23.9 C
Havana
lunes, octubre 26, 2020

Los riesgos del fibrocemento

por Ramon Artiles Avela*

Desde el inicio de los vínculos con la URSS en 1959, se comenzó a importar planchas de fibrocemento y después se adquirió la tecnología  para el uso en Cuba del fibrocemento. Se usa en edificaciones para reforzar el cemento y los plásticos, así como aislante, en material para techos, material incombustible y para absorber el sonido. La industria de la construcción naval ha usado el asbesto para aislar calderas, tuberías de vapor y tuberías de agua caliente. La industria automotriz usa el asbesto en las zapatas de los frenos y en los discos de embrague de vehículos. El asbesto se ha usado también en las losetas de techos y de pisos; en pinturas, revestimientos y adhesivos, y en los plásticos. Además, el asbesto se ha encontrado en productos de jardinería que contienen vermiculita y en algunos lápices de colores que contienen talco.

En Cuba el uso más popular ha sido en la construcción de planchas de techo, sobre todo por lo económico que resulta su manejo en la construcción de techos y otros derivados. Hasta donde llegan mis conocimientos, en nuestro país se desconoce el daño que puede causar usar este material en la industria de la construcción.

Según fuentes consultadas, el asbesto se comenzó a usar comercialmente en Estados Unidos a finales del siglo XIX, su uso aumentó considerablemente durante la Segunda Guerra Mundial ( 1939-1945). A fines de los años setenta del pasado siglo, la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de EE.UU. prohibió el uso del asbesto en los compuestos para la reparación de tablaroca o cartón-yeso y en chimeneas de gas porque las fibras de estos productos podían escaparse al ambiente durante el uso. Además, en 1979, los fabricantes de secadoras de pelo eléctricas dejaron voluntariamente de usar el asbesto en sus productos. En 1989, la Oficina de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), prohibió todo uso nuevo del asbesto; sin embargo, los usos establecidos antes de 1989 aún se permiten. La EPA estableció también normas que requieren que las escuelas inspeccionen los edificios para la presencia de asbesto dañado y para eliminar o reducir la exposición de los ocupantes mediante el retiro o el sellado del asbesto.

Estas normas y otras acciones, junto con la preocupación generalizada sobre los peligros que representa el asbesto o fibrocemento para la salud, han llevado a una reducción importante en el uso anual del asbesto en los Estados Unidos. El consumo nacional de asbesto llegó a 803 000 toneladas métricas en 1973, pero ha bajado a cerca de 360 toneladas métricas para el año 2015

¿Qué riesgos para la salud representa la exposición al asbesto?

Es posible que las personas estén expuestas al asbesto en su trabajo, en su localidad o en sus hogares. Si los productos que contienen asbesto se sacuden, fibras pequeñas se desprenden en el aire. Cuando se inhalan las fibras, es posible que se alojen en los pulmones y que permanezcan ahí por mucho tiempo. Con el tiempo, las fibras pueden acumularse y causar cicatrices e inflamación, lo cual puede dificultar la respiración y llevar a serios problemas de salud.

El asbesto ha sido clasificado como un cancerígeno humano reconocido por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS), por la Oficina de Protección Ambiental (EPA) y por la Oficina Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC). Según la IARC, hay suficientes evidencias de que el asbesto causa mesotelioma (un cáncer relativamente poco común de las membranas delgadas que revisten el pecho y el abdomen), y cánceres de pulmón, de laringe y de ovario. 

Aunque es un cáncer poco común, el mesotelioma es la forma más común de cáncer asociada con la exposición al asbesto. Hay limitada evidencia de que la exposición al asbesto esté relacionada con riesgos mayores de cánceres de estómago, de faringe, de colon y recto.

La exposición al asbesto puede también aumentar el riesgo de asbestosis (enfermedad inflamatoria que afecta los pulmones y causa dificultad para respirar, tos y daño permanente al pulmón) y otros trastornos no cancerosos de la pleura y de los pulmones, incluso las placas pleurales (cambios en las membranas que rodean el pulmón), el engrosamiento de la pleura y los derrames pleurales benignos (acumulación anormal de líquido entre las capas delgadas de tejido que revisten el pulmón y la pared de la caja torácica). Aunque las placas pleurales no preceden al cáncer de pulmón, existen pruebas que sugieren que las personas con enfermedad de la pleura causada por la exposición al asbesto pueden tener un riesgo mayor de cáncer de pulmón.

