La sonrisa y las cavernas

Foto: agua.org.mx

«La sonrisa es lo más delicado de la expresión humana, que florece de preferencia en la intimidad, y aun a solas; comentario silencioso de los discretos, arma de los tímidos y expresión de las verdades que por tan hondas o entrañables no pueden decirse».

María Zambrano, El payaso y la filosofía

***

«A mí ya me gastó la espera. (…) Conozco el mecanismo de las trampas de la moral y el poder adormecedor de ciertas palabras. He perdido la fe en todas estas construcciones de piedra, ideas, cifras. Cedo mi puesto. Yo ya no defiendo esta torre cuarteada. Y, en silencio, espero el acontecimiento».

Octavio Paz, Visión del escribiente

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar

Un repartidor de pan se paró el primero de enero de 2021 delante de mi casa y comentó a varios vecinos que a la panadera se había quedado la mitad del pan sin vender. También leí las noticias «no oficiales» de que en determinadas zonas del país está teniendo lugar la misma reacción. Pienso en esos niños que dependen del tal alimento mal elaborado para poder merendar en sus escuelas y recordé mi propia niñez en los años sesenta del pasado siglo.

Yo era la única estudiante que se quedaba en el aula de primer grado a la hora de la merienda. La maestra me llamaba cada día, depositaba en mi mano una moneda de cinco centavos y para que me comprara un masarreal. Han pasado cincuenta y ocho años de ese pequeño gesto cotidiano y llevo a esta educadora en mi vida como unas de las personas que me enseñó que la ética no se aprende en un aula con un discurso plano de categorías como el bien y el mal.

Asimilé que lo que puede ser mostrado no puede ser dicho, que hay una forma de conocimiento además del alfabeto aprendido en ese curso: el de ver con el corazón.

En estos momentos transitamos a no sé qué modelo de sociedad a través de cambios demoledores. Escuché a un dirigente explicar, con motivo de la discreta reducción de la anunciada tarifa eléctrica, que alguien le había comentado que quienes consumían en Cuba alrededor de nueve CUP de electricidad vivían en las cavernas.

«Bueno –respondió uno de los artífices del ordenamiento– un 22 % de la población se encuentra en esa condición». No me asombra la altanería con la que se refieren a las capas más humildes de la población cubana.

Deseo recordarle a ese dirigente que fue imposible hacer un museo con las pertenencias de José Martí, porque nada poseyó que pudiera dejarse materialmente. Solo nos dejó lo que era y no lo que tuvo. Y lo que fue el Apóstol forma parte del patrimonio moral de la nación.

El pelo largo de Martí quedó para la posteridad, pues poseía dinero del Partido Revolucionario Cubano, pero no lo empleó para cortarse el cabello.

Al buen Pedro

Dicen, buen Pedro, que de mí murmuras

Porque tras mis orejas el cabello

En crespas ondas su caudal levanta:

¡Diles, bribón!, que mientras tú en festines

En rubios caldos y en fragantes pomas,

Entre mancebas del astuto Norte,

De tus esclavos el sudor sangriento

Torcido en oro, bebes descuidado,

—Pensativo, febril, pálido, grave,

Mi pan rebano en solitaria mesa

Pidiendo ¡oh triste! al aire sordo modo

De libertar de su infortunio al siervo

Y de tu infamia a ti!—

Y en estos lances,

Suéleme, Pedro, en la apretada bolsa

Faltar la monedilla que reclama

Con sus húmedas manos el barbero.

***

Mientras muchas casas y edificios en Cuba se derrumban, mientras miles y miles de cubanos no pueden vivir de una manera decente debido a la crisis económica estructural, el flamante Estado acaba de destinar una cantidad impresionante de materiales de construcción para crear el Centro de Estudios «Fidel Castro». Me pregunto si es racional ese desbordamiento para una institución que podía haberse concentrado en un lugar mucho más modesto.

¿Hay que asistir a un palacete para estudiar un pensamiento? Para estudiar la obra del Padre Félix Varela, de José Martí, de José de la Luz y Caballero, de Enrique José Varona, de José Lezama Lima, por solo poner algunos ejemplos, solo se necesitan sus escritos y silencio.

Olvidó la burocracia estatal que representantes de la gran burguesía criolla abandonaron en la época colonial su riqueza para ir a la manigua con el objetivo de lograr la libertad de Cuba. Parece que ignora que existió un bayamés, Francisco Vicente Aguilera (1821-1877), uno de los más ricos hacendados de la región oriental que renunció a todo y murió en el frío de Nueva York, casi congelado, con los zapatos rotos.

Volvieron a las cavernas nuestros burgueses por amor a la Patria.

Julián del Casal, uno de los grandes poetas del siglo XIX cubano, fue un intelectual que vivió en cuartos de hoteles, –en la calle Prado hay una tarja que destaca la cuartería en que permaneció– y remendaba él mismo sus trajes. Perdido en sus paraísos artificiales, le llamaba a la bañadera de latón de zinc «mi tina de mármol de rosa». A menudo frecuentaba la casa de empeños y malamente pudo vivir de su labor periodística.

