la joven Cuba en el Encuentro de Blogueros cubanos
La Joven Cuba en el Encuentro de Blogueros cubanos

Por: Roberto G. Peralo

Cuando logramos el apoyo necesario en cuanto a recursos,  para poder realizar el encuentro de blogueros que hace rato veníamos soñando; no encontré un espacio de tiempo para poder reflexionar sobre todo lo que estaba pasando. Tanto ha sido mi frustración que ni en el encuentro tuve sosiego de dar mis puntos de vista sobre las diferentes temas que allí se discutieron.

Cuando concluyó el encuentro comenzaron a proliferar un ajiaco de sentimientos. El que predominó por encima de todos fue la insatisfacción. Nunca pensé que fuera a sentirme tan insatisfecho después de tanto esfuerzo. La mayoría de los participantes nos elogiaron por todo lo allí ocurrido. También existieron alguna que otra observación que siempre agradeceremos, pero en nada aquellos reconocimientos recibidos aliviaban mi descontento.

Releyendo las ponencias y las relatorías observando las fotos y los videos que son fáciles de encontrar en Youtube. Como me hubiera gustado haber visto en esa sala además de las presentes otras caras. Escuchar sus opiniones divergentes o no. La mayoría de los blogueros cubanos

Por: Roberto G. Peralo

Leyendo nuestro siempre criticado periódico Granma. Me encuentro una noticia que me llama la atención. Se trata sobre los servicios que presta la Empresa de Revisión Técnica Automotor del Ministerio de Transporte, conocida antes como FICAV (Fondo para la Inversión, Conservación y Administración de Vías).

Artículo de la periodista Maylin Guerrero Ocaña donde nos cuenta diversas irregularidades que denuncian los chóferes de la Habana sobre las inspecciones que son necesarias realizar a los vehículos para poder circular. Donde están obligados a pagar sumas de hasta  $ 40,00 c.u.c (pesos convertibles equivalente del dólar en pesos cubanos) en formas de soborno para que sus equipos pasen la inspección.

Esto es un hecho de corrupción muy peligroso. No solo tiene que ver con dinero mal habido sino que pone en riesgo la vida de muchas personas, como bien se explica en el artículo. Así que me dediqué a buscar más información de lo que ocurría con este servicio en la ciudad de Matanzas.

Me fue muy interesante conocer que ocurre lo mismo que denuncia Maylin en su artículo pero con características específicas de nuestro territorio. El costo del soborno es de $ 60.00 c.u.c. algunos chóferes me contaron que preferían ir a La Habana a pasar la inspección porque era más barato el soborno.

“Cuando llegas a la puerta del establecimiento, me cuenta un chofer, si no tienes el turno le pagas $ 10.00 c.u.c al custodio de la puerta este rápidamente sin más gestión te cuela en la lista. Esta es la forma