"Guerra avisada no mata soldado" pero Raúl ya les avisó a los que dirigen la prensa nacional... y nada.

Por: Harold Cárdenas Lema

En un país que no presenta división de poderes ninguno, las funciones del gobierno, el partido y las fuerzas de la ley, están todas mezcladas y forman parte de un mismo sistema. Cualquier cubano sabe que lo publicado en nuestra prensa responde al Estado, que si bien responde a nuestros intereses, no responde a las necesidades informativas del pueblo. Un fenómeno tan enraizado que aunque el presidente del país lo critique abiertamente, poco ha cambiado en los últimos años.

Resulta muy peligrosa esta cuestión, pues se resiente la credibilidad no solo de los órganos periodísticos, sino también del propio proyecto político que tratamos de construir, de esta forma, mientras muchos funcionarios partidistas y directores de medios informativos sigan decidiendo cuál será la “papilla informativa” que podemos consumir, van destruyendo a la Revolución poco a poco, unos por ignorancia o incapacidad, otros por garantizar unos litros de gasolina y las usuales vacaciones familiares en la playa sin tener que “buscarse problemas”.

Resulta curioso que el partido que hemos escogido para representarnos, sea tan selectivo en la información que publica en sus medios.

La oreja peluda de la burocracia se asoma mediante su herramienta favorita: el funcionario.

Por: Harold Cárdenas Lema

“la burocracia, como la organización civil del Estado, se opone al Estado Social de los civiles” Karl Marx

Hoy voy a referirme a un personaje que siempre me ha resultado interesante: el funcionario cubano. Los hay de muchos tipos, mejores y peores, pero me referiré mayormente a estos últimos. En su mayoría cargan con un lastre burocrático y muchas veces son la viva estampa del peor cliché cubano: camisa de cuadros con lapiceros en el bolsillo, maletín en mano, su mirada sugiere que “todo está bajo control” y una fraseología fácilmente distinguible.  Pero hoy no me limito a criticarles, al contrario, nunca lo hubiera creído pero me toca por esta vez defenderlos y hacerles justicia también en lo que toca.

Conozco los tipos de funcionarios que tenemos, el demagogo que denota oportunismo hasta en su sonrisa (pero por alguna extraña razón ha logrado escalar en la pirámide de dirección) y conozco al funcionario que es verdaderamente ejemplo, que es muestra de sacrificio y le ves dándolo todo por su trabajo y la sociedad mientras su casa se cae a pedazos. A ninguno de los dos se le ha hecho justicia, al primero se le ha permitido ostentar cargos de dirección utilizando para ello métodos dudosos y al segundo el destino le ha recompensado con mucho menos de lo que merecía. El primero olvidó desde hace mucho la premisa de hacer coincidir los intereses personales con los colectivos y el segundo no ha hecho más que sacrificar su propia vida en aras de un bien común que se demora en llegar.

"Todos los hombres son intelectuales... pero no todos tienen la función de intelectuales en la sociedad" (Antonio Gramsci).

Por: Harold Cárdenas Lema

En las condiciones de América Latina, desarrollar prejuicios contra los intelectuales equivale a renunciar las banderas de la cultura. Néstor Kohan

Un intelectual es la persona que dedica una parte importante de su actividad vital al estudio y a la reflexión crítica sobre la realidad. Conozco a varios de ellos, incluso algunos de renombre nacional y a los que respeto muchísimo, por otra parte he visto a muchas personas subestimarlos y denigrarlos continuamente, a menudo con argumentos superficiales. Desde hace mucho tenía pensado dedicarles unas líneas y reivindicarlos como se merecen, más aún en el contexto actual.

En nuestro país la relación entre la intelectualidad y el Estado no ha sido un camino de flores, gracias al cielo no se cometieron los extremos que en la URSS pero sí hubo malentendidos y aún hoy no se comprende enteramente que la función de estos es precisamente crítica, de compromiso con nuestra realidad y nuestro futuro, y la única manera que tienen de mejorar nuestros muchos errores es a través de una crítica responsable que no siempre es comprendida así.

Por: Yirmara Torres Hernández

tomado de: Reciben a estudiantes de periodismo en la Universidad de Matanzas

Profesores, funcionarios del Partido Comunista de Cuba, dela Unión de Periodistas de Cuba   y estudiantes, recibieron el miércoles último  a los 15 alumnos que comenzaron el cuarto curso de la carrera de periodismo en la Universidadde Matanzas Camilo Cienfuegos.

Abierta por reclamo de los propios periodistas ante el déficit de  profesionales de este sector en la provincia, la carrera cuenta hoy con 57 estudiantes, desde el año primero hasta el cuarto.

En sus tres cursos la carrera ha ganado en madurez y cuenta entre sus principales logros los altos niveles de inserción de los estudiantes en los medios de comunicación provinciales y municipales, un acercamiento que trasciende el espacio de las prácticas laborales.

Los futuros periodistas se destacan por su participación en las actividades de Extensión Universitaria en los apartados de Literatura y danza, así como por sus logros en las Jornadas Científicas y sus altos  resultados docentes.