El poeta Lezama, fundador del Grupo y la revista Orígenes, el autor de Paradiso, subrayó en su Diario un lunes 13 de agosto de 1956 lo siguiente: «Faltan tres días para que nos paguen la quincena. No sé si pedir anticipo, o pasarme tres días sin dinero, entonces mamá me dará veinte o treinta centavos. Así me siento niño. Antes con esos 20 centavos compraba libros; ahora, tabacos».

El creador de La Isla en peso, Virgilio Piñera, en carta dirigida a su hermana desde Buenos Aires, el 31 de agosto de 1947, escribió: «…salí del paisaje habanero (…) de las intriguitas, del hambre, de los harapos… Para mí la vida no es mejorar o empeorar…Es solamente pasar, ser, asistir. (…) No hay una vida mejor que otra; lo que hay es un baño mejor que el otro, una comida mejor que la otra, y en este sentido es el único en que la persona puede sentirse más afortunada o más desvalida».

En su autobiografía Vida tal cual afirmó: «Aprendí que era pobre, que era homosexual y que me gustaba el arte».

Señor economista –uno de los responsables del ascenso del precio del minúsculo y magro pan que come la gente de pueblo, nuestra población de las cavernas–, con mucho respeto le sugiero que lea los poemas de Gastón Baquero, ese poeta ocultado por décadas. Allí podrá encontrar la mirada de la pobreza, porque parece insinuar en sus palabras que la humildad y la inocencia del mirar del pobre es la única capaz de ver el tesoro de la realidad.

Por ello se detiene en Coloquial para una elegía en «el misterio del pedazo de pan sobre la mesa» y en Primavera, es el poeta «al mismo tiempo príncipe y mendigo».

Es importante comprender la importancia de poseer riquezas, dinero, poder y ser a la vez «pobre de espíritu». «Felices los que tienen el espíritu del pobre», es una idea que pertenece al evangelio de Mateo.

Hoy descubrí que la frase «ser pobre de espíritu» la entendía totalmente al revés. Captar esa tesis de civismo creo que es un proceso que debemos asumir. En su historia y esencia, esta Isla es «pobre de espíritu» y ahí radica precisamente su gran riqueza. Aclaro que este escrito no es un mensaje de apología de la miseria, al contrario. Sí lo es en el sentido de defensa de la humildad.

Solo me queda callar y sonreír como una habitante más de las cavernas ante el punto de la verdad, de la verdad sin más.

