Poco, tarde y enredado

(Foto: Dahian Cifuentes)

En el 9no período de sesiones de la Asamblea Nacional de Cuba, celebrado a finales de julio, se anunciaron numerosas medidas con la intención de influir en algo sobre el modelo económico imperante. El presidente Díaz-Canel, en una intervención del 21 de julio ante la Comisión de Asuntos Económicos, precisó: «Todo lo que vayamos a hacer, será siempre salvando el socialismo, no vendiendo ni privatizando el país; podemos tener ahora privaciones y carencias, pero tenemos dignidad humana y seguridad para vivir, así como conquistas sociales que permiten un acceso gratuito a la Salud y la Educación, para todos, sin distinciones». Con permiso de Díaz-Canel, algunas precisiones se imponen:

Empiezo por comentarle que todo el lenguaje empleado —como se ha venido haciendo desde el VII Congreso— resulta en extremo enredado, difícil de comprender hasta por especialistas; una suerte de neolengua cantinflesca de la que se dificulta aprehender el núcleo central de cada frase o medida y, para colmo, saturada de triunfalismo. No es solo mi criterio, sino el de no pocos economistas y sociólogos. Me limito a citar el juicio responsable de un conocido sociólogo y economista, Carlos García Pleyán, quien ha subrayado: «Es sorprendente y preocupante el nivel de abstracción o la falta de concreción» presente en la mayoría de los documentos presentados.

Si por socialismo entendemos el inoperante modelo de estatización absolutista  y de monopólica gestión económica, de escaso parentesco con las ideas de Karl Marx y mucha imitación de las aberrantes fórmulas del estalinismo, agotado ya hace décadas, podemos decir con certeza que ese modelo no merece ser salvado. Las privaciones y carencias han alcanzado un nivel en extremo crítico —como nunca antes—, y eso incluye a los simbólicos servicios de salud y educación, buenos ejemplos del pasado distante.

Nadie sugiere vender ni privatizar el país, aunque sí introducir una remodelación integral del presente modelo y sus chapisteos de hace apenas un año. Se trata de una remodelación multi-estructural, con amplios espacios para los sectores de propiedad privada, inversión extranjera, mixta y estatal; mas no para las calendas griegas, la urgencia se transforma en imperativo a muy corto plazo dada la caótica situación existente.

No creo que chinos y vietnamitas hayan vendido ni privatizado sus países. El socialismo de mercado en una sociedad multi-estructural, es un recurso válido y exitoso en estos tiempos sin apadrinamientos tutelares a lo soviético y en pleno apogeo de la globalización.

En este punto, vale traer a colación lo que no pocos economistas cubanos en la Isla gustan citar pues le reconocen más audiencia y credibilidad: Silvio Rodríguez, el cantor por excelencia de la Revolución cubana, quien ha sido preciso al destacar: «Mi opinión personal es que las experiencias de China y Vietnam son lo mejor hasta ahora: gobiernos socialistas, dirigiendo economías capitalistas. No estoy de hablando de calcar, sino de interpretar. Para mí es obvio que Cuba necesita revolucionar la Revolución».

Para mí es obvio que Cuba necesita revolucionar la Revolución. (Foto: Twitter @elpce)

¿Son las 75 medidas anunciadas la remodelación integral que al país urge? ¡Muy lejos de ello! Es cierto que se anuncian avances en materia de flexibilización de la importación por personas naturales con carácter no comercial (a lo que el Estado estuvo opuesto por más de tres décadas). Así habrá de fluir la pacotilla de no pocos bienes de consumo con más libertad y costos menores para familiares y amigos en Miami y otras latitudes de la emigración cubana, que en menos de un año agrega ya 160 000 personas más.

Otro ángulo no menos positivo, es la formación de un nuevo mercado para la compraventa de divisas, lo que deberá ampliar en medida considerable el sector y actividades vinculados a este proceso, que amplía los niveles de dolarización (aunque ello se niegue por los medios oficiales) tanto para cubanos como para visitantes. Todavía no se han anunciado los tipos de cambio, pero ya ha llegado a su fin el arbitrario e insostenible recurso oficial de 24×1, en tanto en los mercados informales el cambio ha oscilado en 120×1.

No menos importante es el propósito —tantas veces anunciado desde hace décadas— de identificar todas las posibilidades para incrementar los ingresos en divisas e impulsar las producciones nacionales, industriales y agro-pecuarias y procurar el equilibrio financiero del sector presupuestado. Optimismo rampante para un país que muy poco hace para ingresar divisas, superar los déficits presupuestarios que se acumulan, con más de 500 industrias en franca bancarrota por décadas y el grueso de las restantes —como destaca en un trabajo bien documentado el economista José Luis Rodríguez—, clasificadas  como «sin avance»  o «avance bajo» desde hace décadas.

