VIAJES_CUBA_t750x550
Parece que hay distintas formas de viajar

Por: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu)

Circula la noticia de que el gobierno de Cuba impidió la entrada de cubanos residentes en el exterior cuyos pasaportes no tenían la revalidación requerida. Según el Nuevo Herald, una notificación de la agencia estatal de viajes, Havanatur, indicó a las autoridades que no aceptarían la llegada de viajeros cuyos pasaportes cubanos no tengan la debida «prórroga». Los pasaportes cubanos son válidos por seis años, pero requieren de «prórrogas» cada dos años.

La Sección de Intereses suspendió el 17 de febrero los servicios consulares que requieren el pago de tarifas como las prórrogas, visas y nuevos pasaportes. Son tantas las trabas y los requerimientos que impone el bloqueo económico a Cuba que finalmente el M&T Bank con sede en Buffalo, Nueva York, no le quedó otra opción que cerrar todas las cuentas que tenía con el consulado cubano.

Está más que claro que para cualquier Banco en el mundo tener cuentas o realizar transacciones en la que aparezca la palabra Cuba por algún lado, trae más problemas que beneficios. Pero en este caso no solo se afecta al gobierno cubano sino también cientos de cubanos que con sus boletos para viajar a Cuba se les impidió

Existe muchas opiniones sobre si el modelo económico cubano es o no socialista. Queremos compartir un artículo que aborda este tema. Siendo este año 2014, que hoy inicia, donde se van a realizar los cambios estructurales más profundos e importante en nuestro sistema que sirva este artículo como punto de partida para un debate intenso, profundo e inteligente, tan necesario en momentos cruciales.

PICT3919 Por: Salim Lamrani

La actualización del modelo económico cubano suscita críticas y controversias. Para unos, Cuba abandonaría la vía del socialismo. En realidad, lejos de renunciar a su modelo de sociedad, la Isla preserva sus conquistas y perfecciona su funcionamiento.

Desde 2011 Cuba procede a la “actualización de su modelo económico”. El proyecto inicial, elaborado en noviembre de 2010, se sometió a un amplio debate popular (8 millones de participantes) que duró cerca de cinco meses hasta abril de 2011 y fue adoptado durante el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Unos estiman que se trata de un regreso al capitalismo, a causa de la introducción de algunos mecanismos de mercado en la economía nacional. En realidad, el objetivo de los cubanos es perfeccionar su sistema para preservar las conquistas sociales, únicas en América Latina y el Tercer Mundo. Para ello, deben superar dos retos mayores: unos recursos naturales muy limitados y las sanciones que impone Estados Unidos desde 1960, que constituyen el principal obstáculo al desarrollo nacional. A ello conviene agregar las fallas propias del sistema, como la burocracia o la corrupción. El Presidente Raúl Castro fue claro al respecto: “La batalla económica constituye hoy, más que nunca, la tarea principal y el centro del trabajo ideológico de los cuadros, porque de ella dependen la sostenibilidad y preservación de nuestro sistema social”.

El nuevo modelo económico introduce mecanismos de mercado pero sigue basado en la “planificación socialista” a todos los niveles, y “la empresa estatal socialista es la forma principal en la economía nacional”. No obstante, el país se abre a las inversiones extranjeras –para atraer los capitales indispensables para el desarrollo de la nación–, mediante empresas mixtas,

Por Roberto G.  Peralo

A partir de ahora se comienza a escribir una nueva etapa de la historia de la revolución cubana. La primera conferencia del Partido va a darle conclusión al proceso de diseño y estrategia del nuevo sistema político, económico y social. Proceso que a mi entender comenzó el 17 de noviembre del 2005 en el discurso de Fidel Castro en el Aula Magna dela Universidad dela Habana.

Haciendo un recuento de estos 7 años, de transformaciones. Como ciudadano de este país he participado en más de 12 asambleas. Tuve la posibilidad de emitir criterio, discrepar y oponerme a cada una de las estrategias aprobadas, junto al resto de los cubanos. Creo que lo más importante no fue que tuve el espacio de dar mi opinión sino que fui escuchado y tenido en cuenta, así lo creo. Eso es realmente democracia participativa.

Aprovechando ahora que tengo otra tribuna para emitir mis opiniones y compartirla con el resto del mundo. Me gustaría que cada objetivo de trabajo aprobados en la primera conferencia del Partido asegure que:

Por: David Pérez Guerra

No podían pasarlo por alto. Las transformaciones en la economía cubana, inscritas en lo que se ha llamado “actualización del modelo económico”, también han sido objeto de las tergiversaciones que gusta difundir la prensa internacional.

Entonces, no faltaron quienes dijeron  que en Cuba se estaban adoptando medidas neoliberales.

Pero, los que adoptaron tales posturas en sus análisis, cometieron un error básico: el neoliberalismo es funcional al Capital. Llegó como modelo de acumulación para salvaguardar la tasa de ganancia capitalista, y no se ha ido, aunque ya muchos saben que ha sido la base de la gigantesca crisis económica que vive el mundo.

Valorar la situación que atraviesa nuestro país, catalogándolo dentro del modelo neoliberal, es como decir que las reformas financieras o en materia de salud que ha pretendido llevar adelante el Presidente Obama, conducen a los Estados Unidos hacia el socialismo. Un gran error, aunque no pocos han disfrutado cometiéndolo.

Pero tenían que buscarle un nombre desacreditado a las necesarias transformaciones que ocurren en la economía cubana.

El “cambio de modelo”, con la cuota de protagonismo que tiene el sector privado, es precisamente el esfuerzo nacional por hacer más eficiente el funcionamiento del sistema socialista cubano. Es, en síntesis, un esfuerzo por alcanzar las cuotas de consumo y bienestar a las que aspira la población.

Para implementar este cambio -a diferencia de lo que vemos diariamente en las noticias que nos hablen de una Europa estremecida por los recortes del gasto fiscal y las protestas de “indignados”- se ha buscado

Por: Ernesto Che Guevara*.

En resumen, eliminar las categorías capitalistas: mercancía entre empresas, interés bancario, interés material directo como palanca, etc. y tomar los últimos adelantos administrativos y tecnológicos del capitalismo, esa es nuestra aspiración.

Se nos puede decir que todas esas pretensiones nuestras equivaldrían también a pretender tener aquí, porque los Estados Unidos lo tienen, un Empire State y es lógico que nosotros no podemos tener un Empire State pero, sin embargo, sí podemos tener muchos de los adelantos que tienen los rascacielos norteamericanos y técnicas de fabricación de esos rascacielos aunque los hagamos más chiquitos.

No podemos tener una General Motors que tiene más empleados que todos los trabajadores del Ministerio de Industrias en su conjunto, pero si podemos tener una organización, y, de hecho la tenemos, similar a la General Motors. En este problema de la técnica de administración va jugando la tecnología; tecnología y técnica de administración han ido variando constantemente, unidas íntimamente a lo largo del proceso del desarrollo del capitalismo, sin embargo, en el socialismo se han dividido como dos aspectos diferentes del problema y uno de ellos se ha que dado totalmente estático. Cuando se han dado cuenta de las groseras fallas técnicas en la administración, buscan en las cercanías y descubren el capitalismo.