Vemos a Jorge Alí por televisión en la retransmisión de su programa “Punto G”, Reinaldo Miravalles está actualmente firmando una película en Cuba. Todo eso me parece excelente pero ¿Por qué es distinto con el deporte? ¿No son cubanos también los deportistas que están fuera de Cuba?
Estoy de acuerdo con que el país tenga una política respecto al deporte pero ¿Quién la traza? ¿A quién responde? ¿Con quién cuentan?

Por: Osmany Sánchez

Cuenta la historia que en cierto lugar había durante las 24 horas del día un soldado montando guardia sobre un banquito de madera. Era una posta de 24 horas y a nadie se le había ocurrido preguntarse el porqué de esa guardia. Cuando lo hicieron descubrieron que todo empezó cuando varios años antes el banquito fue pintado de blanco y se puso la guardia para que nadie se sentara. El tiempo pasó y la guardia también.

A veces creo que en Cuba sucede así en algunos tópicos. Se mantiene una actitud, se sostiene un punto de vista, se defiende una posición sin preguntarse las razones para hacerlo. Un ejemplo de lo que digo puede ser el tema del deporte.

No es la primera ocasión que abordo este tema. He dicho y sostengo que aunque en otras esferas hemos avanzado, en este, el deporte, nos hemos quedado detenidos en el tiempo.

El deporte debe convertirse en una forma más de aportar divisas al país. Lo hacemos con los médicos, otra área sensible, otro logro de la Revolución, entonces por qué no hacerlo con el deporte. Esto lo dije en la reunión de los lineamientos y no fui el único. Creo entonces que se debe escuchar más lo que opina el pueblo sobre este tema

radioangulo.cu
Los cambios que se realizan en Cuba responden a nuestra realidad.

Interesante artículo tomado de la revista Temas y que aborda el polémico tema del modelo económico a seguir en Cuba.

Julio A. Díaz Vázquez

Profesor Consultante. Centro de Investigaciones de la Economía Internacional.

jdv222002@yahoo.es

El Proyecto de lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución y la medular intervención del segundo secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro Ruz, en la clausura del VI Período ordinario de sesiones de la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (18/12/2010), han dado origen a los más disímiles criterios sobre el documento que discutió todo el pueblo cubano. En el ciberchancleteo que circula en el país; en comentarios generados en el exterior, unos bienes intencionados y otros no tanto, comentan y especulan sobre la pertinencia que pudieran tener, para Cuba, las experiencias de las políticas económicas de la Reforma y Apertura, en China; y la de Renovación, en Viet Nam.

 Acerca de la conveniencia de aprender o ilustrarse acerca de los cambios operados en esas economías en los últimos treinta años, considero —siempre abierto al debate— de utilidad e interés puntualizar lo siguiente:

 1) El derrumbe del socialismo en Europa del Este y la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas (URSS) enterró la concepción de un modelo típico socialista inspirado en generalidades teóricas de la experiencia soviética. China, entre 1953 y 1957 tomó prestadas algunas de las características ensayadas en la URSS. Entre 1958 y 1976 —excepto el interregno 1961-1965, llamado de reajustes, consolidación, completamiento y elevación— intentó crear otro modelo de socialismo. Primero impulsó las Comunas Populares; después desplegó la Revolución cultural. Entre 1978 y 2010, ha aplicado con reconocido éxito una política económica innovadora que catapulta al país a los primeros planos mundiales.

 2) Terminada la cruenta lucha de liberación nacional de más de treinta años, Viet Nam logró la reunificación del país en 1975. Se llevó a todo el territorio nacional el modelo de economía centralizada que rigió en el Norte; con la salvedad de que el presupuesto era financiado en cerca de 80% por la ayuda socialista y, en particular, de la URSS. El intento naufragó; dio paso a una situación crítica: las hambrunas costaron al país miles de vidas. Desde la segunda mitad de los años 80 fue introducida la política

La universidad cubana sale de la parálisis que sufrió durante años, aún así, falta mucho camino por recorrer.