Textos relacionados

Néstor Kohan y las gafas oscuras de cierta izquierda

Sacrificio

En Cuba, el inmovilismo ya no es una opción

61 comentarios

Observador 2021 12 enero 2021 - 11:06 AM
Excelente artículo. Una epopeya que generó en millones de cubanos concretar el proyecto de nación por la cual entregaron sus vidas nuestros próceres y mártires ha degenerado en un humillante secuestro de la voluntad nacional por quienes detentan el poder y la riqueza escudados en un discurso de justicia social, soberanía y patriotismo cada vez más hipócrita. No es que no haya asedio de intereses foráneos ni dificultades por emergencias sanitarias y climáticas, es que no puede ser el peremne pretexto para ocultar el fracaso de un sistema y una ideología al margen de logros y avances que evidentemente existen y seria inmoral reconocerlos y no luchar por mantenerlos. Las sociedades, cuando sus jóvenes emigran, sus ancianos ven disminuidos el fruto de su trabajo y esfuerzo de toda su vida y dependen de la misericordia del propio estado que los empobrece y sobre todo cuando la desesperanza gana terreno en todos sus miembros, están condenadas al fracaso y obligadas a reaccionar ante este, sobre todo cuando sus gobernantes eluden el auténtico debate ciudadano. Aunque estos gobernantes tengan “el oido pegado a la tierra”, ya tupidos definitivamente por el fango de su soberbia, la realidad de una nueva Cuba les pasará por arriba mas temprano que tarde, ojalá con el menor de los daños posibles.
Orl 12 enero 2021 - 11:41 AM
No pude terminar de leer debido al enojo que sentí. Hay un par de altos dirigentes que parecen colocados en sus puestos para irritar más aún al pueblo. Solo hay que ver lo gordos que están y la arrogancia con que suelen expresarse.
Yeyo 12 enero 2021 - 5:25 PM
Si fuese solo un par el problema no sería tan grande pues el resto se dedicaría a combatirlos o re emplazarlos.
Norma Normand Cabrera 12 enero 2021 - 11:43 AM
Gracias, Teresa, por tan conmovedor texto. Me llama la atención que para ese señor algunas veces somos "nuestro pueblo", otras "la población" y otras "las personas". No es el único, pero en él molesta más en estos momentos a los que, como yo, como usted, como la mayoría, vivimos en las cavernas. Un abrazo sincero.
Al Rojas 12 enero 2021 - 11:44 AM
Cuantas veces esos que ostentan el poder después que se lo repartieron, adjudicaron o votaron, se quitaron el pan de la boca y se lo dieron o dan a los que verdaderamente pusieron los muertos en la lucha para sacar al dictador? No se le puede pedir peras al olmo, amiga.
Carlos 12 enero 2021 - 4:50 PM
“Ante el envejecimiento poblacional, de más de un 21% con personas con más de 60 años, no es posible que toda la responsabilidad caiga en el Estado cubano. Tiene que haber también una responsabilidad de la familia” Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos Le falto decir que la responsabilidad es de la familia en el extranjero.
Leonardo 12 enero 2021 - 6:27 PM
Y en consecuencia le faltó explicar por qué los jóvenes quieren emilegrar
Manuel Gutiérrez 13 enero 2021 - 10:58 AM
Por eso la hija del zar de las finanzas cubano vive en los Estados Unidos, como tantos familiares de estos flagrantes dirigentes obesos....
Eva 13 enero 2021 - 11:20 PM
Puede que la hoja de ese gordiflón Murillo sea la dueña de una de esas agencias que se enriquecen Con las compras online de los familiares en usa enviando Todo lo que no hay en Cuba desde Florida , desde 🇺🇸 USA DE esas lacras no dudo nada
zenon 12 enero 2021 - 11:56 AM
Muy bello
Alberto N Jones 12 enero 2021 - 11:58 AM
Triste, muy triste leer estas realidades.
Dmass 12 enero 2021 - 12:22 PM
Este texto es buena literatura, uno de los mejores en LJC. Mezcla de narrativa, emotiva y necesaria, historia, cultura y crítica implacable al gobierno cubano. Un ensayo corto, directo, modesto, actualizado, bien informado e informativo. Mis palmas para la Dr. Díaz.
Armando Fernandez 12 enero 2021 - 1:01 PM
Pocas cosas he leído que me estremezca más que lo escrito por Teresita. He recorrido mi vida desde mi infancia y en 69 años no encuentro mi.entos como los actuales. Gracias a la autora.
Al Rojas 12 enero 2021 - 1:19 PM
Y estos son los ensayos que se deben de difundir, en las redes, en el exilio, hasta el ultimo rincón de Cuba, esto hace mas que cualquier discurso patriotero de los que ejercen el poder o las encendidas diatribas de los que se les oponen, mis respetos Dr Diaz.
Eva 13 enero 2021 - 11:22 PM
Difundir impresos si fuera posible Son excelentes , llenos de amor a nuestra patria y los buenos cubanos. El apóstol sería uno más de los articulistas de esta revista y de otras Gracias gracias gracias
Esteban 12 enero 2021 - 1:45 PM
