inflacion en Cuba

Por Roberto G. Peralo. (roberto.peralo@umcc.cu)

La inflación en Cuba es consecuencia de los problemas estructurales que enfrenta la economía. Me sorprende con la superficialidad que los medios de información y funcionarios abordan el tema. Se limitan a señalar como causa de la subida de los precios: a la crisis financiera internacional y a la baja productividad de nuestra economía.

Un ejemplo fue el segmento de la emisión estelar del Noticiero de Televisión “Cuba Dice” del 4 de abril, donde se abordó el fenómeno de los precios en los mercados agropecuarios. La problemática que presentó la sección radicaba en que a pesar de haberse cambiado nuevamente los mecanismos de comercialización, los precios de dichos productos seguían siendo elevados.

Debatían quién era el responsable de los altos precios. Los comerciantes culpaban a los campesinos de venderles los productos muy caros, dándole muy poco margen de ganancia. Los campesinos explicaban cómo los comerciantes vendían la mercancía al doble del precio que la adquirían. Al final del programa concluían los periodistas que la responsabilidad de los precios elevados era por la poca producción de alimentos.

La causa de los precios elevados en los productos agropecuarios en Cuba es un problema multi-causal. No es responsabilidad ni del campesino ni del comerciante. En esto influyen muchos factores muy distantes del sector agropecuario donde el Estado tiene una cuota alta de responsabilidad por sus políticas de precios.

La estructura económica de Cuba hace que los precios estén distorsionados, no guarden ninguna relación lógica con los costos de producción y en muchos casos no son regulados por la ley de la oferta y demanda. En los distintos mercados existentes en Cuba: racionado, autoconsumo, libre, negro, paladares, shopping, de bienes agrícolas y de alimentos homogéneos y substitutivos coexisten una diversidad de precios, donde se viola el principio del valor único para cada producto que se oferta.

«Nadie vive más esclavizado que aquéllos quienes falsamente creen ser libres.»
Johann Wolfgang von Goethe

Por: Roberto G. Peralo

Suplantando la mala calidad de las ofertas cinematográfica de esta época, he tenido que ir buscando otras fuentes de esparcimiento en mis pocos tiempos libres. Hace unos días llegó a mis manos a través de los “circuitos de estrenos en Cuba”, que son mucho más rápidos y eficientes que los de Hollywood, algo que agradecerle al bloqueo, un documental titulado “Zeitgeist.Addendum”.

El mismo nos cuenta de forma muy didáctica y comprensible el complejo laberinto de las finanzas norteamericanas. ¿cuál es el mecanismo que está detrás de la creación del dólar? ¿cuál fue la causa de la crisis financiera actual? ¿cómo Estados Unidos resuelve los problemas de su crisis económicas? Son preguntas que sin pretender presentártelo como la verdad absoluta si te da una visión más objetiva de lo perverso que es el sistema de economía de mercado.

El documental nos explica que cuando el gobierno de los EEUU decide que necesita dinero. Llama ala Reserva Federal(FED) y solicita, un ejemplo, 10 billones de dólares. La FEDresponde comprando bonos del gobierno por ese valor. Así que el gobierno toma unos trozos de papel, los pinta con aspecto oficial, y los llama bonos del tesoro. Entonces les asignan un valor a estos bonos de 10 billones de dólares y se los envía ala FED. A su vez,la FED produce también un montón de trozos de papel. Sólo que esta vez, les llaman billetes dela Reserva Federal. Dándole también a su papel un valor de 10 billones de dólares.