25 C
Havana
viernes, octubre 30, 2020

Primera Dama en Cuba

Por: Delia Echevarría

Su presencia ya no puede ser más obvia. Acompaña a su esposo en cada actividad cultural, recibimiento de jefes de estado y gobierno, así como viajes oficiales al extranjero.

Durante casi seis décadas, la figura de la Primera Dama en Cuba ha sido relegada del panorama político como si se tratase de una mala palabra o un suceso que nos acerca al modo de vida capitalista. Prejuicio que puede resultar innecesario o dañino a la transparencia que se demanda del máximo representante del gobierno nacional.

Desde abril de 2018 Cuba tiene un nuevo presidente que se ha visto junto a una dama en televisión, incluso antes del nuevo mandato. De hecho, recuerdo haberme percatado de su compañía durante las elecciones de los diputados en marzo. Díaz-Canel acudió a su colegio electoral en la provincia de Villa Clara de la mano de su esposa.

Hoy, Liz Cuesta Peraza asume el rol de acompañar al Presidente en cada una de sus visitas oficiales y participaciones en el extranjero. Estuvo a su lado en los días que el mandatario asistió a las Naciones Unidas y en su viaje por Rusia, Corea del Norte y otros países de Asia. Lo acompañó en la ceremonia de toma de posesión del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, donde, a pesar de estar a su lado, no fue nombrada como otras primeras damas.

Sin embargo, aunque su presencia es evidente en las imágenes que se transmiten, la prensa criolla evita mencionarla

No estamos hablando de un simple ornamento y la población se pregunta sobre la mujer que lo acompaña en todos los viajes o recibimientos oficiales, sin recibir una respuesta digna por parte de los medios estatales.

Acostumbrados a que ni Fidel ni Raúl habituaban a salir en público con sus parejas, y porque además Vilma murió muy poco después que su esposo asumiera la presidencia; el hecho es que esta “figura” parece ser cosa del pasado y al parecer la dirigencia del país sigue abogando porque así sea.

Solapadamente el puesto de “Primera Dama” fue ocupado por al menos 2 importantes figuras femeninas. Al comienzo lo ocupó Celia Sánchez y luego de su muerte la esposa de Raúl, Vilma Espín, también luchadora de la clandestinidad y la Sierra.

Fidel fue siempre celoso de su intimidad. Quizás con razón prefirió mantener en el anonimato la identidad de su familia como una forma de proteger sus vidas, pues no pocos intentos de asesinato sufrió durante los años al frente del país.

Escasamente se conoció a Dalia Soto del Valle durante la visita a Cuba del Papa Juan Pablo II en 1998, aunque habían contraído matrimonio 18 años antes. Su imagen y la de los hijos con Fidel, se hicieron más frecuentes en la prensa tras el retiro por enfermedad que lo apartó de la presidencia y los asuntos públicos.

No queda claro cuál es el rol de la primera dama porque la Constitución no lo establece. Renegamos del título creyéndolo propio del modelo capitalista cuando también lo son el de Gobernante y Alcalde; sin embargo estos últimos vienen incluidos en el actual Proyecto de Constitución y es probable que sean aprobados.

Las imágenes de la “pareja presidencial” personalmente me agradan. Entiendo correcto que el mandatario transparente su vida y transmita un mensaje consecuente a la actuación de cualquier hombre, sobre todo teniendo en cuenta que proviene de una vida civil, diferente a la educación militar. Tomar a su esposa de la mano y mostrar orgullo, confianza, amor; más si la mujer es su cónyuge de años, constituye un buen mensaje para el pueblo cubano que mantiene normas tradicionales con respecto a la familia.

Sobrados méritos debe tener esta mujer que se ha mantenido a su lado durante años. Como sobrados méritos tienen otras que en el futuro pueden asumir también el cargo presidencial en Cuba y hoy cuentan con el apoyo de sus cónyugues. No se concibe una revolución de izquierda que sea machista, no si se quiere ser revolución realmente.

Claramente Díaz-Canel está tratando de mostrar un lado más suave y empático del liderazgo; un mensaje más afín con el pueblo cubano.

Quizás todavía esté en proceso la decisión de cómo presentar a Liz Cuesta o cuál sería su papel y función, pero creo que ya es hora de que termine el análisis y llamemos a las cosas por su nombre sin utilizar eufemismos, aunque de estos últimos está repleta Cuba.

Transparentar esta figura y sus funciones es sinónimo del buen camino hacia una nueva forma de hacer política, de manera más transparente. Liz Cuesta es la Primera Dama de Cuba, gústele o no a algunos.

No dudemos nombrar las cosas como son, no necesitamos inventar términos o eufemismos cuando existe uno que se aplica perfectamente, no temamos a los calificativos y sí a los contenidos y sus significados. A mí particularmente, no me molesta una Primera Dama en Cuba. Eso sí, tiene que ser distinta a las que vimos antes de la Revolución, tiene que estar a la altura del pueblo cubano y sus sacrificios. Estaremos al tanto.

8 Comentarios

  1. No creo que el titulo de 1ra dama sea aceptable a la cultura y praxis cubanas.
    Para mi la esposa del Presidente es solo eso, su pareja. Aunque aun sin poseer cargos oficiales esta pueda participar activamente… (por su cercania a la persona en el cargo)
    No creo que esta tradicion se instituya en Cuba.

