Nací en el 89: soy la generación de Colorama, los disquetes y las llamadas perdidas

Ante una crisis sin fin, las mujeres en huelga silenciosa