Brillan por su ausencia políticas y medidas que liberen a una agricultura completamente estancada por las políticas y mecanismos estatales que sigue imponiendo el Estado a los diversos sectores agrícolas (privado, UBPC, cooperativas), por medio de los mecanismos monopolistas que se siguen aplicando por intermedio del nefasto mecanismo de Acopio. Esto sigue erosionando directamente a cuatro de los pilares más apremiantes de la crisis en su situación actual: desayuno, almuerzo, comida y precios (inflación desbocada).

¿Cuántas medidas se promulgaron hace años para liberar las UBPC y dónde fueron a parar? A un fracaso estrepitoso, oficialmente reconocido. ¿Y dónde ha ido a parar la «racionalización» de la industria azucarera del 2002? Al peor desempeño en su historia.

¿Y dónde ha ido a parar la «racionalización» de la industria azucarera del 2002? Al peor desempeño en su historia. (Foto: Oscar Alfonso Sosa)

Otros aspectos clave, cuya ausencia o tratamiento completamente superficial son inexplicables en estas medidas, son los siguientes:

Deuda Externa: el tema es tratado como algo marginal y poco importante, pese a que Cuba logró a mediados de la década pasada la negociación más exitosa que ningún otro país en la etapa (gracias a las expectativas que despertó la coyuntura fallida de la normalización de relaciones con EE.UU.). Pero, como apunta con su buen tino, el economista Juan Triana: «Lamentablemente fue mal aprovechado, y hemos vuelto a caer en una situación insostenible. La deuda eleva el riesgo país, daña las finanzas y enturbia el ambiente de negocios, eleva el costo financiero de cualquier operación mercantil».

Son múltiples los casos de pésima gestión y falta de profesionalismo que ha desembocado en materia de financiamientos, inversiones y proyectos. Se pregunta Triana en este orden de cosas: «Alguien ha sido sancionado por eso, por contribuir a que Cuba pierda miles de millones para su desarrollo? O nos ponemos a tono con el mundo o nos quedamos fuera de él».

Inversión extranjera: se continúa anunciando la cartera de oportunidades desde hace una década, con proyectos evaluados en 3000 o 5000 millones de dólares. El caso que le hacen las grandes empresas, capaces de aportar capital y tecnologías, brilla por su ausencia; a excepción de algunos sectores como: ron, tabaco, níquel y turismo ¿Cuántos se han logrado instrumentar o poner en práctica? Se cuentan hasta ahora poco más de 285 proyectos establecidos, casi todos con empresas extranjeras pequeñas o medianas, excepto algunos que se localizan en la ZDEM (Mariel), en la que operan cuarenta y nueve proyectos y veintinueve reinversiones.

La ZEDM es un proyecto que apenas logra despegar hasta hoy. Ejemplo elocuente es que en el primer semestre del 2022 únicamente se concretaron nueve negocios por veinte millones. Entre 2020 y 2021, solo cuarenta y siete negocios fueron aprobados, pero exclusivamente veinticinco de ellos se han establecido. Todas estas cifras son de una indigencia enorme, con escasa gravitación sobre el desarrollo del país.

El proyecto de dar luz verde a la inversión extranjera en asociación con las MPYMES viene —como es habitual— acompañado de muy diversas restricciones, incluyendo la prerrogativa del Estado de determinar cuáles son las prioridades que le interesan y cuáles no, lo que —una vez más— amarra las manos de las MPYMES en su articulación efectiva con el sector externo. El ministro de Inversión Extranjera y Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, promete nuevamente actualizar la legislación vigente (Ley de Inversión Extranjera del 2014) a «fin de eliminar obstáculos» que limitan el acceso a la inversión extranjera, noción con la que vienen especulando desde hace ocho años sin efectos positivos hasta el momento. El propio Malmierca debió reconocer el pasado diciembre que los resultados deseados «no han sido alcanzados».

La crisis energética por la que atraviesa el país fue objeto de algunas observaciones e ideas de menor importancia (que las personas compren equipos de energía solar, que ni el Estado mismo tiene suficientes para cubrir sus necesidades, o el uso más generalizado de biocombustibles). No hubo un debate medular que indicara el camino. Plantea con razón el economista Triana: «¿Acaso para crecer no hace falta tener un sector energético sólido, moderno, eficiente y estable? Entonces cómo se resuelve la ecuación pollo versus kilowatt/hora?». Conclusión elemental: simple y llanamente, sin semejante sistema, la totalidad del funcionamiento económico y social se estanca, se degrada, paraliza y tiende a colapsar.

