Tomado de http://www.granma.cubaweb.cu

Dentro de la enorme injusticia que se cometió en el caso de los Cinco, sin dudas la mayor de todas se cometió contra Gerardo Hernández, y el famoso cargo tres de Conspiración para cometer asesinato.
Sobre este cargo suceden varias cosas interesantes, primero se adicionó siete meses después, y responsabilizaba a Gerardo con el derribo de las avionetas del grupo terrorista Hermanos al Rescate, cuando realizaba una de sus provocaciones en aguas cubanas. Hay que decir que estas avionetas en los 20 meses anteriores a este incidente habían violado el espacio aéreo cubano en 25 ocasiones, lo cual había sido objeto de protestas reiteradas por el gobierno cubano.
Lo segundo que resulta interesante de este cargo es que el fiscal que atendía el caso, pidió que se retirara porque constituía una “barrera insalvable” o sea que no lo podían probar, no obstante el cargo se quedó y al jurado le tomó pocas horas declararlo culpable, aún cuando el fiscal reconoció que no habían pruebas.