Por: Esteban MoralesEsteban Morales

UNEAC

Texto publicado originariamente en Moncada, Grupo de Lectores en el Mundo

Es importante reflexionar sobre en qué momento nos encontramos. Son muchas las dificultades que  deben ser  atacadas. Pero los arboles  nunca  nos deben impedir  ver el bosque.

Nuestra sociedad cuenta hoy con unas  ventajas que no deben ser desaprovechadas. Porque ya después será demasiado tarde.

Salta a la vista, que en más de 50 años  nunca habíamos tenido un entorno internacional, hemisférico, e incluso más allá, como  el  que disfrutamos ahora. De la soledad de los años 60 y 70, nos hemos trasladado a un escenario  dentro  de la cual Cuba nunca había contado con tantos que nos acompañaran,  en  nuestro  hemisferio, que está  generando  una profunda transformación, también en el  mundo. Ya América Latina y el Caribe, no son el seguro traspatio de la política agresiva de Estados Unidos  seguida contra Cuba,  por más de 50 años. Ni tampoco la potencia imperial americana  cuenta con la fuerza para imponer sus   intereses   en el hemisferio.

Casi   37 años después de la experiencia de acercamiento a Cuba,  provocada por la iniciativa  política de James Carter y Walter Móndale,  ahora resulta que se produce una situación nunca antes  vista en las relaciones entre ambos países. Por primera vez un presidente norteamericano cuenta con el  consenso para cambiar la política hacia Cuba como lo tiene ahora  Barack Obama. Consenso que además es fruto, no de una iniciativa  personal, sino el resultado de un movimiento hacia Cuba dentro de la política interna norteamericana, con el que nunca se había contado. Pues  tiene   la aprobación de personalidades de la administración, intelectuales,  hombres de negocio, políticos de todas las tendencias, que han variado su actitud, sobre la base  de una  comprensión pragmática de que la política seguida hasta ahora no ha logrado sus objetivos. Por lo que hay que buscar  una alternativa que permita alcanzar las  intenciones  de atraer a Cuba. Tal situación es totalmente nueva y parece estar demandando de acciones  que pueden cambiar el escenario en que Cuba deberá moverse  frente a la política norteamericana.

Por supuesto,  también tienen lugar acontecimientos contradictorios, pues Obama mantiene a Cuba en la lista de países  terroristas, tráfico de personas y  no cesa  en su empeño de otorgar fondos para la subversión interna. Así como en su interés  de una persecución  financiera contra Cuba,  que ha producido la multa más  astronómica  contra un Banco Francés.

La Unión Europea ha entrado también  dentro de un proceso negociador  con Cuba, que esperamos no sea más de lo mismo. Porque además parece estar influido  ese proceso por  cierta  visión de acercamiento que tiene Europa entre Cuba y Estados Unidos y al parecer no se quieren quedar al margen de las potenciales acciones de  su  aliado  competidor.

Es decir, desde la perspectiva de sus  relaciones  externas  Cuba cuenta con los potenciales que nunca había tenido. Ya no estamos aislados  y no por  hecho simbólico, de que solo tres países votan en contra de la Resolución  cubana  sobre  Bloqueo en Naciones Unidas, sino porque la solidaridad,  el interés  de negociar y el acercamiento político, se hacen  patentes  a cada paso.

Rusia, fortalece sus relaciones con Cuba  y varios Países ex socialistas retornan buscando vínculos económicos  con la Isla. En América Latina y el Caribe, nunca  se había  logrado  contar con tantos aliados. Al punto de  que Estados Unidos sabe  que los arreglos políticos  en el hemisferio,  pasan por las relaciones con Cuba. El sistema interamericano se desmiembra   paulatinamente. Cuba, de haber sido expulsada de la OEA en 1962,  hoy en el hemisferio cuenta con más prestigio que Estados Unidos y la OEA juntos.