A veces creo que los cubanos no entienden qué está pasando. Sin dejar de apreciar la belleza del texto me parece que no estamos en tiempos de poemas o relatos épicos y que los artículos sobre la situación actual deberían ser más como un látigo que como un cascabel. ¿Por qué no mencionó la autora el nombre y los apellidos de ese funcionario? ¿Por qué no se exponen soluciones en vez de amargos lamentos? ¿Por qué asistimos impotentes a la que nos está cayendo encima como ovejas conducidas al matadero? Si el pueblo cubano no pone presión sobre quienes le malgobiernan quejarse no será más que un ejercicio de enajenación totalmente estéril.
Esteban 12 enero 2021 - 2:12 PM
El periodismo independiente, o alternativo, o centrista, o como le quieran llamar, está olvidando el papel de una denuncia acompañada de una solución. ¿Qué cubano no sabe lo difícil de este tiempo y el oscuro futuro que le espera si todo sigue como va? ¿No pudieran derramarse ríos de tinta escribiendo anécdotas al respecto? La gente necesita escuchar lo difícil que les va la vida en la isla, es verdad, pero también que hay otros caminos diferentes al propuesto y ejecutado por el poder. Hace falta darle a la gente alternativas al engendro actual, algo por lo que luchar, un proyecto de sociedad diferente al actual que sea viable para todos. ¿Para qué seguir aumentando esa sensación de impotencia que nos hace encogernos de hombros, bajar la cabeza y aceptar que nada se puede hacer en contra de quienes gobiernan?
Evelin Echemendi 12 enero 2021 - 7:19 PM
Esteban, lo mismo me pregunto yo, cómo tantos cubanos que viven fuera de Cuba se llenan la boca para exigir a los de dentro una solución. El enfrentamiento y la valentía nos toca según tú a los de adentro. Ustedes los que se fueron tienen incluso el derecho que exigirnos a nosotros... Me imagino a Martí en esa posición tan oportunista y miserable. Cuba es responsabilidad absoluta de todos, y si tú no estás aquí y no tienes el valor de venir a dar la cara no le exijas a una mujer mayor que lo haga por ti. Ya quisiera verte escribiendo como la profe Teresita viviendo aquí. Es más fácil vociferar desde lejos, empujar pero no darse golpes. Por eso Cuba está como está, todos queremos que el muerto lo ponga otro y criticamos al que a su manera aporta luces al camino. Triste
Eva 13 enero 2021 - 11:28 PM
Pero cómo? Apoyados en que abogado con coraje y decencia denunciar tantos desmanes? No a visto como un tipo el tal Humberto denigra y juzga y difama sin freno de todos y cada uno de los que valientemente se exponen y denuncian lo que todos los cubanos denunciamos en la calle, en las colas, en los barrios llenos de migré calles asquerosas Aceras llenas de huecos , casi iguales que los baches de las calles? De verdad que no logro encontrar un modo pacifico de hacer llegar mi inconformidad con cada disgusto que me llevo cada vez que salgo de casa Hay que vivir en un ostracismo al estilo de dulce María Loynaz o Lezama para no morir de indignación Los cubanos decentes estamos muriendo en vida.
TERE 12 enero 2021 - 1:49 PM
Se les nota a través de la pantalla el buen vivir. Se les nota en la lozanía y frescura la piel, en el brillo del cabello por el uso cotidiano de productos de marca, se les nota en los relojes que portan, espejuelos, maquillaje, cortes de cabello, vestuario, se les nota la ignorancia de la cotidianidad del cubano, se les nota la altanería por vivir en Miramar o Siboney, de sentirse lejos de las calamidades y vulgaridades de la masas. Les sale por cada poro la piel la abundancia. El futuro luminoso de bienestar prometido por Fidel quedó para ellos. Profesora también tengo mis recuerdos, la primera parte de mi niñez la viví antes del 59, había abundancia de golosinas y helados pero no eran para mi, no podían mis padres comprármelos, crecí viendo a los otros comerlos, ahora con 71 años, ingeniera jubilada resulta que tampoco puedo. Parece ser que todavía hay multitudes que los apoyan porque creen en sus intenciones de lograr el bienestar de Cuba. Yo deje de creer.
nel 12 enero 2021 - 2:07 PM
Le agradezco su pensamiento, tan claro y sincero. Su texto emociona. A veces tantos pesares todos los días se nos agolpan y nos estrangulan. A veces puede entenderse que no critica a un poder público, sino a uno privado en manos de unos pocos que han dado la espalda a la esencia de la República. Deberían saber quienes armaron el cambio económico y político que no se puede proteger un mal con la ignorancia.
Orl 12 enero 2021 - 2:16 PM
Ese instituto que acaban de crear: el Centro de Estudios «Fidel Castro», se llenará de vividores que competirán entre si con fiereza para ver quien le dedica al difunto el ditirambo más desaforado.
María Francisca Pérez 12 enero 2021 - 4:17 PM
Lúcido y triste. La patria como ara, no como pedestal. La nación concebida desde el amor y no desde los intereses, desde las ideas y no desde las ideologías, desde los valores y no desde las doctrinas, desde las libertades y no desde las prohibiciones. Martí a pulso, el más grande hijo de esta tierra dividida y la más poderosa fuente de las respuestas que Cuba necesita. En su legado está todo, para aquellos que piden soluciones en lugar de críticas. María Francisca Pérez.