El sistema electro-energético nacional (SEN) de Cuba continúa descansando —desde hace más de cinco décadas— en veinte termoeléctricas (y apenas un 5% aportado por otras fuentes). Sin temor a equivocarnos, se puede afirmar que todas ellas, que eran un montón de cacharros de viejas tecnologías ya en el momento de su instalación por la Unión Soviética, hoy están degradadas en extremo.

Se puede afirmar que todas las termoeléctricas, que eran un montón de cacharros de viejas tecnologías ya en el momento de su instalación por la Unión Soviética, hoy están degradadas en extremo. (Foto: Néster Núñez)

Incluso las menos viejas, como Felton, Guiteras y Cienfuegos (tras su remodelación capital aportada por el chavismo), ya se han sumado a este desastroso estado. Excelente juicio al respecto proporciona el experto en la materia y conocedor directo del sistema cubano, Jorge Piñón, al razonar lo siguiente:

«When you keep running the equipment past its capital maintenance scheduled it falls into a downward spiral with no short-term solution» y advierte: «The announced scheduled blackouts are not insolidarity but rather a necessity to avoid a possible total collapse of the system». («Cuando el equipo sigue funcionando más allá de su mantenimiento capital programado, cae en una espiral descendente sin solución a corto plazo» y advierte: «Los apagones programados anunciados no son en solidaridad, sino una necesidad para evitar un posible colapso total del sistema»).

Es cierto también que Cuba ha acudido a Rusia en repetidas ocasiones en los últimos veinte años en búsqueda de las tan necesitadas modernizaciones capitales y nuevas plantas, encontrando solo promesas incumplidas hasta hoy; es verdad que el chavismo prometió villas y castillosen este terreno y apenas cumplió con la reparación de la termoeléctrica de Cienfuegos; y que los chinos han hecho —hasta ahora—, mutis por el foro en tan sensible tema.

No menos importante es destacar que en julio del 2016, Cuba firmó un memorándum de entendimiento con la firma alemana Siemens AG. De acuerdo a este documento, Siemens —en coordinación con las autoridades cubanas—, acometería el desarrollo de proyectos y provisiones de servicios en la generación de energía, transmisión y distribución; proyectos de energía renovable y automatización, además de aportar tecnologías para el suministro de energía y «futuras plantas de energía en Cuba».

Parecería sensacional, pero las autoridades de la Isla no han explicado hasta hoy por qué no se instrumentó semejante acuerdo. Lo mismo —si bien en menor medida— ha ocurrido con firmas británicas y españolas (parques eólicos con 100% de propiedad extranjera). Y, nuevamente, todo se diluyó en el tiempo por la pésima gestión empresarial a la que aludía Triana.

En abril del 2018 se anunciaba un posible acuerdo con la empresa francesa Total S.A. con vistas a re-gasificar (LNG) su SEN por semejante movida hacia el rediseño de una nueva política energética. El especialista Piñón congratulaba a los cubanos por semejante iniciativa. Cuatro años más tarde, ni un solo paso en esta dirección se había dado por Cuba, ni tampoco una explicación coherente. Y así llegamos al presente, donde presenciamos el cuasi colapso del SEN insular. Así se paga ahora este pésimo desempeño en materia de negociación y captación de IE, de capital y tecnologías.

Con estos antecedentes, la conclusión más atinada es la que el reconocido economista Humberto Pérez —asesor económico de Raúl Castro en otros tiempos, miembro del Buró Político y presidente de la Junta Central de Planificación entre 1970 y 1986—extendió en carta personal a Alejandro Gil Fernández, actual ministro de Economía y Planificación:

«Sólo te auguro, sin demasiado riesgo de fallar en este vaticinio, y deseando fallar, que veremos pasar el tiempo con un “cuartico que se mantendrá igualito” en lo fundamental, que nos llevará a valorar a estas 75 medidas actuales como un acumulado más de medidas insuficientes que nos conducen a un gran esfuerzo burocrático, pero que lo hoy aprobado, aunque puede renovar por el momento algunas esperanzas, no ha sido más que “más de lo mismo”, con la consiguiente pérdida sucesiva de cuotas de la confianza política que aún mantiene el gobierno entre la población». 

