Por Eduardo
Respuesta a un artículo de María Argelia Vizcaíno, supuesta Consultora Independiente, sobre temas de Cuba (la categoría de independiente la recibe todo el que ataca a la Revolución), donde alaba la educación y otros temas en Cuba durante el Gobierno de Batista y critica su situación en la actualidad. El artículo aparece en el sitio web www.mariaargeliavizcaino.com
Estimada señora María Argelia:s

Mi amigo Osmany me trasladó un correo que él le envió como respuesta a un artículo publicado por usted en un sitio de la red, que no me aclaró en su misiva, y que evidentemente manifiesta una cantidad de errores históricos tal, que pareciera que se está refiriendo a la historia de un país situado en algún planeta de alguna lejana galaxia, fuera de la Vía Láctea, y que evidentemente, por aquello de los mundos paralelos se llama Cuba, pero es a la Cuba real, como la materia a la antimateria. Es una Cuba Descartiana, que existe, porque algunas personas como usted, detrás de intereses muy mezquinos insisten en imaginarla. Para ahorrar mi precioso tiempo como decimos ahora en el verde Caimán, me montaré sobre su mensaje para desarmarlo en piezas. Osmany es veinte años más joven que yo, que tengo 46, que nací con nuestra Revolución, y conoce el capitalismo solo por referencias familiares, pero yo, que trabajé un año en África y algún tiempo en Alemania y otros países, lo conozco en sus dos variantes, la de los países explotados, expoliados y saqueados de nuestros países, ayer colonias, y hoy presa de las transnacionales, y el capitalismo del eufemísticamente llamado “Primer Mundo”, que no es otro que el de los países saqueadores de nuestros pueblos, contaminadores del medio en que viven, y asesinos de pueblos en nombre de su democracia. Los más de un millón de iraquíes muertos para que usted tenga gasolina en el tanque su auto claman justicia. Así que cargo como la caballería camagüeyana. Las citas suyas las enmarco en puntos suspensivos.