c3a1lvaro-fernc3a1ndez1-640x480Por: Arnaldo Mirabal

Desde hace algún tiempo, un diario digital radicado al sur de La Florida va ganando adeptos entre los cubanos de la isla que  acceden a las redes sociales. Con un periodismo fresco y oportuno Progreso Semanal refleja la realidad cubana, en ocasiones, con más veracidad y franqueza que los propios medios que circulan en Cuba.

Con el deseo de conocer más sobre las interioridades de este sitio contactamos con su editor Álvaro Fernández. En un diálogo franco, mediante correo electrónico, la conversación fue más allá de las rutinas productivas de este diario, y abarcó también las relaciones de la isla caribeña  con su vecino del Norte, la extrema derecha de Miami, el periodismo en ambas orillas, el decisivo papel de la juventud, entre otras muchas cuestiones,  útiles para patentizar que Álvaro Fernández y Progreso Semanal se encuentran suficientemente conectados con el día a día del cubano.

Para beneplácito nuestro, constatamos que el pensamiento claro y sincero y el respeto a la soberanía de nuestro país desde hace mucho progresa en Miami, tendencia que más temprano que tarde prevalecerá sobre el odio de una minoría cada vez más arrinconada.

 -Primero que todo: ¿quién fue Francisco G. Aruca?, ¿por qué usted afirmó tras su fallecimiento en el 2013, que durante años él ayudó a cambiar positivamente el paisaje político de Miami?

-Bueno, necesitaría más de una entrevista para explicar quién era Aruca. Él fue un hombre complejo y generoso con muchas aristas, algunas desconocidas para la mayor parte del público. En mi caso, repetiré lo que he dicho públicamente: él fue mucho más que un amigo, un hermano, un mentor… fue todas esas cosas para mí.

“En cuanto a Progreso Weekly/Semanal, Aruca fue su fundador. La persona que a fines de la década de 1990 previó esta publicación exitosa y decidió hacerla realidad a través de un medio del cual, con toda honestidad, sabía muy poco. Aún así él previó que era el camino a tomar. Sintió que era el camino del futuro”.

“Él pensó Progreso Semanal/Weekly como el próximo paso de su ya muy exitoso programa de radio. Es interesante saber que él siempre me decía que Progreso era nuestro más importante producto, aún más importante que su programa. Y ahora, después de su fallecimiento, puedo comprender lo que estaba tratando de decirme. Por medio de Progreso Semanal/Weekly, la voz de Aruca, muchos de sus pensamientos y deseos, continúan viviendo y resonando”.

“En cuanto a cambiar a Miami y sus opiniones políticas, he dicho en el pasado lo siguiente y lo reitero: Francisco Aruca fue con toda probabilidad el individuo más influyente, o al menos uno de los más influyentes, en lo que se refiere al pensamiento político en Miami durante la década de 1990. Cambió nuestro panorama con sus ideas y su voz”.

Entrando ahora en el tema en cuestión: ¿Qué es Progreso Semanal? ¿Un medio de prensa radicado en Miami para informar sobre Cuba? Hábleme de los orígenes de este sitio digital.

Progreso Semanal/Weekly es una revista digital, bilingüe –español e inglés-, con sede en Miami y con una corresponsalía en La Habana, una de las primeras, al menos en lo que se refiere a los medios del sur de la Florida.

“Desde que comenzamos siempre ha sido nuestra misión enfrentarnos al status quo. Y ese estado de cosas en este campo gira alrededor de las noticias que emanan de The Miami Herald. Ellos nunca lo admitirán, pero sabemos de buena tinta que durante más de una década el Herald a menudo ha tenido que reportar noticias que ellos hubieran preferido ocultarle al público, en especial cuando tratan de Cuba, debido a Progreso Semanal/Weekly, y con anterioridad, debido al programa de radio de Aruca”.

“Mire, una de las columnas más exitosas al inicio de Progreso… se llamaba Detector de Tretas. Semanalmente publicábamos artículos que aparecían en The Miami Herald y en El Nuevo Herald, uno junto al otro, y los comparábamos. A los mismos artículos a veces les faltaba una línea o una cita en uno o en el otro, o incluso hasta un párrafo, que cambiaban el sentido del artículo. El razonamiento del Herald era evidente: informar de las noticias a mercados que hablaban diferentes idiomas, pero dándoles un sesgo para adaptarlas al gusto de esos mercados. Divide y vencerás… al mercado, dándole la misma noticia con diferentes significados”.

“Surgimos como un semanario, pero en la actualidad, aunque mantenemos el nombre estamos actualizando nuestro producto sobre una base diaria, y a veces por horas. ¿Por qué es esto importante? ¿Y por qué la necesidad de la rapidez? Por algunas de las mismas razones por las que publicábamos el Detector de Tretas. Si somos los primeros en publicar una noticia, se les dificulta a los medios de Miami darle un sesgo, como sucedía a menudo en años anteriores. Cuando se es el primero en reportar algo, establecemos el tono de la noticia, y a menudo la forma de interpretarla. Y cuando uno es honesto, como lo somos nosotros, eso es importante en el mundo de las noticias.

En los últimos tiempos Progreso Semanal se ha convertido para muchos cubanos de la isla en un referente del ejercicio del periodismo, ¿a qué usted cree que se deba?