Textos relacionados

Inversiones en el primer semestre de 2022: se repite el desbalance

El modo de producción remesista/importador

Mercado cambiario a cuentagotas

22 comentarios

El inagotable, Orlando J Martinez 3 agosto 2022 - 6:39 AM
Copio de la Joven Cuba todo el lenguaje empleado resulta en extremo enredado, difícil de comprender hasta por especialistas; una suerte de neolengua cantinflesca  Miren, en cambio, que manera de hablar tan breve y directa: Antony Blinken, instó a Rusia a cumplir con sus compromisos de control de armas nucleares y acusó a Moscú de hacer un "ruido de sable nuclear imprudente y peligroso" como parte de su guerra en Ucrania.
El inagotable, Orlando J Martinez 3 agosto 2022 - 7:31 AM
El gobierno de Cuba considera que las sistemáticas ventas de armas a Taiwan socavan la paz y seguridad regional e internacional. Al contrario. Si no les hubiesen ayudado a armarse, China ya hace rato que les hubiera metido mano.
NGL 3 agosto 2022 - 8:20 AM
Muy interesante!!! Hace poco escuché en TV Nacional a la Diputada Mariela Castro decir que lentamente en Cuba se ha construido el socialismo, nada más cínico y lejos de la realidad. Mientras los que toman las decisiones vivan en un mundo paralelo no habrá avance posible. Qué futuro más turbio y desesperanzadpr tienen mis hijos en Cuba!
Raul Sobrino 4 agosto 2022 - 4:18 PM
Para Mariela Castro más lesbianas significa más socialismo. En Corea del Norte el incentivo que se le da a la población para seguir soportando las penas en las que viven es fumar marihuana legalmente; en Cuba el incentivo que puede verse que se está proponiendo es estimular en Cuba una Sodoma y Gomorra
Manuel Figueredo 3 agosto 2022 - 8:22 AM
Estoy plenamente convencido que este artículo del señor Domingo Amuchastegui llegará hasta las últimas instancias de la cúpula gubernamental, y como otros irá a parar al cesto de la basura. En el se dicen muchas verdades, pero para ellos es mejor darle la espalda. Cómo vamos a desarrollar un país, cuando tienen un sistema energético que debió haber sido renovado hace 30 años. Sencillamente sin industrias no hay país y con el tipo de gobierno que tenemos mucho menos. Alguien se ha preguntado a cuanto asciende la deuda de la nación. ? El otro día un forista dijo que Cuba tiene el país que se merece. ¿ Se merecen los Cubanos tener esa miseria de país ?
Manuel Figueredo 3 agosto 2022 - 12:53 PM
Busquen y encontrarán las mansiones que construyen los generales en Vietnam y observen también como viven los de a pié . Será que en Vietnam, todos viven como clase media. ? El supuesto " socialismo" como quieran que lo pinten deja mucho que desear. De China no hablo, vean como se encuentran los habitantes de los pueblos de provincia. No traten de meter a La Habana en Guanabacoa.
juanaBacalao 3 agosto 2022 - 12:59 PM
se lo merecen, por haber aplaudido a un tipo que nunca supo ser gobernante sino un aventurero que jugaba con la nacion mientras alimentaba su ego de "estratega militar" en tierras extranas.
Esteban 3 agosto 2022 - 8:53 AM
Cuba es el mejor ejemplo de un sistema/modelo totalmente fracasado que solo se mantiene mediante la represión. El poco dinero que entra es robado por la mafia gobernante para poder mantener su infame nivel de vida en la cara de un pueblo hambreado y maniatado. Hemos llegado, gracias a la ineficiencia crónica del socialismo comunista, a niveles de pobreza y exclusión que solo viéndolo se puede creer. Se puede decir, sin exagerar, que la mafia monopartidista ja destruido nuestro país y hundido a la población en la charca pestilente de la miseria y la ignominia. El artículo de hoy bien pudiera titularse Crónica del Desastre. Pero no es contando lo que nos pasa que vamos a salir de la negra noche que nos envuelve. Tampoco esperando que los mafiosos del poder se sensibilicen y decidan hacer algo en la dirección correcta. Ellos no están interesados en otra cosa que en mantener el poder aunque para ello tengan que gobernar sobre un pueblo de harapientos que viven entre escombros y sin luz. Nuestros intelectuales decentes ya demoran demasiado en usar los espacios con que cuentan para liderar el único cambio que necesita nuestro país, que no es otro que, en primerísimo lugar, deshacernos