Por: Jorge Gómez Barata (periodista cubano)

 A pesar del potencial de una entidad con más de 50 grandes centros, cientos de sedes, miles de profesores y más de medio millón de estudiantes; inmersa en los esfuerzos docentes y en su propia reorganización, retraída en la investigación y con una participación sesgada en los debates nacionales, regida por estructuras burocráticas (administrativas y académicas), la universidad cubana se integra con déficits a la realidad nacional; no parten de ella, en la medida de sus potencialidades y como  a lo largo de siglos fue tradicional, las ideas renovadoras que contribuyan al sostén científico que demanda el progreso social.

 Esta circunstancia se refleja en los Lineamientos aprobados por el VI Congreso del Partido cuyo texto no atribuye ningún protagonismo a la universidad, a pesar de ser la entidad que acumula la mayor calificación y cuenta con más profesionales dedicados a los estudios de: Economía, Derecho, Historia, Filosofía, Sociología y otras disciplinas sociales, y en cuyas aulas cientos de profesores explican Marxismo-Leninismo que incluso constituye una carrera. No me extrañaría que tomando nota de tal limitación, la próxima Conferencia del Partido subsane la carencia.

La intensidad y la variedad de las experiencias políticas por las que Cuba ha atravesado han condicionado la evolución de la enseñanza universitaria. Esas etapas son: la colonia (1728-1898), la ocupación militar norteamericana (1898-1901), el período republicano (1901-1959) y 52 años de socialismo en lo cual son visibles varios momentos.    

Al plan plan, y al vino vino...

Por: Arley Enrique Morell (estudiante de Periodismo en la Universidad Central de Las Villas)

Cumplir los planes de producción ha sido la garantía de “éxito” de la empresa socialista en Cuba. Sin embargo ello no garantiza el respiro de una economía aún por construir.

Los lineamientos de la política económica y social promueven la eficiencia y la eficacia de las empresas pero la manera de concebir la planificación frena las potencialidades productivas. Ojo, no apoyo la libre empresa que se desentiende de su país y acaba en crisis y barreras de pobreza infranqueables.

Creo en la pequeña empresa y mediana propiedad individual como sustento y progreso para la sociedad civil. Creo en la entidad estratégica (salud, educación, energía, etc.) en manos del Estado como garante de una propiedad necesariamente social, pero a su vez diversificada y rentable para ser motor del desarrollo y fomento de los poderes locales de conjunto con el sector privado nacional y foráneo.

Los jóvenes cubanos tienen una participación activa dentro de la vida política del país

Por: Osmany Sánchez

Cuba está cambiando, se nota en todas partes. Basta con caminar por sus calles para ver la diferencia entre lo que era hace apenas unos meses y lo que es ahora. Tengo un amigo, un excelente amigo, que me contaba el día de su graduación que escuchó a su papá decirle a otra persona: “Chico si no echan pa´tras las cosas, lo que se está haciendo está bien…”. Se había convertido en una broma diaria que él nos hiciera el cuento de las cosas que había dicho su papá la noche anterior, pues aunque su tema preferido era el problema de la leche, o la falta de la leche, el hombre culpaba al gobierno de cualquier cosa, desde un apagón hasta un golpe en un dedo. La transformación llegó cuando puso un punto de venta en el portal de su casa y ahora está contento con su “puestecito”.

En los últimos meses se han hecho realidad muchos de los principales reclamos de la población en las discusiones de los lineamientos. Primero se pusieron a la venta productos en gran formato para los trabajadores por cuenta propia y ahora se les bajaron los precios a algunos de ellos. Se permitió la compra y venta de casas y autos y ya se anunció que le queda poco al viejo y justo reclamo de que los cubanos puedan viajar a donde y cuando lo deseen.

A partir de las preocupaciones expresadas por el pueblo se detuvo el proceso de disponibilidad de la forma que estaba previsto y se continúan estudiando cómo implementar de la forma más justa el tema de la eliminación de la libreta de abastecimiento. Los primeros pasos están dados y se han liberado varios productos que antes se adquirían de forma normada. No he visto