Sergio en el país que se sueña a sí mismo

Sergio sueña un país. Por favor, mire la foto en silencio.

–También limpio la casa de Sergio y lo veo como un honor –dice Magdalena a funcionario–. Cuando lo hago cerca de donde él está, trato de hacerlo todo lo silenciosamente que puedo, porque está soñando un país.

–Y lo está continuando –añade el ideólogo del Partido, con una sonrisa enternecida.

Los miembros de la comisión política lo observan arrobados. Sienten la fuerza del misterio, intuyen que algo profundo e inmenso ocurre muy dentro del cuerpo relajado de Sergio Núñez. Aún imposibilitados de apreciarlo por ellos mismos, adivinan su capacidad para dar vida no solo a un ser en el espacio de la fuerza, sino a todo un universo dentro de su pensamiento poderosamente concentrado… y crear una nación.

–El presidente lo ha pedido –explica el funcionario partidista a los sonrientes miembros de la comisión política y le limpia una babita a Sergio–. Este joven, echado en arcanas posturas sobre su sofá, se convierte en una entidad capaz de, a través del castigo y el martirio del cuerpo, tomar las cosas inmutables y eternas del mundo intangible y les dar forma en el mundo sensible.

El ronquido repentino y breve de Sergio interrumpe al funcionario.

–Desde los diecisiete años –continúa explicando–, el compañero Sergio busca la liberación de su espíritu, y hoy, con la frescura de sus cuarenta y ocho, es capaz de lanzarse durante horas a la tarea de soñar un país y darle continuidad.

No es solo una postura, es la manifestación de un misterio, la quietud de la creación.

La madre de Sergio, una señora de setenta y tres años, se acerca callada a su hijo y deja una bandeja con un jugo de algo y croquetas. «Por si el niño se despierta» –explica en un susurro amoroso y se aleja despacio.

Los miembros de la comisión y el funcionario político entienden que alargar su visita sería amenazar el delicado proceso creativo del ascético Sergio. Resultaría imperdonable que cualquier imperfección en el país soñado los tuviera a ellos como responsables. Un país de hombres fieles como japoneses, laboriosos como alemanes, alegres como brasileños, valerosos como españoles, tan cultos como griegos… todos arrimando el hombro bajo el sabio liderazgo del Partido, para construir un socialismo próspero y sostenible.

Dejan junto a la merienda el diploma de reconocimiento firmado por la dirección del país y, cuidando de no pisar el suelo mojado, comienzan a abandonar la habitación. Se alejan sin dejar de admirar a un ser que es pura fuerza creadora, muestra viva de la inteligencia suprema de nuestra juventud. Ni siquiera cierran la puerta al salir.

***

Este texto pertenece a nuestra columna dominical de sátira política.

