Sus propuestas y declaraciones xenófobas, islamófobas, misóginas han hecho que el mundo entero lo rechace y lo señale como un “fascista salvaje”. Es cierto, pero acaso, ¿esa no ha sido la política de EE.UU. durante los últimos 200 años? ¿Cuál es el escándalo, que lo diga o que lo haga?