Condicionar los salarios a la mejoría económica del país, es una justificación tan vieja como el capitalismo

Cuba funciona gracias al sacrificio del pueblo trabajador, el cubano no recibe nada gratuito