Carlos 12 enero 2021 - 4:45 PM
El pan no sirve, el café es una total basura, la vida cotidiana en general es un desastre... Que falta? Le pedimos peras al olmo?
Sofia. 12 enero 2021 - 5:35 PM
Si Dra. Su artículo es un poco triste, pero en Mesa Redonda de ayer la ministra explico esa problemática, se analizo el caso de ancianos, estarán protegidos , en las redes sociales hacen protestas y el Estado/ Gobierno les escucha ,lo que pasa es que nosotros solo sabíamos aplaudir y ser conformistas, pero referente a las viviendas le diré lo que pasa. , ¡No tengo casa, el gobierno debe darme una!» y así le estámos arrojando a la sociedad nuestros problemas, pero ¿quién es la sociedad? ¡no existe tal cosa!. Hay hombres y mujeres independientes y hay familias y ningún gobierno puede hacer algo, excepto a través de la gente, y la gente primero tiene que luchar por sí misma. Es nuestro deber cuidar de nosotros y luego ayudar a nuestros vecinos y la vida es un negocio recíproco, donde la gente tiene sus derechos en MENTE, pero no sus OBLIGACIONES..
Alina Lopez 12 enero 2021 - 10:57 PM
Sofía, al leer su comentario me recuerda un famoso discurso de Margaret Thacher que decía: "todos deben pararse por sus propios pies". Ella no era socialista sino neoliberal.
Rosario 13 enero 2021 - 10:14 AM
Que entiende usted por 'sociedad'? Yo entiendo por tal el espacio multidireccional que debe en sucesion progresiva garantizar orden, seguridad, derechos civicos, respeto mutuo, oportunidades para llevar adelante un proyecto colectivo de bienestar material y espiritual - incluyendo el que pasa por la suma de las satisfacciones individuales. La sociedad como ente tangible no existe. Hay mucho ciudadano empeñando sus dineros por una cadena de oro o un par de tenis, y no por arreglar su techo. Pero también han existido políticas que, ignorando el exponencial deterioro de nuestro fondo habitacional y sus repercusiones, han priorizado por años la construcción de bibliotecas, museos, 'centros de... ' o el remozamiento de edificaciones para albergar innumerables instituciones cuya imagen mayoritaria es la de embajadas de la burocracia o de la muela. El argumento simplista es que el museo municipal Periquito Perez lo disfrutan todos; y la vivienda, sólo sus habitantes. Cuando a mediano plazo, los lugares donde no hay proyecto de vida propio quedan sin nuevas generaciones, o sea sin los potenciales visitantes del museo. Si me equivoco por favor exponga al menos una vía para que un ciudadano pueda lograr poseer una vivienda por medios honestos sin recibirla del gobierno y sin emigrar como paso previo.
Pepe 16 enero 2021 - 10:11 AM
Gracias Tere por tus lindas palabras. Dejemos de filosofar: Todo la realidad que vive hoy Cuba es fruto de una dictadura bien pensada, elaborada y sostenida por más de 60 años. Dictadura que ha llevado a la más extrema pobreza a la isla más desarrollada en todos los sentidos por el año 1959. Ha resquebrajado los principios morales de las familias cubana; impuso un modelo comunista por la fuerza y eliminó todo tipo de oposición desde los primeros momentos. Cero democracia, tuvo el inmenso descaro de quitar las propiedades a todos los que la tenían antes de 59, y decir que todos éramos iguales, TODO FUE UNA GRAN MENTIRA, la historia se ha encargado de demostrarlo. El pueblo eligió emigrar y morir en el mar porque el aparato represivo fue creado a la perfección, involucró a todo el pueblo en las famosas tropas territoriales (que vergüenza). Y reafirmó que tienen lujosas cuentas en bancos en el extranjero, yates y mansiones, no eran estas cosas las que se les quitó a sus propietarios en el año 59? Vamos, ya no engañan a nadie. Ahora están como tiburones detrás de los dólares Americanos provenientes de los llamados gusanos o desafectos a la revolución. Pero no hay mal que dure 100 años. Un día nuestra Isla tendrá una verdadera democracia y aunque se necesite tiempo para que nuestro pueblo le tenga nuevamente amor al trabajo y viva honradamente de su esfuerzo, no como ahora que nos han enseñado a robar para poder vivir.
Sofia. 12 enero 2021 - 5:59 PM
Si aspiramos a un ser humano mejor, tenemos que aspirar a una ciudad mejor, asumiéndola como parte de la solución y no como problema. ¿Sabía Ud que 77% de cubanos viven en las ciudades ? ¿Sabías que la política del Gobierno Revolucionario fue de convertir a los ciudadanos en propietarios? HOY ES UN ALTO índice de propiedad de la vivienda de más del 90% del fondo, MUY LEJOS de la media INTERNACIONAL que promedia 30-40%.Vale recordar que “el hombre piensa como vive y vive como piensa”.
Rafael 12 enero 2021 - 6:40 PM