Textos relacionados

Terminando la semana

Fecalismo al vacío

Ellos y nosotros, sus hijos y los nuestros…

10 comentarios

Orl 11 abril 2021 - 6:35 AM
Eso está súper genial. Sergio en el país de las maravillas. Jajaja.
Observador 2021 11 abril 2021 - 10:30 AM
Sergio encarna la certeza de ese pais de ensueño que nos anuncian cotidianamente Iroel, Humberto, Lazarito, Randy y demas sirvientes y bufones de la corte y que Raulito nos promete con 62000 años de garantía en sus canciones, quizas aun para ese entonces soñando Sergio para su perfección . Un pais para el que trabajan con mucho denuedo y persistencia en nuestra capital las máximas autoridades traidas desde Oriente (los 2 chapuceros de los animados checos en versión habanera), a su vez dirigidos por las máximas autoridades estatales (los 2 chapuceros en versión nacional) y orientados por las máximas autoridades partidistas (los 2 chapuceros en versión ideológica). Tenemos que mantenernos en silencio, colaborativos, esperanzados. Por favor, mandar el mensaje al MSI, al 27N, y a millones de cubanos medio alborotados y desconfiados con Sergio.
Orl 11 abril 2021 - 11:05 AM
Yo no me había fijado en las tres partes en que José, Pepe, Varela, divide a la isla de Cuba para dar "solución" a la terrible crisis actual Jajaja jajaja. Eso es uno de los chistes políticos mejores montados que he visto en largo tiempo. Tan bueno como el de hoy de la Joven Cuba. Sin indias, perdón, me corrigió el auto corrector: Indias si he tenido un montón en Ecuador, rectifico, sin ideas de guataqueria, ese mapa de la isla dividida, jajaja , está súper cómico. Ji Ji Ji. Ahora lo explicaré.
Alfonso Rojas 11 abril 2021 - 1:34 PM
Sergio y su Cubaney, la version "Revolucionaria" de la imperialista Disney, jajaja.
Sofia. 11 abril 2021 - 7:22 PM
Gracias sra. Magdalena, la sátira es genial, rompe la rutina de la semana, el problema es que somos una generación de los hijos ausentes.
Eva 11 abril 2021 - 9:22 PM
Estoy necesitando de buenos chistes para reírme un poco (antes del venidero Congreso jeje ) No creo que me queden ganas de reírme de Sergio y sus sueños con la boca abierta después de... ojalá luego no tenga pesadillas . Las de él y las pesadillas que tenemos los cubanos honestos quisiera podérselas pasar por transfer móvil a todos los que han dejado en ruinas nuestra isla bonita Gracias a Magdalena y a LJC . Abrazos y los mejores deseos para todos los que estamos armónicamente sad incriminados en la idea del bien
Orl 11 abril 2021 - 10:26 PM
EDu Te recomiendo la peli Judas y el Mesías Negro pero a pesar de su sesgo en presentar la cara 'amable" de las Panteras Negras en Cuba no la van a proyectar. Jajaja. Los negros cubanos están dando tremendas tánganas.
Orl 11 abril 2021 - 11:37 PM
Sergio soñó con esto que publicó Granma hace unos días: Cuba es el segundo país con el índice más bajo de Pobreza Multidimensional entre 105 evaluados, confirmó hoy el Ministerio de Economía y Planificación El Índice de Pobreza Multidimensional identifica carencias a nivel de los hogares y las personas en los ámbitos de la salud, la educación y el nivel de vida.
Revenge 12 abril 2021 - 4:52 AM
Genial. Lo mas preocupante de la situacion actual es la parsimonia y el ensoñamiento de quienes deberian estar acortando constantemente una lista de asuntos pendientes por resolver. Cada vez que leo o escucho divagaciones sobre un pais de ciudadanos protegidos y arropados, con la mirada en alto y una estrella en la frente, impulsados por el orgullo y la disciplina hacia un futuro donde los cientificos y estudiosos haran caer mana del cielo... Miro por la ventana y lo que veo es mugre, destruccion y desaliento. Personas desaseadas, de poco o ningun porte y aspecto, con mal color y rostros tensos, que deambulan encorvadas como si llevaran un peso sobre los hombros. Hablan siempre de lo mismo: ... de la comida, de 'lo que sacaron' aqui o alla, de algun 'descaro' cometido en la tienda o la oficina publica, de la suerte de tener a un queridisimo familiar a mil millas de distancia porque asi puede mandar dolares. Ya no hay chistes picantes, no hay cuentos de Pepito ni piropos callejeros. A nadie le interesan los hit parades o la moda... Creo que no queda animo ni para pegar tarros... La estridencia -porque no creo que a 'eso' se le pueda llamar alegria- es gutural, falta de gracia y tan ordinaria como sus dudosos estimulantes. Alcohol. Recarga de movil. Mediocre partido deportivo. Musica ramplona a todo volumen. No salir con las manos vacias de una cola de 8 horas. Molestar a quien no se ha metido contigo, sobre todo al mas debil y con mas razon si vive mejor que tu. La distancia entre el actuar de nuestro gobierno y las necesidades ciudadanas reales es hoy mas grande que nunca.
Sebastián Melmoth 14 abril 2021 - 10:19 AM
Genial!

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario