Como eternos rebeldes, siempre que podamos romper cualquier tipo de censura lo haremos, aunque sea la nuestra.

Por: Harold Cárdenas Lema

Siguiendo el espíritu de la época y como un gesto de buena voluntad, los administradores de La Joven Cuba hemos decidido eliminar las restricciones de acceso a comentarios, que por violaciones del código de ética han tenido algunos de los lectores de LJC.

A partir de hoy todo aquel que ha sido baneado en el pasado podrá acceder como la primera vez y será bienvenido en los debates, siempre respetando la educación y las normas de conducta elementales que deben mantenerse en cualquier comunicación a través de las redes sociales.

Trataremos también de que la menor cantidad posible de comentarios que contengan enlaces a otras páginas webs o videos, pasen a moderación, para respetar así el orden lógico del debate. Muchos de los comentarios que pasan a moderación lo hacen por contener frases o palabras completamente inocentes, y no es hasta que uno de nosotros tiene la oportunidad de aprobarlo, que sale en el blog de forma visible, casi siempre cuando ese tópico ya se terminó, estamos combatiendo esto.

Tomado de http://api.ning.com/

Por Josep Calvet

El contendido de este artículo no es nuevo, porque hace algo más de un mes, lo fui dando a conocer a través de varios comentarios en el blog Tomar la Palabra con ocasión de una bronca que tuve con una persona. Dado que fui aportando comentarios, alguna persona llegó a decir que por qué no expresaba mis quejas y mi mala experiencia en otros blogs escribiendo un post. No lo hice porque imagino que hay cientos de temas mucho más interesantes, pero hoy parece que ha llegado el momento de decir algo.

El tema principal del artículo es cómo se debate en los blogs, qué normas escritas o no escritas existen y qué grado de cumplimiento tienen esas reglas del juego.