¿Quién tiene riesgo de padecer una enfermedad relacionada con el asbesto?

Todos podemos estar expuestos a este peligroso material alguna vez en la vida. Se pueden encontrar concentraciones bajas de asbesto en el aire, en el agua y en la tierra. Sin embargo, la mayoría de la gente no se enferma después de estar expuesta. Las personas que sí se enferman casi siempre han estado expuestas en forma regular al asbesto, por lo general en su lugar de trabajo en contacto directo con el material o por exposición considerable en el ambiente.

Desde principios de los años cuarenta del siglo XX, millones de trabajadores han estado expuestos al asbesto. Se ha reconocido en los Estados Unidos el peligro para la salud de las fibras de asbesto a las que han estado expuestos los trabajadores de la construcción naval, para minar y moler el asbesto, para la fabricación de textiles de asbesto y otros productos fabricados con este mineral, para trabajos de aislamiento en la industria de la construcción y de edificación, y para muchos otros oficios. Los trabajadores de demolición de edificios, quienes demuelen tablaroca o cartón-yeso o quienes remueven asbesto; y los bomberos y trabajadores de la industria automotriz, pueden también estar expuestos a sus fibras. No son muchos los estudios que evalúan los riesgos de los mecánicos automotrices expuestos al asbesto porque reparan frenos; sin embargo, las pruebas en general sugieren que no existe un grado seguro de exposición al asbesto.

Aunque es claro que los riesgos para la salud por la exposición al fibrocem son mayores si la exposición es mayor y el tiempo de exposición es mayor también, los investigadores han descubierto enfermedades relacionadas con el asbesto en personas que estuvieron expuestas solo brevemente. Por lo general, las personas que presentan enfermedades relacionadas con el asbesto no muestran signos de la enfermedad por mucho tiempo después de la exposición. Puede llevarse de 10 a 40 años o más para que aparezcan los síntomas de un padecimiento relacionado con el asbesto.

Existen pruebas en los Estados Unidos de que familiares de trabajadores con mucha exposición al asbesto tienen riesgo mayor de presentar mesotelioma. Se piensa que este riesgo es el resultado de la exposición a las fibras de asbesto que llegaron a casa en los zapatos, en la ropa, la piel y el cabello de los trabajadores. A fin de reducir esta exposición, las leyes federales regulan las prácticas laborales para limitar la posibilidad de que entre al hogar el asbesto en esa forma. Es posible que se requiera a algunos empleados que se bañen y cambien de ropa antes de dejar el lugar de trabajo; que guarden su ropa de vestir en un sitio separado de la zona de trabajo o que laven la ropa de trabajo en casa aparte de toda la otra ropa.

También se han visto casos de mesotelioma en personas que no han estado expuestas al asbesto en el trabajo pero que viven cerca de las minas de asbesto

¿Qué efecto tiene el tabaquismo en el riesgo?

Muchas investigaciones han demostrado que la combinación de fumar y la exposición al asbesto es particularmente peligrosa. Los fumadores que están también expuestos al asbesto tienen un riesgo mayor de presentar cáncer de pulmón que si se sumaran los riesgos individuales de la exposición al asbesto a los riesgos de fumar. Fumar, en combinación con la exposición al asbesto, no parece incrementar el riesgo de mesotelioma. Sin embargo, las personas que estuvieron expuestas alguna vez al asbesto en el trabajo o que piensan que pueden haber estado expuestas al asbesto no deben fumar.

Deberían realizar en Cuba una investigación multidisciplinaria que evaluara los riesgos y beneficios para el uso del asbesto, los resultados de la misma se deberían informar al Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y otros organismos implicados para que se tomen las medidas pertinentes si se considera  necesario.

