Ante la imperiosa necesidad de garantizar el sustento familiar diario, muchos trabajadores respondieron de manera desesperada buscando otras vías para aumentar su salario real…

Algo está cambiando, para bien, en la gobernabilidad cubana

Este mapa publicado en howmuch.net ofrece una perspectiva fascinante sobre la economía mundial. El mapa representa a cada […]

economía en problemasPor: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu) (@RobertoPeralo)

Al evaluar los resultados del primer semestre en los principales indicadores de la economía cubana, el indicador más preocupante es el 0,6% de crecimiento del PIB. Las proyecciones al concluir este año 2014 no sobrepasarán el 1,4%. Cuando se revisa este indicador en los últimos años vemos una tendencia a la desaceleración: 2012 con un crecimiento de un 3,0% y el 2013 con un 2,3%.

Según el ministro de Economía, Adel Yzquierdo, identificó que las causas de ese decrecimiento: no se logran los ingresos externos planificados, la presencia de condiciones climáticas adversas y las insuficiencias internas de la economía.

Si se quiere hacer un análisis objetivo sobre la deficiencias de la economía cubana hay que partir de la situación tan compleja a la que se tienen que enfrentar las finanzas externas. El diario Le Fígaro  anunció que otros cinco bancos de Europa están bajo amenaza de sanciones de Estados Unidos por hacer negocios con Cuba, (las francesas Société Géneral y Crédit Agricole, a la italiana UniCredit y a las alemanas Deutsche Bank y Commerzbank).

El portavoz del Deutsche Bank, Michael Golden expresó al diario: “Estados Unidos avanza país por país, y después de Francia le tocará a Alemania e Italia”, confirmó que esa entidad “ha recibido solicitudes de información de las agencias de regulación” de EEUU. Informaciones como estas permiten analizar la magnitud de la guerra que está enfrentando la economía cubana.

El bloqueo económico junto a las adversidades climáticas son problemáticas que tenemos que adaptarnos a vivir con ellas cómo limitaciones inherentes. A lo que hay que dedicar análisis, debates, cuestionamientos y disentir, es a las insuficiencias internas de la economía cubana. Esa es la variable que podemos transformar.

Para contribuir al debate

En mi modesta opinión las principales causas que han provocado que no se incumplieran las proyecciones de crecimientos expuestas en el VI Congreso del Partido ocurriendo todo lo contrario- un decrecimiento- son debido a:

  1. La demora en eliminar la dualidad monetaria y establecer una sola tasa de cambio para el peso cubano.
  2. Retrasar más de un año la aprobación de la ley de inversión extranjera.
  3. La demora de la puesta en funcionamiento regulaciones para la autogestión empresarial.
  4. La prolongación hasta diciembre del 2016 de la extensión del experimento de dotar a las administraciones de los gobiernos municipales de autonomías económicas.

Estas insuficiencias nada tienen que ver con el bloqueo.

Por: Esteban Morales
Existen asuntos en los que la nueva ley mencionada, nos puede crear dificultades, si antes de ponerla en práctica no se hacen algunos ajustes.
Nosotros hemos tenido muchas dificultades con las inversiones internas. Por lo que no debería ser ese el contexto dentro del cual acometiéramos un proceso de nuevo impulso a las inversiones extranjeras.
Tal vez, hubiera valido la pena, demorarnos un poco y formular una Ley General de Inversiones y dentro de ella un capítulo para las Inversiones Extranjeras. Yendo de lo más general a lo particular. Generando así el contexto sistémico dentro del cual se debería mover la inversión extranjera en el país. Porque ahora, ¿cómo aislar Mariel de todos los problemas que tenemos con el proceso inversionista interno? A una pregunta mía, el Co. Ministro Murillo respondió que esa Ley General de Inversiones, estaba en proceso de redacción. Ojala no demore mucho, porque en medio del proceso de Reestructuración para lograr El Nuevo Modelo Económico, creo nos hace falta poder siempre mirar todo en sistema.
Otro asunto que guarda mucha relación con la nueva ley, a nuestro entender, es que hemos declarado que necesitamos entre 2000 y 2500 millones de dólares para estimular el desarrollo de la economía, haciendo crecer el PIB. Ese dinero se podría obtener del ahorro interno, pero este resulta muy insuficiente; o de los préstamos bancarios, con los cuales tenemos muchas dificultades debido al bloqueo financiero de Estados Unidos, razones por las cuales se necesitan con urgencia las inversiones extranjeras.
Sin embargo, ello se contradice con dos aspectos del problema de lo que pudiéramos llamar la recaudación de capital: uno, es la tendencia a negar la posibilidad de que alguien tenga dinero en Cuba para participar en el proceso inversionista. Se niega que haya cierto capital cubano (Cuidado que ETECSA se ha llevado una sorpresa). Negándole al cubano la posibilidad de invertir , y lo segundo, aceptar el dinero de las remesas solo para que este se convierta en empresas pequeñas y tal vez medianas, haciendo además, proliferar la quincallería, el pequeño comercio, los servicios gastronómicos , los pequeños negocios, la compra de carros y casas y el cuentapropismo en general.
Entonces, yo me pregunto ¿dejando que los cubanos inviertan, no podríamos acumular, aunque de a poco, capitales pequeños y medianos, que podrían vincularse al proceso inversionista, junto a la inversión extranjera? ¿Porque desperdiciar esa posibilidad? Además, ¿Cuál es la concepción que subyace tras la medida de impedir que los nacionales inviertan? Mientras estamos ofreciendo al capital extranjero parte de la riqueza nacional? Esto último parece venir de la misma mentalidad que hasta hace un tiempo, impedía que los cubanos fueran a los hoteles del turismo extranjero, tuvieran celulares y vendieran sus carros. Cuando todas estas medidas fueron levantadas, se produjo un resultado que podemos considerarlo como beneficioso. Más de 600,000 cubanos del patio han gastado dentro del turismo en moneda extranjera.

Por: Humberto Herrera Carlés. El desarrollo humano requiere sustentabilidad económica En el nuevo Informe sobre Desarrollo Humano que […]

lachispadelhumor.blogia

Por: Guillermo

 

 El tema de la crisis económica ha sido recurrente en las publicaciones de La Joven Cuba, lo que me ha motivado a exponer algunas ideas esenciales respecto al tema. Es difícil escribir estas líneas, considerando que la crisis es quizás el fenómeno más complejo que atraviesa el capitalismo, pero por lo menos intentaré abordar algunas de sus facetas.

Desde sus propios inicios, los teóricos burgueses han tratado de buscar las causas de la crisis y  las posibles alternativas para su solución. Al calor de los acontecimientos se ha reavivado el debate entre neoliberales y neokeynesianos (el pensamiento de moda). Los primeros intentando defender la poca credibilidad que le queda al modelo basado en la desregulación, y los segundos intentando establecer diversas medidas  regulatorias que frenen un poco los excesos del capitalismo. Ambos, incapaces de comprender que las causas de la crisis están en las leyes económicas objetivas del sistema que se empeñan en defender.