miguel diaz canel

Poco, tarde y enredado

El lenguaje de los dirigentes recuerda un poco a una suerte de neolengua cantinflesca de la que se dificulta aprehender el núcleo central de cada frase o medida y, para colmo, saturada de triunfalismo.

Leer más

Morir de risa

En lugar de morir de risa, las bromas de nuestros políticos, exuberantes, desinhibidas, desternillantes, lo único que nos provocan, desde hace demasiado tiempo, es puro llanto.

Leer más

Oportunidades

No podemos perder oportunidades, lo más importante es hacerse la idea de que consumiremos una golosina gélida como el hielo ártico, no importa los tiempos durofríos que corren

Leer más

Principio y final de una verde mañana

Entrampada en su propia y extraordinaria burocracia, somos hoy una nación endeudada de principio a fin, ineficaz y dependiente. La Revolución no existe, y no por culpa de Estados Unidos, sino de ustedes que acabaron con ella.

Leer más