El Estado debe realizar una campaña educativa a través de los medios de difusión masiva, implicando a los ministerios de Salud, Educación y otros que considere necesario, para que se eduque y se brinden los medios de protección para los trabajadores en caso que se demuestre la nocividad del asbesto en Cuba y sus habitantes.

* Profesor universitario e historiador cubano, nacido en Madruga (Mayabeque) autor de investigaciones arqueológicas  y antropológicas en Cuba.

Bibliografía:

-Agency for Toxic Substances and Disease Registry. Public Health Statement for Asbestos. September 2001. Retrieved April 18, 2017. 

-Agency for Toxic Substances and Disease Registry. Toxicological Profile for Asbestos. September 2001. Retrieved April 18, 2017. 

-National Toxicology Program. Asbestos. In: Report on Carcinogens. Fourteenth Edition. U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Toxicology Program, 2016. 

-Ullrich RL. Etiology of cancer: Physical factors. In: DeVita VT Jr., Hellman S, Rosenberg SA, editors. Cancer: Principles and Practice of Oncology. Vol. 1 and 2. 7thed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins, 2004. 

-U.S. Geological Survey. Mineral Commodity Summaries, January 2016: Asbestos. Retrieved April 18, 2017. 

-Agency for Toxic Substances and Disease Registry. Health Effects of Asbestos. Retrieved April 18, 2017. 

-U.S. Environmental Protection Agency. Health Effects Assessment for Asbestos. September 1984. EPA/540/1-86/049 (NTIS PB86134608). Retrieved April 18, 2017. 

-IARC Working Group on the Evaluation of Carcinogenic Risk to Humans. Arsenic, Metals, Fibres and Dusts

– Lyon (FR): International Agency for Research on Cancer; 2012. (IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans, No. 100C.) 

-O’Reilly KMA, McLaughlin AM, Beckett WS, et al. Asbestos-related lung disease. American Family Physician 2007; 75(5):683–688. [PubMed Abstract] 

-Landrigan PJ, Lioy PJ, Thurston G, et al. Health and environmental consequences of the World Trade Center disaster. Environmental Health Perspectives 2004; 112(6):731–739. [PubMed Abstract] 

-Goldberg M, Luce D. The health impact of nonoccupational exposure to asbestos: what do we know? European Journal of Cancer Prevention 2009; 18(6):489-503. [PubMed Abstract] 

-Testa JR, Cheung M, Pei J, et al. Germline BAP1 mutations predispose to malignant mesothelioma. Nature Genetics 2011; 43(10):1022-1025. [PubMed Abstract]

16 Comentarios

  1. «Deberían realizar en Cuba una investigación multidisciplinaria que evaluara los riesgos y beneficios para el uso del asbesto, los resultados de la misma se deberían informar al Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y otros organismos implicados para que se tomen las medidas pertinentes si se considera necesario.»

    Pues no habria que gastar dinero en eso, en todo el mundo desarrollado no se considera viable el uso del asbesto, el mismo saco del material viene con advertencias explicitas de que es mortal.

    Al menos en la fabrica de asbesto de Siguaney en Sancti Spriritus, donde estuve varias veces, las medidas de seguridad al respecto brillaban por su ausencia, pude ver a los trabajadores manejando el material practicamente sin proteccion alguna, hasta estivadores sin camisa llevando sacos a la estera se podia ver.

    Al final, en Cuba se usa el material por lo barato que es, otras consideraciones no fueron tomadas muy en serio, pues al menos la fabrica de Siguaney se construyo cuando ya habia suficiente informacion de lo dannino que era su uso.

  2. Buen día! Si subimos a la azotea de todos nuestros hogares, encontraremos que la inmensa mayoría de los tanques de agua potable, son de asbesto cemento, bebemos, nos bañamos y todo lo demás, dependiendo de ellos desde que nacemos. Estaremos inmunes ó somos los Cubanos tan resistentes como las cucarachas?

    • «Estaremos inmunes ó somos los Cubanos tan resistentes como las cucarachas?»

