Por: Osmany Sánchez

Si preguntamos a un grupo de personas qué es para ellos divertirse es seguro que encontraremos diferentes respuestas, en dependencia de la edad, nivel cultural o el lugar donde viven. Los fines de semana son para mí el momento de leer los libros que tengo acumulados en la cabecera de la cama, jugar con la niña o visitar a la familia. Cuando se puede vamos a comer en uno de los sitios donde por moneda nacional y a precios módicos se puede disfrutar de buena comida.

Para algunos yo sería un aburrido pues para ellos divertirse es salir a bailar todos los sábados por la noche o para la playa los domingos por la mañana. No es que no me guste ir a una fiesta o a la playa pero la paso mejor cuando estoy en familia y en mi casa.

Si uno de los críticos de la revolución cubana analizara las opciones que tienen los cubanos para divertirse nos dirían que somos aburridos pues no podemos viajar por el mundo y conocer otros países y para demostrarlo nos enviarán fotos y descripciones de sus “hazañas”. Si a uno de ellos los escuchara hablar Bill Gate o uno de los que por millones de dólares viajan al espacio, entonces se reirían de las trivialidades que narran y los considerarían aburridos. En fin que es el cuento de nunca acabar.

Por El Poeta

cubasi.cu

Hace un tiempo no venía
a empuñar pluma y papel,
a demostrar que soy fiel
a esta patria porque es mía.
Regreso con la alegría
típica de los cubanos
que con pensamientos sanos
les importa más la gloria
de ser fieles a su historia
que el oro sobre las manos.

Vuelvo a continuar la obra
de rescatar la verdad,
defender la dignidad
con el valor que me sobra.
Hoy mi palabra recobra
su elocuencia y su sentido
para desmentir el ruido
que algunos están armando
después de irse traicionando
al país donde han nacido.

sacrificioPor Tatu

Mucha polémica se ha generado alrededor del artículo que publiqué hace unos días en el blog, dedicado a una de las nuevas caras de la disidencia, en la cual sin lugar a dudas tienen puestas muchas esperanzas pues reúne los requisitos exigidos por el Departamento de Estado, es decir es joven, inteligente y muy importante: negra. No estoy diciendo que esté recibiendo dinero porque no tengo como probarlo y no me quiero arriesgar a una demanda, pero es que me parece injusto que ella estuviera haciendo de gratis algo que está muy bien remunerado por el dinero aprobado por la USAID.  Para más información ver http://lajovencuba.wordpress.com/2010/06/01/a-confesion-de-las-partes-relevo-de-pruebas-iii/
El artículo que escribí está disponible en  http://lajovencuba.wordpress.com/2010/06/08/laritza-diversent-y-la-revolucion-cubana/ y ahí mismo, en los comentarios está la respuesta de ella.
Ella me dice que no está de acuerdo con la Revolución porque no puede ser hipócrita, porque no puede pensar de una forma y actuar de otra. Estoy de acuerdo con Laritza no debemos ser hipócritas, a los revolucionarios el Che nos enseñó que debemos ser consecuentes entre nuestra forma de pensar y de actuar.
No voy a reproducir lo que ella me dice en su respuesta, sólo me referiré a algunos puntos que sinceramente me dejan más dudas, por ejemplo ella dice que lo que la decepcionó no es la Revolución sino los que hablan de ella y pone ejemplos de las diferencias económicas que existían entre ella y los hijos de los dirigentes o como en la universidad los mismos que le decían a ella “Dar el paso al frente en cada llamado de la Revolución, sacrificarse por defender las conquistas alcanzada” eran los que después vendían de todo en la plaza universitaria.