Nuestro Ejército Libertador

 

Por Eduardo.

Amigo Josep Calvet

Hoy me toca estar de guardia en la Universidad. Es algo que hago una vez al mes, y que aprovecho para trabajar, y últimamente para escribir en La joven Cuba. Ahora que son las 12.16 AM, ya estoy cansado de lidiar con los vendepatrias y lacayos, así que antes de cerrar transmisiones por hoy, voy dedicar unos minutos a responderte tus comentarios referidos a mis intervenciones en el Blog.

Siempre he querido intercambiar contigo, pero al final me enredo en el debate con los contras y nunca te respondo tus intervenciones. Es por ello que te respondo a través de un post, y como se trata de una carta abierta a un amigo, pediré a Joven Cuba que no se debata, porque es simplemente un gesto de agradecimiento a quien un día llegó a nuestro blog, como comentarista casual y ya forma parte de nuestro equipo. Aunque no seas miembro de la plantilla original, y creo que mis amigos no se digustarán por lo que te expreso, considera a este, también tu blog. Consideramos también, todos nosotros, muy valiosa tu ayuda, en este diario batallar porque la verdad sobre nuestra Patria, y su Revolución, rompa el muro de silencio, en ocasiones, de falacias y mentiras, de vez en cuando, y de odio y revanchismo, siempre, absolutamente siempre.