Por: Osmany Sánchez

Desde su surgimiento la Revolución cubana fue faro y guía para los que en cualquier lugar del mundo decidían tomar las armas para luchar contra los regímenes que oprimían sus pueblos. Cincuenta años después nuestro país continúa inspirando a jóvenes en todos los rincones del mundo.

En más de 20 meses y más de 100 combates y batallas nunca el Ejército Rebelde asesinó a un prisionero, política que permitió que los soldados del ejército de Batista se entregaran en masa, conscientes que se les respetaría la vida. En el libro “Misiones en Conflicto”, Piero Gleijeses nos narra cómo en Angola los combatientes enemigos buscaban las zonas donde combatían los cubanos para entregarse conociendo el respeto con que trataban a los prisioneros.

Nuestros enemigos se han empeñado en desacreditar a Cuba y a sus principales líderes históricos conscientes del peligro que representa nuestro ejemplo para sus intereses. Continuamente vemos cómo se refieren a los “miles y miles de muertos de la dictadura castrista”. ¿Quiénes son esos muertos? ¿Dónde están documentados? ¿Existen pruebas?

jornada.unam.mx

Por Tatu

Uno de los temas más tratados y manipulados por los enemigos de la Revolución es el de la emigración. Cada vez que se analiza este tema se dice que los cubanos huyen del país por estar en desacuerdo con el sistema socialista, o sea cuando una persona de otro país emigra, lo hace por problemas económicos, pero si es cubano, entonces en un emigrado político.
¿Cuánto hay de cierto en esto? ¿Es verdad que los cubanos son los que más emigran?