Por: Osmany Sánchez

Desde su surgimiento la Revolución cubana fue faro y guía para los que en cualquier lugar del mundo decidían tomar las armas para luchar contra los regímenes que oprimían sus pueblos. Cincuenta años después nuestro país continúa inspirando a jóvenes en todos los rincones del mundo.

En más de 20 meses y más de 100 combates y batallas nunca el Ejército Rebelde asesinó a un prisionero, política que permitió que los soldados del ejército de Batista se entregaran en masa, conscientes que se les respetaría la vida. En el libro “Misiones en Conflicto”, Piero Gleijeses nos narra cómo en Angola los combatientes enemigos buscaban las zonas donde combatían los cubanos para entregarse conociendo el respeto con que trataban a los prisioneros.

Nuestros enemigos se han empeñado en desacreditar a Cuba y a sus principales líderes históricos conscientes del peligro que representa nuestro ejemplo para sus intereses. Continuamente vemos cómo se refieren a los “miles y miles de muertos de la dictadura castrista”. ¿Quiénes son esos muertos? ¿Dónde están documentados? ¿Existen pruebas?


El diario español El País escoge con pinzas a sus articulistas, estos a su vez manipulan y tergiversan la realidad cubana. Esta vez le tocó al blog de los jóvenes matanceros. La Joven Cuba responde.
El diario español El País escoge con pinzas a sus articulistas, estos a su vez manipulan y tergiversan la realidad cubana. Esta vez le tocó al blog de los jóvenes matanceros. La Joven Cuba responde.

Por: Harold Cárdenas Lema

Hace dos semanas un bloguero cubano publicó un artículo en El País sobre mi post La sospecha. Mario Armando Riva Morales me califica de mentiroso en su espacio personal Reflexiones de Manchiviri, alojado en la comunidad de blogs del diario español (sólo con mencionar este espacio ya le estoy dando la mayor promoción que ha recibido posiblemente pues apena nadie lee lo allí publicado, es raro el artículo que contenga comentario alguno). Aunque da vergüenza ajena tener que replicarle a un señor que casi podría ser mi abuelo, el que calla otorga y no tengo otra opción que responder de la manera más respetuosa posible.

Ya en el primer párrafo de su artículo se lamentaba de haber apostado inicialmente al caballo perdedor, (refiriéndose al proyecto socialista nacional), quizás ahora que le juega al caballo de los intereses foráneos su inversión le vaya mejor, aunque no apostaría mucho por su conciencia. A mí me enseñaron a no apostar mi patriotismo, a no tomar a la ligera mi lealtad con mi país y su circunstancia. Este hipódromo es del tamaño de una isla y mi corcel siempre se llamará Cuba, cambiar de caballo merece un montón de adjetivos que prefiero omitir.

No puedo evitar sonrojarme cuando le tengo que explicar a un veterano de Angola que ha viajado por tantos países cuál es el balance final de la historia de la URSS. Armando se refiere a su estancia en la Unión Soviética como estar en “las entrañas del monstruo”, curiosa selección de palabras pero la última referencia que tengo de ellas proviene del Apóstol nacional y en alusión a un país opuestamente contrario, casualmente un país con el mismo discurso inflamatorio que este señor. Me prometí no caer en el facilismo de una vendetta personal o un lenguaje ofensivo así que sólo me limitaré a replicar lo más decentemente posible los argumentos sostenidos por mi interlocutor.


Por Eduardo

Desde hace veinte años, todos los 7 de diciembre realizo con un grupo numeroso de matanceros una larga caminata, que parte desde la Plaza de la Libertad, hasta nuestro Cementerio de San Carlos. Es mi manera de rendir homenaje, al Titán, a Panchito, y a nuestros hermanos caídos en tierras africanas. Hoy 7 de Diciembre, se conmemora el 114 Aniversario, de la caída en combate del Lugarteniente General del Ejército Libertador de Cuba, Antonio Maceo, su ayudante el Capitán Francisco Gómez Toro, y el 21 Aniversario de la Operación Tributo, donde en la tierra sagrada de la Patria depositamos los restos de los combatientes fallecidos en el cumplimiento de gloriosas misiones, en las cuales no solo se luchó por la autodeterminación de esos países hermanos, fundamentalmente Angola, sino que se logró la independencia de Namibia, y el golpe de gracia al ejército racista de la Sudáfrica del Apartheid.


Juventud Rebelde

Por: Eduardo

Al celebrarse este domingo el Día de Mandela, establecido por la ONU, para homenajear la vida y obra de uno de los imprescindibles al decir de Berthold Brecht, resulta chocante para muchos revolucionarios, la apropiación de la figura de Nelson Mandela para manipularla acorde a las conveniencias de los amos del mundo. El Revolucionario con mayúsculas ha tratado de ser convertido en una especie de Santo Redentor, en innumerables documentales, filmes y escritos de prensa, despojándole en casi todos los casos del pensamiento radical del líder antiapartheid.