Por Osmany Sánchez

 

Desde el inicio de La Joven Cuba uno de los temas más polémicos ha sido la respuesta que se le ha dado a las marchas de los mercenarios de la SINA por los barrios de La Habana. He dicho lo que pienso en los comentarios pero ahora quiero dar mi opinión de esta forma. Aclaro que no empleo el término mercenario en tono despectivo, lo hago porque son un grupo de personas que como se ha probado en reiteradas ocasiones, reciben dinero y recursos de una potencia extranjera para actuar contra su propio país y eso es mercenarismo.

Algunos “ingenuos” nos piden que permitamos que las llamadas Damas de Blanco hagan sus caminatas por toda La Habana porque sino le estaremos dando un pretexto a los enemigos para que nos acusen de intolerancia y de no respetar el criterio de los demás. ¿Por qué no lo permitimos entonces?

memecio.blogspot.com

Por Tatu

Algunos nos preguntan por qué si el objetivo de este blog es hablar sobre la realidad cubana, escribimos post referidos a problemas existentes en otros países. La razón es muy sencilla no se puede analizar con objetividad el proceso revolucionario cubano sin tener en cuenta el contexto histórico en que se desarrolló y para ello no podemos obviar lo que ocurre con nuestro vecino del norte.

No se trata de ver que hace mal el otro para justificar lo que pueda estar haciendo mal yo, como nos han dicho en ocasiones, sino de desenmascarar a los que mienten y difaman contra Cuba.

Uno de los temas más utilizados para desacreditar a la Revolución es el de la libertad de expresión, y a la supuesta falta de objetividad del periódico Granma. El 6 de agosto se publicó en el periódico El Nuevo Herald un artículo que es una obra maestra de la falta de ética periodística y de profesionalidad.

La noticia en cuestión habla del comienzo en Cuba del juicio a “Tres cubanos residentes en Estados Unidos, que fueron interceptados por autoridades cubanas en el 2001 y esperan juicio desde entonces, acusados de desembarcar ilegalmente por la zona central del país para realizar acciones violentas contra la revolución, fueron finalmente llevados ante los tribunales el viernes.” Los infiltrados traían fusiles AK-47, pistolas y municiones, equipos de visión nocturna y explosivos y entres sus misiones estaba la voladura del Cabaret Tropicana .

unbloggeek.com

Por Tatu

Desde que comenzó este blog hemos afirmado que la “disidencia” cubana no se sostiene sino es por el dinero que reciben del Departamento de Estado.
Bueno debo ser sincero no sólo del Departamento de Estado porque en el caso de las Damas de Blanco, de Antúnez, Martha Beatriz Roque y otros, el dinero lo envía el terrorista Santiago Álvarez Magriñat.
Hace dos días 74 de estos “disidentes” enviaron una carta al congreso de los Estados Unidos pidiendo que se les permitiera a los norteamericanos viajar a la isla pues ese es un derecho constitucional que tienen ellos y que no les pueden violar. Inmediatamente se produjo la respuesta de los medios de comunicación del sur de la florida que arremetieron contra ellos, acusándolos de todo, o sea hasta hace dos días eran héroes, ahora son oportunistas.
Una de los que los atacó con más fuerza fue Zoé Valdés y en su artículo aclara muchos de los puntos que mantenemos aquí, por lo que vemos su artículo como una colaboración con La Joven Cuba.
Le aclaro a Zoé que no cuente con nosotros para promocionar su biografía de Batista, porque en ese punto sí que no nos entendemos.