Por: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)  “No quisiera que las cosas tomen rumbo equivocado, y sepulten mis creencias, mis raíces, […]

Por: José Amesty colaboración para La Joven Cuba

Mujer… hermoso nombre, cargado de Esperanza… Camarada, hermana, amiga y compañera… 

Al igual que otros días festivos, la sociedad capitalista ha banalizado el día Internacional de la Mujer, así como también lo ha comercializado. Lo ha convertido en un simple día para regalar, convirtiendo esta fecha en  una jornada de estimulo al consumo masivo e irracional. No esta mal, regalar, reconocer y resaltar la virtudes de ciertas mujeres en estos días, lo malo es cosificar al ser humano; además, de desvirtuar el hecho histórico de este día.

Hay toda una discusión en torno al verdadero día, así como a los hechos verdaderos de un incendio y la muerte de determinado número de mujeres. No deseamos entrar en los detalles de esta discusión, sólo queremos destacar el sentido indiscutible en relación a la dignificación histórica de las mujeres.

El capitalismo siempre a colocado a la mujer en minusvalía, siempre la ha relegado a las tareas domesticas de la sociedad. Hay toda una historia