25.8 C
Havana
jueves, octubre 22, 2020

La silla vacía

Por: Carlos Luis Sotolongo Puig

Para C.

El mar me impidió decirle adiós. Hace cuatro años, despedí a una de mis personas imprescindibles a través del cristal donde duermen los que dejan este mundo sin previo aviso. Pero esta vez ni siquiera tuve el cristal.

¿Qué hacer con este círculo abierto, con este limbo donde quedamos los que no podemos despedirnos? ¿Qué hacer con esta silla vacía en la mesa de mi tribu?

Le hablo a las fotos que me quedan de ella, como si me pudiera escuchar. Son los ardides para lidiar con la distancia.

Me quedo con las sonrisas que le dibujé y con lo que me regaló aquel día de junio. “Yo te deseo que seas feliz”, me dijo.

Tomado de: Isla nuestra de cada día

7 Comentarios

  1. Calvet:

    ¿Con qué cosa positiva de Cuba no tiene que ver Fidel?

    Y lo que se tiene que rectificar es, precisamente, por no imponerse en las discusiones… Y los incumplimientos de los funcionarios, los no electos, los escaladores de posiciones, los pequeñoburgueses TRAIDORES CONTRARREVOLUCIONARIOS, que poco a poco han saltado al nido de sus amos yanquis, salto que demuestra que eran TRAIDORES desde el inicio de sus maquiavélicas proposiciones deformadoras del Marxismo-Leninismo, cumpliendo esta frase de Maquiavelo: “LOS HOMBRES VAN DE UNA AMBICIÓN A OTRA: PRIMERO, BUSCAN ASEGURARSE CONTRA EL ATAQUE Y LUEGO, ATACAN A OTROS.” Porque actúan bajo esta otro principio de Maquiavelo: “LA POLÍTICA NO TIENE RELACIÓN CON LA MORAL.”

Comments are closed.