CIENFUEGOS. Mientras todavía muchos cubanos depositan en la aventura de emigrar su esperanza de proyecto de vida, un número cada vez más notable de compatriotas retornan al país. Algunos, no pocos, lo han hecho para invertir sus pequeños capitales en emprendimientos privados, en el contexto de la “actualización” del modelo económico que el gobierno de Cuba viene desarrollando.

2000 es la más reciente cifra conocida de emigrantes del archipiélago que se acogieron a la repatriación, una posibilidad que la reforma migratoria del año 2013 reconoció.

Idalberto Ramírez, propietario del restaurante El Campesino, en la central ciudad de Cienfuegos, comenzó su vida de emigrante en 2005, en Estados Unidos, donde manejó camiones de paquetería a domicilio. Insatisfecho con su realidad, probó suerte en un restaurante en México, pero tampoco encontró lo que buscaba.

“Siempre había querido tener mi propio restaurante y me fue muy difícil conseguirlo siendo emigrante, latino, y sin nadie que me ofreciera el capital para impulsar algo como eso allá. Salí con la intención de probar y como los resultados no me parecieron buenos, regresé a mi país y mi familia”, cuenta Ramírez.

Los ahorros acumulados en ambos países no eran suficientes para crear el negocio allá. Pero, al parecer, sí bastaron para Cuba. Desde 2010 Ramírez obtuvo su licencia de “cuentapropista” y tres años después anda “recogiendo capital”.

“A mí me tildaron de loco, pero hoy algunos que me criticaron me dan la razón. Ya conozco más de uno que está agotado de tanto trabajo y distancia y está pensando en regresar, o ya regresó”, asegura el gastronómico independiente, mientras recibe a otro propietario de un restaurante cienfueguero, también repatriado.

Regresar y aportar

Las transformaciones en la sociedad cubana abren espacio para que los ahorros conseguidos por sus emigrantes retornen al país para ubicarse en proyectos muy diversos, también los de beneficio comunitario y social.

 

Salim Lamrani.cubadebate.cu

 

Salim Lamrani

 Las elites mundiales, gracias al control que ejercen sobre las transnacionales de la información, imponen a la humanidad una visión de la realidad minuciosamente regida por un marco ideológico. Las barreras doctrinales existentes se destinan a desechar todo pensamiento alternativo que pondría en tela de juicio la legitimidad del orden mundial actual.

 Así, el papel de los medios no es ofrecer una información objetiva a los ciudadanos, sino defender el orden político, económico y social establecido, por diversos medios eficaces, tales como la propaganda, la desinformación y la censura.

 El papel de la prensa alternativa es construir una muralla contra la manipulación de la realidad. Existe un caso de escuela que debería estudiarse en cualquier centro de investigación sobre la desinformación, pues ha alcanzado un nivel de sofisticación inimaginable. Se trata de Cuba, que constituye un caso único visto la diferencia enorme entre la representación ideológica transmitida por los medios occidentales y la realidad del país. La intoxicación mediática para con la problemática cubana es tan eficaz que ha contaminado incluso los sectores más progresistas del mundo desarrollado.

 EL CASO DE LA EMIGRACIÓN CUBANA HACIA LOS ESTADOS UNIDOS

jornada.unam.mx

Por Tatu

Uno de los temas más tratados y manipulados por los enemigos de la Revolución es el de la emigración. Cada vez que se analiza este tema se dice que los cubanos huyen del país por estar en desacuerdo con el sistema socialista, o sea cuando una persona de otro país emigra, lo hace por problemas económicos, pero si es cubano, entonces en un emigrado político.
¿Cuánto hay de cierto en esto? ¿Es verdad que los cubanos son los que más emigran?