      Me temo que el asbesto cubano es de mala calidad.🙁 Con lo extendido que está su uso y con lo peligroso que es para la salud humana según dicen, hace rato que que todos habríamos muerto.
      En cualquier momento truenan a alguien.

      • Ya hubo en el pasado un articulo, explicando que el asbesto de «nosotros» no era el que decian que era tan malo.
        Lo cierto es que en la materia prima misma viene bien explicito lo mortal que es, hasta una calavera en negro digna de una bandera pirata trae o bueno los sacos que yo vi al menos.

  3. En Cuba, en muchos aspectos, hay un gobierno dirigido por personas con un mayor sentido común. Ese sentido común nos dice que las personas se enferman y se mueren por diferentes causas inevitables, mientras que en los Estados Unidos, sea porque las personas se quieren más la vida, o sea porque los medios de comunicación las ponen paranoicas -al mismo tiempo que a nadie le importa los daños que puedan ser causados por sus estupideces-, el asunto es que para salvar a unas pocas miles de personas de que contraigan una diarrea, se mandan a recoger más de quinientos millones de docenas de huevos para ser destruidas por que se determinara que unas pocas miles de ellas estarían contaminadas con salmonela. Y así sucede casi todas las semanas con millones de libras de carne y de vegetales frescos; esas son estupideces que solo ocurren en el capitalismo. En Cuba jamás se ha mandado a recoger y a destruir ningún alimento a nivel nacional o local porque se sospeche que esté contaminado con una batería que produzca diarrea. De hecho, en Cuba jamás se ha ordenado una recogida de ningún alimento. Y no ha sido porque las contaminaciones no ocurran; sin la menor duda allá ocurren con más frecuencia que en los Estados Unidos, donde hay un mayor control por los dueños de las empresas precisamente para evitarse una gran perdida monetaria en el caso de cometerse errores.
    Con el asbesto es lo mismo: si se enfermara o se muriera uno por cada mil debido a la exposición a las partículas sueltas del mismo, pues el sacrificio valdría la pena teniendo en cuenta el gran valor del uso del mismo.

  4. El asbesto es peligroso,está demostrado,pero en más peligroso cuando se trabaja con el,en los tanques de agua u otros producto terminado no tiene la peligrosidad,en muchos países está totalmente prohibido;hace varios años algunas mujeres enfermaron debido a que lavaban las ropas que sus esposos empleaban para trabajar en la construcción,el polvillo que queda en la ropa les dio cancer del pulmón.

  5. Hace años, acompañando a un grupo de turistas alemanes en una excursión campestre, se negaron a entrar a una construcción donde se les ofrecería un refrigerio porque el techo era todo de fibrocemento. Me contaron que en Alemania, un edificio remodelado, tuvo que ser demolido en parte porque habían empleado o detectado asbesto en la construcción.