Señora Sofía, usted es de las que habla y habla y no dice nada. Eso de que el 77% de la gente en Cuba vive en las ciudades hay que agradecerlo?? O es una muestra más de que estuvimos dirigidos por un tipo que hacía con la población cubana lo que le venía en gana? Vaya a ver las condiciones de vida y la realización personal de la gente que vive en los campos de Cuba para que se de cuenta. Naces en el mismo lugar donde te mueres, vistiéndote toda tu vida como un miserable, sin esperanzas de nada. Lo digo por experiencia propia. Usted es de las que se va por las ramas pero no ataca el tronco. Puro bla bla bla.
Eva 12 enero 2021 - 10:44 PM
Y ese 90 % donde lo encontró ? En serio le pregunto porque hace unos meses una especialista de la ONEI dijo claramente que en el país habían vendadas 3 millones y algo más de viviendas como propiedades entonces , si somos casi 12 millones de habitantes como se entiende eso? Y encima hay que ver cuantos millones de esas propiedades están a punto de derrumbarse y matar a quien la habita . Quien es responsable de las tres niñas muertas el año pasado por el derrumbe de un inmueble que no tenía alerta de peligro? Hasta donde las arbitrariedades y el costo de vivir en Cuba y no haber decidido irse y verla Y sufrirla desde Lejos? Los que más cómodos se sienten en este país son los vagos que ahora ya tienen todo organizado en cada cola enyuntados con el que se supone debe velar por el orden , pero no lo hace porque el bolsillo se le engrosa avisando , dejando que lleguen todos y se pongan delante del que estaba primero, compran llenan el frisér y a revender para recuperar. Por otra parte los ladrones y corruptos que saben eso y pasan a engrosar las filas del poder que los tiene en un lugar estratégico para ganar dinero a costa de la miseria. Quien controla todo eso? NADIE. Divide y vencerás les ha funcionado Como una divina comedia que da asco . Ni llanto, ni risa. Ser honrado en Cuba tiene un costo insuperable... Que solución a corto plazo tiene todo este caos y desorden arbitrario? Nos tratan peor que a cerdos . Educación ? Dónde? Potencia médica dónde? Revolución ? Socialismo ? Pueblo? Acaso quieren convertirnos en pueblo vulnerable? Si desde que jamás han pagado un salario decente lo han puesto claro!!!! Merecen condena todos por el intento de humillar a quienes se han partido el lomo en esta GRAN ESTAFA!!!ni olvido ni perdón
Eva 12 enero 2021 - 10:47 PM
Perdón por no agradecer a la autora este maravilloso texto , igualmente la excelencia de LJC y los que enriquecen el diálogo al comentar ,con respeto y conocimientos. Donde dice “vendadas” quise escribir “censadas”
Natalia Bolívar 12 enero 2021 - 6:01 PM
Excelente escrito. Gracias Teresa.
Sofia. 12 enero 2021 - 6:19 PM
Referente a las cavernas, tengo en mi mente una descripción de la actual situación del Sr. Tony Crespo, donde dice porque estamos así, pero voy agregarlo otro estudio. Una gran cantidad de ilegalidades y transformaciones se extienden por las ciudades del país, dañando su imagen; lograr eliminarlas en su totalidad es impracticable. Han sido décadas de DESCONTROL ACUMULADO y violaciones cometidas sobre el fondo edificado.
Manuel* 12 enero 2021 - 6:22 PM
Me da miedo que todo este justo enojo conduzca a la violencia.
Orl 12 enero 2021 - 6:23 PM
El crítico de cine cubano Gustavo Arcos dijo algo cómico: “Sigan hablando del Golpe Blando y de conspiraciones foráneas, que el Golpe Duro lo tenemos aquí, desde el 1 de enero”, escribió Arcos en Facebook,
Manuel* 13 enero 2021 - 4:22 AM
Puestos a elegir entre un golpe duro y otro blando, prefiero el blando, más que nada porque no se muere nadie.
Aloyma Ravelo 12 enero 2021 - 6:41 PM
Excelente! Te felicito amiga. Me ha dejado bloqueada tu gran verdad.
Dulce María 12 enero 2021 - 6:52 PM
Disfruto cada escrito suyo profe, me reivindico cuando la leo, qué bueno poder contar con sus testimonios.
Sofia. 12 enero 2021 - 7:48 PM
Hay un refrán que dice;” RECORDAR ES VOLVER A VIVIR”, El obrero agrícola (el guajiro cubano) antes de 1959 el 60% vivian en bohíos de techo de guano y piso de tierra, sin letrina sanitaria ni agua corriente, a esto hay que añadir la IGNORANCIA, la DESNUTRICION, las ENFERMEDADES, PIOJOS Y PARASITISMO. La esperanza de vida llegaba a 58 años de edad y 60 fallecidos por cada nacido. Triunfo la Revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes, la clase burguesa dejo de existir y todo se entrego a los humildes ; salud y educación gratuita para todos los ciudadanos de diferente raza y la vivienda regalada y ¿QUE PASO con estos humildes Dra. Teresa ?
Pedro Lorenzo 12 enero 2021 - 9:19 PM
Sofía, sus argumentos tienen el mismo peso hoy día que el que hubiese tenido un hipotético intento por disuadir a los jóvenes de la generación del Centenario con referencias a la esclavitud, los horrores de la Colonia,la fiebre amarilla y la Reconcentración de Weyler.
