politica-cubaPor: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Hace 2300 años Aristóteles escribió que el hombre es un zoon politikon, un animal político en toda su expresión, y tenía razón. Desde la antigua Atenas hasta ahora, los funcionarios públicos necesitan del respaldo popular para su gestión, necesitan hacer política porque ella es la que crea el consenso que los legitima en el poder. Por su parte los ciudadanos tienen el derecho de participar activamente en la política, tiene sentido si tenemos en cuenta que las decisiones que se toman en este campo influyen directamente en sus vidas. Desde la antigüedad hasta ahora ha sido necesario hacer política a todos los niveles.

Con el triunfo de la Revolución Cubana, en pocos años se cumplieron las promesas que cinco décadas de República no habían podido satisfacer y esto dotó al nuevo Estado revolucionario de una autoridad moral inédita en la historia nacional, el consenso político estaba construido sobre bases sólidas. Este pudo mantenerse durante mucho tiempo gracias al magnetismo de Fidel Castro y sus métodos de dirección, incluso durante el Período Especial la ideología nacional resistió los embates provocados por la necesidad. La política se hacía a diario y se personificaba principalmente en la figura del líder, esto traía consigo varios problemas pero estos no se harían tan evidentes hasta su salida de la política oficial.


periodismo ciudadano cubaPor: Harold Cárdenas Lema  (harold.cardenas@umcc.cu)

Recientemente alguien me preguntó por qué me hice un blog, yo le respondí lo que siempre digo: defender a la Revolución y buscar su perfeccionamiento. Pero me quedé pensando en eso varios días hasta que finalmente recordé que fue por 3 razones principales: participar, participar y participar.

Aunque en nuestra sociedad existen espacios formales de participación social, para nadie es un secreto que estos presentan deficiencias. En cambio, los blogs permiten hacerlo de una forma mucho más directa. ¿Por qué digo esto? Bloguear nunca ha sido nuestro objetivo, el objetivo es participar, el blog es solo el medio que encontramos con el fin de incidir en nuestra realidad. Si este no existiera, hubiéramos encontrado cualquier otra forma.

En los casi 4 años que tengo como bloguero apenas descubrí que lo que hacemos también se conoce como Periodismo Ciudadano, yo que respeto enormemente a los periodistas y me considero tan periodista como cirujano. Me entero que el Periodismo Ciudadano se practica cuando son estos (y no los medios tradicionales) quienes recogen, procesan y difunden la información de forma independiente. Parece que sí, que me puedo llamar “periodista”, aunque siempre lo haré en voz baja.

Estoy seguro que hacer esto en otros países del mundo es algo completamente distinto pero


Ya lo decía el Guerrillero Heroico, algunos lo escucharon, otros no…

Por: Roberto Pérez

 (Anotaciones sobre algunos aspectos de la institucionalidad del país y de diversos temas de la economía cubana)

“…Marx descubrió la ley del desarrollo humano:
el hecho tan sencillo pero oculto hasta él bajo la maleza ideológica,
de que el hombre necesita, en primer lugar, comer, vestirse, tener un techo
antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión..”
Federico Engels, 17 de marzo de 1883 ante la tumba de Carlos Marx

Socialismo es transformación dialéctica de la sociedad

El nivel educacional adquirido durante el proceso revolucionario y el espíritu emprendedor del cubano es capaz de generar una fuerte actividad creadora a pesar de las numerosas dificultades objetivas (bloqueo en primer plano) y subjetivas existentes en estos momentos. La cultura política adquirida en estos 52 años, la capacidad de discutir, discrepar, criticar, son fortalezas adquiridas por nuestra población que deben aprovecharse al máximo para alentar a una mayor participación de los colectivos y los ciudadanos individualmente en el desarrollo de la economía cubana y en la toma de decisiones a los diferentes niveles.

Teniendo esto en cuenta, son preocupantes las actuales dificultades para vincular los proyectos sociales con muchos de los proyectos personales de los integrantes de nuestra sociedad. Estas dificultades han generado una brecha en la misma medida en que la vida personal y familiar se contrapone (por las dificultades del día a día) con la generalización social de las virtudes y beneficios que hemos alcanzado con nuestro gran proyecto social-estratégico.

Este gran proyecto cuenta con un sólido consenso ciudadano en un amplio conjunto de temas de la política internacional y del bienestar de la sociedad cubana como posiblemente no lo haya alcanzado ningún otro pueblo en el mundo en lo referente al amor a la patria y el arraigo a la nacionalidad, la salud, la educación, la cultura …, pero estos elementos no cubren una buena parte de las necesidades materiales primarias y de los deseos de desarrollo individual de las personas, lo que hoy frustra en cierta medida la armonía que debe existir entre lo social y lo individual.