Al socialismo expía culpas del pasado, el capitalismo no

Donde está la bandera de la injerencia, no se puede entrar y hacerlo conscientemente es un delito de apostasía