  6. Profesor Artiles Avela le comento que coincido con Usted en los daños a la salud que provoca el asbesto cemento, cosa que internacionalmente se ha investigado y comprobado.
    Pero, como sabe siempre hay un pero, los sovieticos no fueron los que trajeron en asbesto cemento a Cuba.
    Es triste que una persona que se identifica con toda la ilustracion que usted arguye: Profesor universitario e historiador cubano, nacido en Madruga (Mayabeque) autor de investigaciones arqueológicas y antropológicas en Cuba.
    Haya escrito este texto sin consultar lo suficiente.
    Me resulta no entendible, e incluso sospechosa, la intension de culpar al Gobierno cubano post 1959 de la presencia del asbesto cemento en la construcciones cubanas, por la via de la relacion con la Union Sovietica, cosa que es totalmente MENTIRA.
    Pues, como podra leer a continuacion, el empleo del asbesto cemento en nuestra Isla es bastante antiguo, a no ser que como los introductores de tal material de construccion era propietarios privados capitalistas, por tal condicion no sean culpables, y los comunistas si.
    Gustaria pensar que esa no fue su idea, si no falta de investigacion historica, imperdonalbe en un historiador e investigador.
    El libro Las Empresas de Cuba 1958, de Guillermo Jimenez, editado por Ciencias Sociales, en su Coleccion Economia, en el año 2014, en su Pagina: 531 contiene la ficha numero 1195 en la que se presenta a la empresa R.J. Planiol y Compañia, ubicada en Calzada de Luyano Numero 726, en La Habana fabricante de materiales de construccion como cabilla, azulejos, cemento, tejas de fibrocemento, esta ultima fundada por el catalan Ramon Planiol en la decada de los años 10 del siglo XX.
    O sea cuando llegaron los sovieticos en 1959 o 60 ya hacia 40 y tantos años que se fabricaba y empleaba fibrocemento en Cuba.
    Asi mismo enn la ficha 1106, pagina 501 del mismo libro se informa de la existencia de la empresa Fibrocem S. A., propiedad de la familia Carbonell, con 40 trabajadores, ubicada en Crucero de Armada y Rancho Boyeros, tambien en La Habana. Sobre esta empresa afirma el libro «empleaba asbesto-cemento, productora de tejas, laminas plana y acanaladas, ladrillos aislantes, tuberias de presion y drenaje y tanques de asbesto cemento marca Fibrocem. Fue fundada en 1946.
    Le reitero lo dicho al inicio conozco de los problemas de salud que puede provocar el asbeto cemento, incluso le recuerdo, a manera de ejemplo de estar enterado de esa situacion, el caso de los bomberos, socorristas voluntarios, militares y otras personas que laboraron en las reuninas de las torres gemelas en Nueva York luego de loa atentados terroristas.
    Solo que me resulta incomprensible del todo, se lo comento una vez mas el iniciar este trabajo «de investigacion» señalando con el dedo a los sovieticos, y por transicion directa a las autoridades cubanas.

    • Estimado Francisco , relea lo que publique , lo q dejo bien claro es q el uso del fibrocemento en Cuba ha tenido una mayor generalizacion despues del 1959 , como puede leer utilice bibliografia donde se planteaba que se realizaron investigaciones que determinaron la posibilidad de enfermedades a consecuencia del uso del asbesto cemento, desde antes del 1959 se usaba en Cuba pero no es menos cierto que se generalizo su uso despues , lo importante no es buscar un culpable sino resolver el problema. Ud no cree ?

    • Muchas gracias por su valiosa informacion acerca del uso del asbesto -cemento antes del 1959 , conozco acerca de su utilizacion mucho antes del 1959 , no es mi intencion (con C ) la busqueda de culpables , pero me gustaria que ud pensara en esto : si se conocen por parte de las autoridades cubanas , por parte de los decisores de las politicas d nuestro pais los daños que produce este material de construccion, por que se continuan utilizando sabiendo los perjuicios ? Con el crecimiento de la obras de construccion de (con tecnologia que nos llego del entonces campo socialista ) vaquerias , escuelas en el campo , edificios multifamiliares , etc , desde 1959 se generalizo el uso del asbesto en Cuba , si o no ? , no niego la cantidad de problemas que se resolvieron con la creacion de estas construcciones , pero, le reitero que lo mas importante es resolver los problemas que se crearon , ah y me olvidaba algo , intencion se escribe con C , significa cosa que una persona piensa o se propone hacer, la palabra intension con S tiene otro significado.

  7. entonces como todo país civilizado la persona que esté afectada por este maravilloso producto debe consultar un abogado me imagino que cuba debe tener vasta experiencia en asuntos de seguros y esas cosillas de los países avanzados vaya no es por na ni na pero cuba dice tener un sistema de cortes de primera linea y en muchos casos han llegado a decir que mejores que los yanquis y más justos nada señores que así anda el mundo.

  8. Efectivamente el fibrocemento es peligroso. Pero quitarlo de un edificio puede ser más peligroso que dejarlo.

    • Muchas gracias Manuel , vi el Link que Ud envio , ojala que se tome en cuenta para evitar mas muertes.

  9. Un comentario retardado. Se ha difundido mucho el uso del asbestocemento en los retenes de los organoponicos. La pregunta es con el clima cubano y el riego de esa produccion agricola no se tramtie a los cultivos ninguna contaminacion perjudicial prar la salud?.

Comments are closed.