esther 13 enero 2021 - 1:35 PM
!Ah! Es ahora q he caido en la cuenta:los humildes se multiplicaron porque la miseria se repartio, se extendio,no la riqueza, esa quedo en manos de unos pocos. La miseria y el vivir miserable.
Sofia. 12 enero 2021 - 10:42 PM
UNA VEZ QUE LA DIRECCION DE LA VIVIENDA OTORGO LA PROPIEDAD, EL ESTADO HA PERDIDO LA TITULARIDAD DOMINICA HASTA DEL SUELO EN EL CUAL SE ASIENTA EL INMUEBLE APRENDAN DE UNA VEZ Y POR TODA.CUANDO NOSOTROS, ESTAMOS VENDIENDO EL APTO .PONEMOS EL PRECIO QUE NOS DA LA GANA, PERO PARA PINTAR EL EDIFICIO ESPERAMOS POR EL ESTADO. PERO EN CAMBIO CONTINUAMOS CONSTRUYENDO LAS BARBACOAS…ASI ESTA NUESTRA URBANIZACION DE CAVERNAS…..AMEN
El chago 13 enero 2021 - 10:01 AM
Sofia No hace falta gritar, usted acude a un argumento legal que establece la propiedad privada sobre un inmueble y con eso quiere justificar la falta de atención de un estado omnipresente en todo, por mucho tiempo para bien y para mal... En el estado socialista cubano puede que muchas personas hayan puesto su empeño en construir una casa, pero definitivamente para construir un edificio y desarrollar un urbanismo había que someterse a los planes del estado, así de simple, no es que esté mal es que ese estado no concibió que el mantenimiento de un hogar con los salarios y precios existentes es imposible y solo puede ser solo pagada con el oro de los que se fueron, los que están de misión o la escasa minoría que dentro de Cuba obtiene altos ingresos por su trabajo
Eva 13 enero 2021 - 11:45 PM
Eso es mentira mi madre por ejemplo se pasó 30 años pagando su casa de un cuarto al estado y jamás el estado en ese mismo tiempo vino a reparar ni a pintar siquiera ese edificio donde todos o casi todos eran arrendatarios un edificio cuyo dueño se fue del país en 1959 , edificio que el estado no construyó y como ese miles de viviendas en La Habana. Si el estado se adjudicó las viviendas de todos los que eran sus dueños desde la colonia o después y hace pagar arriendo a quienes les asignó la vivienda como arredantario tenía obligación de mantenerlas y jamás lo hizo por eso se cae La Habana en pedazos. La historia más reciente y más triste son los edificios construidos en el polo científico tuvieron que pasar casi 25 años para darla a sus habitantes como propiedad , si alguno se iba de esos centros de trabajo la perdían aunque hubiesen trabajado 16 y 18 horas diarias consagrados a la ciencia. Hay justicia en eso? No!!! No la hay aquí a nadie le han regalado nada nunca!!!!
Orl 13 enero 2021 - 2:12 AM
Yo me pregunto si su pensamiento no ha sido ya estudiado hasta el cansancio. En cada aniversario del extraordinario alumbramiento del niño Jesús y en cada aniversario de la caída en combate del Titán de titanes, la personalidad más importante de la historia antigua, moderna y venidera; en Cubadebate se da la tabarra. Por los años 80s, además de poner sus discursos en cadena en la televisión y la radio, y luego retransmitirlos, eran analizadas durante semanas enteras sus brillantes palabras en circulos de "estudio" impartidos en CDRs, CTCs, PCCs, UJCs , FMCs y Unión de Pioneros de Cuba. Ya desde entonces, yo me había dado cuenta que era un demagogo.
esther 13 enero 2021 - 8:55 AM
Gracias, Tere. Yo te saludo con orgullo desde las cavernas de la Patria, feliz de no vivir ni trabajar ni pisar ninguno de los palacetes y las mansiones, todas malhabidas y entregadas en una optica y un concepto equivocado a estos q han olvidado de donde vienen, quienes son y, sobre todo, a quien debemos servir cada uno de nosotros. Es tanta la arrogancia que el insensible no tiene ni lugar ni ocasion para disculparse porque no seria el capaz de gesto tal alto y porque ninguno de nosotros le creeriamos. ?Seria mucho pedi q nos lo eviten?
Eva 13 enero 2021 - 11:13 PM
Gran razón tiene. Porque no pueden pedir perdón cuando pisotean al más vulnerable a los ciudadanos todos Que perdón puede pedir un arrogante engreído y equivocado? Alguien sin prestigio ni moral , ni virtud que lo sostenga ?
Sofia. 13 enero 2021 - 11:33 AM
La escasez de hoy es el precio que pagamos por la abundancia del mañana. Fidel.1961 ( se equivoco de su propia nación).Tenemos muchas piedras dentro de los zapatos que no permiten avanzar a mayor velocidad. Solo poner el noticiero de la TV cubana y nos damos cuentas de cuantos robos, corrupción, falsedad, doble moral ,pérdida de valores morales. Abres el Internet la pag. del medicare y ves el aporte de los cubanos al sistema capitalista norteamericano. / ojo, no hay nada absoluto, cualquier semejanza es pura casualidad/. Finalmente tuve oportunidad en California de escuchar algunos oriundos norteamericanos que desconocían al país llamado Cuba, en Asia desconocían sobre la nacionalidad cubana, sin embargo el mundo conocía a Fidel Castro Rus. HONOR A QUIEN HONOR MERECE. Nota; Estimada Dra. Teresa, no es una nueva construcción, es una reparación (no restauración) de una mansión que hubiera perdido su valor arquitectónico. Invitados todos al Centro de Estudios, Fidel Castro Rus. Calle 11 E/ Paseo y A, Vedado..La Habana.
