Por Osmany Sánchez

 

Desde el inicio de La Joven Cuba uno de los temas más polémicos ha sido la respuesta que se le ha dado a las marchas de los mercenarios de la SINA por los barrios de La Habana. He dicho lo que pienso en los comentarios pero ahora quiero dar mi opinión de esta forma. Aclaro que no empleo el término mercenario en tono despectivo, lo hago porque son un grupo de personas que como se ha probado en reiteradas ocasiones, reciben dinero y recursos de una potencia extranjera para actuar contra su propio país y eso es mercenarismo.

Algunos “ingenuos” nos piden que permitamos que las llamadas Damas de Blanco hagan sus caminatas por toda La Habana porque sino le estaremos dando un pretexto a los enemigos para que nos acusen de intolerancia y de no respetar el criterio de los demás. ¿Por qué no lo permitimos entonces?

Por Tatu

La actual campaña mediática contra Cuba, hace énfasis en las constantes violaciones de los derechos humanos y del creciente número de «luchadores pacíficos» que son reprimidos por la policía cubana.

Ya se demostró, y por palabras del jefe de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en la Habana que eso  un fraude: http://jovencuba.com/2010/05/17/a-confesion-de-partes-relevo-de-pruebas/ sin embargo aún algunos insisten en querer demostrar que sí que la mayoría del pueblo cubano se opone a la Revolución e incluso acusaron al jefe de la SINA de estar equivocado, por eso ahora le mostramos una selección de entrevistas realizadas por los periodistas Hernando Calvo y Katlijn Declercq para el libro ¿Disidentes o mercenarios?

Este no es el tipo de libros que tolera la libertad de prensa de Miami, así que por si acaso, les aconsejo que lo descarguen desde: http://www.lajiribilla.co.cu/pdf/librodisid.html

celtiberia.net

Por Tatu

Los grandes medios de comunicación hablan constantemente de los luchadores por los derechos humanos en Cuba y se refieren a ellos como un sacrificado grupo de luchadores que a riesgo de su propia vida, ponen al descubierto las violaciones cometidas en la isla contra los derechos humanos. Estos luchadores hablan todos los días en las emisoras que desde los Estados Unidos dedican miles de horas semanales a la subversión contra Cuba, y sus informes son reproducidos en todo el mundo sin que exista la más mínima verificación sobre su veracidad.

¿Quiénes son esos luchadores? ¿Cuántos son? ¿Son fuentes creíbles?

La respuesta a esas interrogantes está en un informe “Top Secret” que envió en el año 1994, el Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), Joseph Sullivan al Departamento de Estado, al Immigration and Naturalization Service (INS), y la CIA, clasificado bajo referencia H 18422 693-4, concerniente a la “Situación actual del programa para los refugiados cubanos”.