Esteban MoralesPor: ESTEBAN MORALES

 

Cuando vemos la Mesa Redonda dedicada a este tema y el “Cuba Dice” de hoy, sobre las irregularidades en los precios, DE MODO ESPECIAL, en las tiendas recaudadoras de divisas, experimentarnos una sensación de desamparo, desconsuelo, impunidad, desorganización, tolerancia, burocratismo, demagogia y otras tanta sensaciones, imposibles de soportar.
No es difícil percatarse de que iguales productos tienen precios diferentes en distintos establecimientos. Ya se trate de alimentos, productos industriales y de todo tipo. En algunos lugares lo justifican con supuestas categoría diferentes de establecimientos, pero en otros descaradamente es posible observar, que sin dudas los administradores multan los precios o simplemente los hacen invisibles, para qué el ciudadano tenga que preguntar, para entonces timarlo. Es frecuente estar en un mismo establecimiento, en que al cliente de al lado le están diciendo un precio diferente del que le dicen a otro que esta mas allá en el mismo mostrador. Se trata de una cadena corrupta, en la que el administrador puso su multa y el dependiente agrega la suya, cada vez que le es posible.

Si dentro de una misma tienda esto tiene lugar; imaginemos cuando los establecimientos son diferentes, con más facilidad se le roba al consumidor. Del fraude participa también, no pocas veces, el mismo al que le toca inspeccionar. Resultando que hay establecimientos a los que se les puede poner una reja que los rodee y dejarlos presos a todos.

Existe un verdadero desprestigio y descontrol. No soy sicólogo, pero me atrevo asegurar, que ninguno de los que hablaron, en “Cuba Dice”, desde una posición administrativa, refiriéndose al problema, lo hicieron de tal modo, que se pudiera confiar en lo que estaban diciendo.

Algunos tenían claramente la indolencia y la justificación descarada, reflejada en el rostro. Un estudio sicológico de muchas de las caras que aparecieron en el programa, hubieran dado como resultado, que entre ellos hay muchos de los que roban y medran a costa del dinero del pueblo. Entre ellos están los principales ladrones, pues la mayoría de sus explicaciones eran de gente tomada infraganti cometiendo el delito. La sorpresa resulto ser un arma más que efectiva para cogerlos con el cuerpo del delito. Así debe ser, tomarlos siempre por sorpresa, para que no tengan la más mima oportunidad de tirar la “cortina de humo”. Hay que felicitar al periodista Boris Fuentes, por la firmeza y la habilidad profesional con que se condujo. Poniendo claramente de manifiesto donde estaba el fraude y quien era el responsable. Solo faltaba el policía para que se los llevara preso.

Un funcionario, de la burocracia comercial, llego a justificar la alteración de precios a partir de las diferencia en facturación de los productos que se reciben para la venta por distintos establecimientos. Solo había que observarle el rostro para percatarnos de que el mismo no creía en lo que estaba diciendo. Se trataba del típico burócrata que explica muy bien el porqué de la disposición para que siempre el cliente salga perdiendo.

Un administrador entrevistado, no podía siguiera justificar porque al pesar los paquetes de pollo, estos tenían un contenido diferente, por debajo siempre del precio que tenia fijado en la bolsa. Su comportamiento era como para suspender la entrevista y sacarlo preso de la tienda .Porque o es un “verraco” que se deja robar, o el robo lo prepara el mismo. En ninguna de las dos circunstancias podría administrar una tienda, ni por estúpido ni por ladrón. Varios paquetes de pollo, pesados, por el propio entrevistador, ninguno coincidía con el precio fijado en la bolsa, precio que resultaba siempre por encima del verdadero contenido del paquete. Es cierto que hay personas indolentes que alteran las bolsas, pero la muestra era demasiado grande para poder echarle la culpa al consumidor. Era evidentemente una alteración interna entre precio y contenido producida por la propia tienda.

