Tomado de http://www.eluniversal.com

Por Baro
Qué fácil resulta volverse “famoso”, “culto”, “importante”, e incluso “disidente” cuando posees la cualidad de ser enemigo de la Revolución Cubana, y un poco más allá, amigo de sus enemigos. Creo que sin abundar mucho más ese es el caso de Oswaldo Payá Sardiñas, aunque creo que debo sumarle también grandes dotes de “líder” a este señor.
Este individuo que dice ser el líder del Movimiento Cristiano de Liberación, organización que utiliza para intentar lograr una supuesta y pacífica “transición democrática” se caracteriza, según los medios de comunicación internacionales, por no querer tener vínculos con el gobierno de los Estados Unidos (no aceptar ayuda económica), e incluso dice que los grupos poderosos de Miami lo atacan porque su propuesta de transición (Proyecto Varela) no tiene un contenido neoliberal.