Una serie de artículos seleccionados serán publicados en nuestro espacio digital, con copia directa a la dirección de los periódicos Granma y Juventud Rebelde sugiriendo su publicación

En Cuba tenemos productos de «lento movimiento» pero en cuestiones de economía los pensamientos son más lentos todavía.

4176-fotografia-gPor: Osmany Sánchez.  (jimmy@umcc.cu)

No se puede echar a andar un proceso social si los jóvenes no van al frente, sino asumen protagonismo. Es imposible, sin embargo, ser protagonista de un proyecto social si no se es capaz de resolver los problemas personales por sí mismos. El pasado 26 de octubre el periódico Juventud Rebelde en su sección “Acuse de recibo” publicó la carta de un padre desesperado por la situación de su hijo, inconforme por la ubicación laboral que recibió. Hay varios temas interesantes en la carta, como la integralidad por ejemplo, pero no es eso lo que nos ocupa ahora.

Me tildarían de extremista si como profesor, mandara a un estudiante universitario a venir con sus padres para discutir con ellos sus problemas de indisciplinas en el aula o sus malas notas. El propio estudiante me diría que él es mayor de edad y que es capaz de resolver sus problemas, pero la vida está demostrando otra cosa. Todos los años el rector tiene que

Por La Joven Cuba. Uno de los objetivos del blog La Joven Cuba desde su inicio fue crear […]

Por: Yusdel Meriño Almaguer

“El Presidente no dijo “es quizás la última oportunidad”, sino “ésta es la última oportunidad”. Cuando lo dijo hizo una apelación a muchos, a millones, pero particularmente a quienes nosotros representamos. Creo que nuestro deber más profundo y más grande es hacer el último esfuerzo para que nuestro tiempo no se pierda.”

Fueron las palabras de Eusebio Leal Historiador de la Ciudad de La Habana, en el encuentro con intelectuales y artistas el pasado 29 de diciembre de 2010 refiriéndose al histórico discurso del General Presidente, como él mismo le llama al compañero Raúl, el pasado 18 de diciembre ante el Parlamento Cubano.

Reiteradamente y en los últimos meses con más frecuencia a la redacción de los principales periódicos nacionales y en particular a las secciones que reflejan las quejas e inquietudes de la población como Acuse de recibo y Cartas a la Dirección, de Juventud Rebelde y Granma, respectivamente, llegan cientos de cartas que reflejan preocupaciones, indignación y

Por: Salim Lamrani

Los factores internos

Desde un punto de vista nacional varios factores –de los cuales una parte sustancial está en relación directa con el estado de sitio que impone Estados Unidos– han de ponerse de relieve tales como la burocracia, la corrupción a nivel intermediario –y a veces al más alto nivel– de la estructura estatal que engendra un reforzamiento del mercado paralelo, la falta de debate crítico, la débil productividad, la hipertrofia del sector público, la producción insuficiente de materias primas alimenticias, la descapitalización de la industria y de la infraestructura productiva, así como el envejecimiento de la población.

 La burocracia

La burocracia es un problema serio en Cuba y afecta sectores enteros de la sociedad. La prensa cubana, que durante mucho tiempo eludió el tema, ya no vacila en denunciar su indolencia, su ineficacia y sus desmanes. El principal diario del país, Granma, portavoz del Partido Comunista, ha estigmatizado con virulencia el peso de la burocracia y ha exhortado a

 

Campeones cubanos

Por: GUILLERMO RODRÍGUEZ ESTUDIANTE DE PERIODISMO

«Nosotros estamos en desventaja con respecto al resto de los atletas del mundo. Todos ellos tienen acceso a lo más avanzado del deporte en el orbe y nosotros no. Tenemos que prescindir de muchos implementos necesarios para nuestro entrenamiento, y aún así, nos imponemos en cuanto escenario pisamos. Somos atletas hechos a coraje, por eso nuestra victoria es más grande», declaró al diario Juventud Rebelde el campeón olímpico y recordista mundial de los 110 metros con vallas, Dayron Robles.

Ese es el sentir de todos los deportistas cubanos que han resistido durante 50 años el genocida e inhumano bloqueo económico y financiero, impuesto por el imperio más poderoso del planeta, hacia una isla de apenas 11 millones de habitantes.

Por Raúl Felipe Sosa
Hace unos días estuve leyendo un artículo muy interesante del periodista Jose Alejandro Rodríguez, titulado “Soltar amarras”, columnista consagrado del periódico Juventud Rebelde. En este artículo él expresaba su opinión sobre como el estancamiento de nuestra economía, los métodos arcaicos y la burocracia podían llevar a descalabro nuestro sistema social.
Como dije en un comentario me pareció que este tocaba aspectos muy sensibles y que ponía el dedo sobre la llaga en muchas cuestiones en las cuales no dejaba de tener razón. Ahora, pienso que si realmente queremos tocar aspectos que están afectando a nuestra sociedad, los cuales podríamos calificar como graves, estamos olvidando uno, en especial importante: la crisis de valores que devendrá muy probablemente en la pérdida de nuestra identidad cívica.