BOLT 4 

Como reza el refranero popular, la cuestión no es llegar primero, sino saber llegar. ¡Pero hay que llegar!

Por SAYLI SOSA BARCELÓ.

Los escépticos y sietemesinos dicen no ver lo que cambia en Cuba y piden metros por segundo, a lo Usain Bolt, en una carrera que si bien no es de fondo, tampoco es de velocidad.

De que nos movemos hablan, en lo fundamental, tres medidas clave en la concreción de algunas de las aspiraciones populares más acuciantes: el trabajo por cuenta propia; las transformaciones a la Ley de la Vivienda; y la autorización de compra-venta de autos.

En la actividad cuentapropista resalta la ampliación de sus perfiles a un tope de 181 (y que podría seguir creciendo), que abarcan desde los más conocidos, hasta los inimaginados, como el de ¡cortador de forraje para los animales! Tal decisión no solo amortiguó el impacto psicológico y social de la reducción de plantillas infladas en varios sectores, sino que legalizó y ofreció algunas ventajas a quienes trabajaban por su cuenta, alejados del engranaje jurídico y tributario del país.

A la normativa inicial se sumó, luego, en mayo de 2011, algunas modificaciones que extendieron a 10 años el pago retroactivo de la contribución a la seguridad social -hasta ese momento debía efectuarse en dos-, y mediante las cuales quedaron exonerados de la obligación de afiliarse al régimen especial de seguridad social, la trabajadora de 60 años o más de edad y el trabajador mayor de 65.

Asimismo, se autorizó la contratación de fuerza laboral en todas las actividades y se eximió del impuesto por las obligaciones generadas, a partir del mes de julio y hasta diciembre del 2011