Por Tatu

En una entrevista realizada a nuestra Prima Bloguerina Assoluta, Yoani Sánchez, ella manifestó que había optado por el camino de la disidencia porque: “el país donde vivo no se parece al que me prometieron cuando niña”. Cuando a inicios de la Revolución Hubert Matos le envió a Fidel la supuesta carta privada (después se supo que la había hecho pública en Camaguey) donde pedía la renuncia y le preguntaba a Fidel que ¿“a dónde va esto”?. Fidel respondió citándole el alegato de La Historia me Absolverá, y otras intervenciones donde se describía de manera muy clara hacia dónde se dirigía la Revolución. Utilizaba entonces Hubert Matos el fantasma del anticomunismo para exponer su discrepancia con el proceso revolucionario al estar él mismo en contra de las medidas que se estaban tomando en beneficio de los más pobres.

¿Era la Revolución cubana Comunista? Para eso debemos remitirnos a la definición de Comunismo definición del comunismo ofrecida por Federico Engels. :

“Para nosotros, el comunismo no es un estado que debe implantarse, un ideal que ha de sujetarse a la realidad. Nosotros llamamos comunismo al movimiento real que anula y supera el estado de cosas actual. Las condiciones de este movimiento se desprenden de la premisa actualmente existente”.