Dulce María 13 enero 2021 - 9:06 PM
Señora Sofía, usted habla bastante basofia... Vaya a hacer la cola del yogurt de soya y no jeringue más
Eva 13 enero 2021 - 11:16 PM
😂😂😂😂😂 👏👏👏👏👏
Sofia. 13 enero 2021 - 12:06 PM
Sr. El Chago, cuando vamos a alquilar o a vender una vivienda en propiedad, reparamos hasta las aceras de su entrada, pintamos las fachadas, hacemos el carpoch sin permiso al omnipotente Estado y sin respeto al urbanismo. Para ir a Varadero somos el 2do cliente del turismo. Para eso SI tenemos dinero. Sin embargo no acudimos a las oficinas estatales para contratar las brigadas para el mantenimiento y reparación de edificios con el aporte de todos los vecinos, algunos lo hacen, otros no. Somos gente de vacilón. Entonces es verdad que la justificación es la prostitución del carácter.
Giordan Rodríguez Milanes 16 enero 2021 - 11:47 AM
La felicito por poder hacer todo eso (lo infiero por el uso de la primera persona del plural), en mi cuadra ninguno podemos ni ir a Varadero ni siquiera irrespetar el urbanismo.
Eva 18 enero 2021 - 2:20 AM
Genial respuesta Giordan. Leo a esa señora Sofía y creo que vive en un cuento chino. Es la segunda parte de Alicia en el país de las maravillas Dejo este fragmento ilustrativo de Guevara que desde muy temprano fue claro y aunque no lo dijo con nombres y apellidos, quien sabe si por lealtad antigua?, su cultura política le permitió ver desde antes la Cuba que nos duele a muchísimos cubanos a la inmensa mayoría Hay una metáfora en tu discurso inaugural del Festival Internacional de Cine , y que tiene que ver con los burros ¿A qué te referías? -¡¡A los burros¡¡. La palabra burro es muy dura, se podía haber edulcorado, pero no quise hacerlo porque estoy harto. Hay demasiados personajes que son correas de transmisión, que cumplen con todos los requisitos, que ganan todas las posibilidades de llenar el pecho de medallas y que sin embargo no aportan nada. ¡Eso no puede ser! Es necesario repletarnos de pensamiento autónomo y éticamente bien formado de modo tal que esa autonomía no sea la del rebelde sin causa, sino sea la de quien quiere entregar su mensaje y está dispuesto a perder parte de esa autonomía, porque en la vida política como en la religión, los que creen y los que participan deben ceder un poco de su libertad para con esa suma de libertades cedidas llevar adelante un proyecto… ¡Pero un poquito…¡¡Lo que no se puede perder es la facultad creadora! http://habanafilmfestival.com/alfredo-guevara-intelectual-cubano-y-la-globalizacion-vivimos-la-era-de-la-desorientacion/?fbclid=IwAR1bZKpIzy8mT0vwxIjwlgK61ns1XMSnXg7hjhFPbdAmHgQ3I8cfKRj7zT8
Ivette 13 enero 2021 - 1:04 PM
Excelente texto Tere, inteligente y conmovedor. Creo, por más que algunos sostengan lo comtrario, que estos escritos son muy importantes, ainque obviamente no lo suficiente para resolver problemas. Pero aseguran la comprensión profunda y no panfletera de los mismos, ayudan a la inteligencia colectiva que debe producir los cambios, los que de veras nos pueden ayudar a construir un nuevo y mejor proyecto de país. Gracias y recibe mi admiración y saludo
Wanda 13 enero 2021 - 1:18 PM
Excelente artículo profesora. Para mi resulta tan escandaloso destinar una impresionante cantidad de materiales de construcción para el centro de estudios de Fidel, como usted refiere, como destinar más de un millón de usd de inversión para imprimir los periódicos en colores, ¿estás son realmente prioridades o redundan en algún beneficio para el bienestar económico de los cubanos? Por supuesto que no, pero aún así se hacen a la vista de todos y sin cuestionamientos, pero seguimos aguantando callados...
Miguel Ángel mesa 13 enero 2021 - 7:04 PM
¡¡Contundente!! Lo he leído en casa a modo de "lectura de tabaqueria" y todos hemos quedado impresionados. Gracias Doctora en nombre de mi familia.
Soraya M Castro Mariño 13 enero 2021 - 8:47 PM
Espectacular artículo. Mis felicitaciones.
Yura Casanas 14 enero 2021 - 12:32 PM
Teresa: gracias! Fluye solo. Cuando lo lees parece que no vive la época del masarreal y vuelven a aparecer los momentos donde la miseria estuvo en su cumbre( fueron tantos) . Genial
Benito 14 enero 2021 - 1:23 PM
Conmovedora la entrada e interesantes los comentarios, incluso los más catárticos. Pero los de la Sra. Sofía se destacan, pues nos demuestran una vez más la utilidad de hacer de abogado del diablo para traer más ideas, recuerdos y argumentos en apoyo a lo que niegan, soslayan o combaten expresa o tácitamente.
Jorge Ángel Pérez 18 enero 2021 - 2:16 PM
Buen texto, lúcido, justísimo!

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario