Como todos los domingos, algo para relajarse.

Dos tíos están pescando tranquilamente tomándose unas cervecitas.

Casi imperceptiblemente, y para no asustar a los peces, dice Manolo:

-«me voy a divorciar de mi mujer; lleva más de dos meses sin hablar conmigo»
Luis,  sigue bebiendo su cervecita y serenamente dice….
-«piénsatelo bien Manuel,  mujeres así son dificilísimas de encontrar»