Díaz-Canel abanderado de continuidad, muestra una dirección como carta abierta a construir sin perder principios ni convicciones; lo que está claro es que no todos comprenden igual a qué se refiere…

Los medios cubanos no hablan. Ahí está el problema grave…

La sociedad cubana, perdida en los caminos de aplaudir solo a jóvenes obedientes…

Confiar en los jóvenes y su capacidad de reconocer el camino

El cambio histórico lo hacen los jóvenes, no se nos intente convencer de otra cosa

Cuando soplamos los leños, vemos las llamas de la Revolución

Yo no soy militante, ni un cuadro destacado, ni diputado a la asamblea… pero no puedo desentenderme de la política

La emigración económica en Cuba también se lleva a los revolucionarios