  2. Hay otro miembro de la familia que ha estado acompañando, sobre todo en los viajes al exterior. También eso merece atención.
    Saludos

  3. Como Big Point . Primera dama ? No, pero tampoco Primera combatiente , etc .
    Es la esposa del Presidente y como otras esposas debe tener un papel aprovechable e util para el Pais .
    Es una profesional de la educacion con amplia experiencia pedagogica . Su paraticipacion junto a su esposo en las actividades internacionales que lo requieran es normal .
    Su intercambio con otras esposas de Présidentes puede hacer anvansar agendas bilatérales y multiilaterales .
    Siempre me viene a la cabesa lo util para el fundador de Alcoholico Anonimos que fue su esposa y como su presencia dio lugar a una asociacion hermana a la AA que ayuda en el mundo a millones de familia a lidiar con ese mal social .
    Los protocolos internacionales son internacionales ……y no hay prptocolos malos o Buenos son simplemente protocolos tanto para la derecha como para la izquierda .
    Participar de ello NO cambia la esencia de los procesos sociales , malos resultados hemos tenido al tratar de cambiar roles, palabras , protocolos ………………porque el cambio ha llevado chabacanerias , subculturas que se enraizan , deterioros del respeto y de patrones de tratamiento intergeracional. Cuba es un ejemplo de algunos de ellos a pesar del nivel de escolaridad alcansado.
    Desele a la esposas de el Presidente , el premier ministro , etc …….el reconocimento y el rol que merecen en nuestra sociedad

  4. Mis mejores deseos de felicidad en esta Navidad y Nuevo Año 2019 para todos mis amigos y conocidos. Que sea con mucha salud, sueños cumplidos, armonía y amor. Que la noche de Paz y Amor se convierta más que un deseo en una realidad que se cumpla cada día, cada hora, cada segundo, sin que quede espacio a lo malo. Un deseo utópico en este mundo que vivimos pero no por ello hay que dejar de desearlo siempre. Y sobre todo construirlo. Que en ese esfuerzo nos sorprenda la próxima Navidad. Un abrazo grandes para todos.
    Buen trabajo el que están haciendo en general los que escriben en la Joven Cuba

  5. No es lo mismo Gobernador que Primera Dama. El primero es un cargo ejecutivo, una autoridad del gobierno; el segundo es un título protocolar, no es un cargo.
    Pero, además: crear ese título sería reproducir un símbolo innecesario del pasado burgués. Innecesario por varias razones (que no es el mismo caso de «gobernador»). En primer lugar una Primera Dama no tiene funciones específicas, es más una figura de apoyo, de lucimiento para el Presidente; un modo de proyectar armonía y concordia al seno de la familia presidencial, de manera que el pueblo relacione esa solidez matrimonial con otra solidez, la del gobierno. Si bien en algunos países las señoras del presidente cumplen algunos roles (atención a fundaciones de la.mujer, la adolescencia y la infancia), dichas «tareas» no pasan de ser muestra del carácter burgués de la compasión y la caridad pública. En el socialismo (al menos en el cubano), esas «funciones» las desempeñan directamente instituciones creadas al efecto, no dejando así a la buena voluntad de Dios (o mejor, del rico banquero o hacendado) la atención a los sectores más vulnerables.
    Pero hay otra razón de peso para no devolver ese título a la palestra. Y tiene que ver con la libertad individual de los mandatarios (o mandatarias). Una Primera Dama, si bien contribuye a la imagen de un Presidente defensor de la estabilidad matrimonial (algo que también reproduce el modo burgués de entender la familia y sus componentes), limita, le obliga a un corsé moral contraproducente. Una persona debe ser libre de casarse y divorciarse tantas veces lo estime necesario para alcanzar su felicidad plena. Practicar esa libertad que todos merecemos puede constituir un lastre en la.vida política de un presidente, que, llegado un momento, puede considerar el divorcio y, sin embargo, ante la presión de esa imagen pública que debe cuidar, se ve obligado a guardar las formas hasta finalizado su mandato.
    En Cuba, además del hecho de tener mujer empoderadas y capaces de sobresalir por sus propios méritos, no es aconsejable rescatar figuras que puedan interpretarse como privilegiadas.
    En Cuba debería bastar con decir:
    «El nuevo mandatario de México recibió al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, quien visitó el Palacio Nacional en compañía de su esposa e importantes figuras del gobierno de la Isla.»
    Algo así, sinceramente, me parece más que justo y suficiente.

  6. Leo: «No queda claro cuál es el rol de la primera dama porque la Constitución no lo establece.»
    Es decir, Delia Echevarría usa la fórmula primera dama en el texto.
    Creo, como han dicho otros comentaristas que esa fórmula no pega ni con cola en el contexto Cubano. Usar como señala Rando..»en compañía de su esposa» es suficiente.
    Si Lis Cuesta Peraza realiza una actividad de persona destacada al ser la esposa del Presidente, bastaría decir que… Lis Cuesta Peraza. esposa de Díaz.Canek ha hecho esto o lo otro….
    Parece la tv cubana ya ha usado la fórmula.. y suena horrible…

    https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43861291

  7. Hola, felicidades por este nuevo año. Mucha salud, grandes éxitos y prosperidad.
    Me gustaría que aparezcan otras temas, como: la niñez ya no juega pelota en el barrio (…), los (as) niños (as) quieren juguetes en cup que puedan ser comprados (…), mis nietas (os) quieren libros de cuentos bellos en cup (…)
    Me gusta la idea de que (…) “El nuevo mandatario de México recibió al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, quien visitó el Palacio Nacional en compañía de su esposa e importantes figuras del gobierno de la Isla.” Gracias.

Comments are closed.