Esteban MoralesPor: Esteban Morales

Tomado de Dialogar, Dialogar

A casi seis meses del segundo mandato de Barack Obama, parece estarse gestando un acercamiento entre ambos países. Como es exactamente ese acercamiento, aun no lo sabemos. Por lo que ahora, más que nunca antes, necesitamos que la gente esté informada de los procesos que tendrán lugar. Pues evitar las sorpresas en las circunstancias dentro de las cuales parece que comenzaremos a vivir, desde ahora en adelante, es vital para calibrar las reacciones que en la sociedad civil cubana se pueden comenzar a producir.

Se han venido acumulando una serie de acontecimientos, que parecen estar impulsando el cambio de política de Estados Unidos hacia Cuba. Sin dudas, ello es el resultado de que se ha producido ya un cambio del contexto general estratégico, en que Estados Unidos ha desenvuelto su política hacia Cuba hasta ahora. Y parece que Estados Unidos quiere ajustar su política a ese nuevo contexto, dentro del cual, Cuba ha acaparado una atención nunca antes disfrutada.

Desde 1977, con la administración de James Carter, Cuba y Estados Unidos, no ponían de manifestó una voluntad mutua de acercamiento negociador. Principalmente Estados Unidos, porque Cuba hace mucho tiempo ya que ha expresado su voluntad de conversar, siempre que ese acercamiento se haga sobre bases igualitarias y de respeto a la soberanía e independencia de Cuba. Sin embargo, Estados Unidos, nunca había respondido a ese ofrecimiento. Parecía, no estar convencido de las bases que Cuba propone. Ni dio respuesta a la agenda que Cuba ha sugerido.

Por fin, en el mes de mayo del 2014, la Sra, Jacobson, subsecretaria de Estado y Josefina Vidal, Directora de América del Norte de la Cancillería Cubana, se reúnen en Washington con el propósito, al parecer, de iniciar conversaciones sobre asuntos de mutuo interés.

Se trata de un

1386448366345comercio-cubano-detalle
El periódico digital español, Público.es se hizo eco de un texto del corresponsal de la BBC en La Habana sobre un importante operativo anticorrupción en el Centro Comercial Carlos III de la capital cubana. Diciembre 2013

Por Esteban Morales, UNEAC.

Cuando entre abril y junio del 2010, escribí mis dos artículos sobre la corrupción, “Corrupción: la verdadera contrarrevolución” y “El misterio de la santísima Trinidad: corrupción, burocratismo contrarrevolución”, no faltaron quienes me dijeran que por qué me metía en ese tema, que le daba armas al enemigo y que el partido quería mantener bajo la más completa discreción.

Para entonces, nuestra prensa, llamémosla oficial, no reflejaba el tema. Ahora, casi tres años después, tampoco lo hace. Apenas salen algunas pequeñas referencias de cosas que no les queda más remedio que publicar. De todas maneras, la gente está enterada, porque como decían siempre mis abuelas, “Entre cielo y tierra no hay nada culto”. Mucho menos en el mundo de la fibra óptica y de los satélites de información. Una prensa alternativa, que se apoya en los blogs, los correos electrónicos e internet, informa sistemáticamente sobre todo lo que la prensa oficial no publica.

Pero porque nuestra prensa, a pesar de lo avanzada que esta la atención que presta el gobierno al tema de la corrupción, dentro de nuestra realidad, no refleja apenas nada sobre la misma? Solo en una ocasión, hace ya algún tiempo, se dieron a conocer causas seguidas, condenas y nombres de los juzgados.

Ahora se conoce que hay cientos de procesados, por múltiples causas de corrupción, qué han llegado incluso a cambiar la composición racial de los implicados, pero no existen detalles que nos permitan conocer como van los proceso y mucho menos los nombres de los que se encuentran bajo esa condición.

¿Por qué se insiste en mantener bajo un “manto de discreción informativa” los procesos que tienen lugar? ¿Quiénes se benefician con eso?

Entrevista al investigador cubano Esteban Morales donde este narra las contradicciones y la actitud que tuvo que asumir ante los malos procedimientos que llevaron a que le fuera retirada la militancia del Partido Comunista de Cuba durante aproximadamente un año. Una historia no contada hasta hoy.