lealtad que experimentan respecto a los países socialistas, les hacemos una sola advertencia: la confirmación de Marx, asentada en las primeras páginas de El Capital, sobre la   incapacidad de la ciencia burguesa para criticarse a si misma, utilizando en su lugar la apologética, puede aplicarse hoy, desgraciadamente, a la ciencia económica marxista…