de estos degenerados a los que no les importamos absolutamente nada. La mayoría evita usar el términodictadura para referirse al sistema/modelo. La mayoría evita decir que solo saliendo de esos bandoleros en el poder pondremos empezar la reconstrucción de nuestro derrumbado pais. La mayoría evita decir que solo con una democracia, al principio rudimentaria pero más operante que el obsoleto Frankenstein que hoy se mantiene a sangre y fuego, Cuba estará en condiciones de salir adelante. Entiendo que para un intelectual que vive dentro de Cuba es más difícil decir lo que realmente siente, pero ya no va quedando otra que llamar al pan pan y al vino vino para que una parte de nuestro pueblo despierte de una buena vez y retire, por activa o por pasiva, cualquier vestigio de apoyo a quienes nos han sumido en el lodazal de la pobreza y la desesperanza y se burlan de nosotros con total desfachatez. No necesitamos más elementos para terminar de comprender que el socialismo comunista es irreformable y que solo convierte en mier** todo lo que toca.
José Luis 3 agosto 2022 - 9:00 AM
Siempre he tratado de pensar bien de mis gobernantes, pero cada día me lo ponen más difícil. ¿Son tontos o zorros o mentirosos o están atados de pies y manos? Tal parece que no tienen más idea que tratar de reaccionar los más moderadamente posible a las urgencias impostergables reales del país.
Lázaro Borroto 3 agosto 2022 - 9:04 AM
Lo que se reactivó en Cienfuegos con el Chavismo no fue la Termoeléctrica, sino la Refinería de petróleo.
dario 3 agosto 2022 - 9:16 AM
es completamente alucinante y disparatado,comenzar un articulo critico al desempeno economico del pais despues de 60 anos de socialismo real tenendo que hacer acto de fe diciendo : no,no queremos privatizar !!! A que le teme el articulista ?? que piesa traera una buena privatizacion ?? No le basta con 60 anos de estatizacion ? de propiedad del "pueblo " Vamos ,hombre despierte !! Nota : Silvio Rodrigez es cantente y compositor....mas o menos ,sus ideales politicos y economcos son los de cualquier cubano de a pie !!
dario 4 agosto 2022 - 8:19 AM
aclaracion : quise decir que las ideas de silvio rodriguez valen tanto coo las de cualquier cubano de a pie .Un ciudadano = un voto.Que conste !!
Jagger Zayas Querol 5 agosto 2022 - 3:13 PM
Vale la aclaración porque Silvio hace decenios, dejó de ser "de a pie" y cuida mucho sus opiniones para no caer en el grupo de los censurados. Solo emplea "medias tintas" alguien que al principio no tenía pelos en la lengua...
Jagger Zayas Querol 5 agosto 2022 - 3:18 PM
Las opiniones de Silvio NO SON como las de cualquier cubano de a pie: la resonancia de sus opiniones encuentran eco en todos los rincones de la geografía nacional y también en el ámbito internacional... Las del cubano de a pie no son oídas ni por sus vecinos. Mucho menos por las autoridades que padecen de sordera crónica sin haber habido "ataques sónicos"!
Rolando+López 5 agosto 2022 - 7:49 PM
"Me preocupa que lo revolucionario (o al menos lo que se hace llamar así) acabe siendo contrarrevolucionario y lo que se le opone sea lo verdaderamente revolucionario" Silvio Rodríguez
Fede 3 agosto 2022 - 11:04 AM
Dejo bien claro, ante todo, que no soy economista, pero tampoco tan estúpido como para no entender con toda la lógica del mundo que todo cuanto se dice en este magistral analisis sobre nuestra depauperada economía es irrefutable. Yo soy del criterio de que, será imposible lograr algo diferente mientras sigamos haciendo lo mismo. Muy bien por el ejemplo de China y de Vietnam, si de socialismo se trata, a menos que, quién o quienes tienen que decir por un cambio estén mortalmente enfermos de FANATISMO o definitivamente es lo que en lo personal les conviene, no veo otra explicación. Espero que mañana no sea demasiado tarde.
maría teresa* 3 agosto 2022 - 12:06 PM
No tengo certeza de cuáles son los PRINCIPIOS tantas veces pronunciados en discursos: “Jamás renunciaremos a los PRINCIPIOS” “Los PRINCIPIOS no son negociables” “No tiene PRINCIPIOS” “Vendió los PRINCIPIOS” Empecé a oír sobre los principios en los de tiempos en que Fidel era Alfa y Omega y a Raúl apenas se mencionaba. Con Canel-Marrero todo es tan distinto, las cientos de medidas tomadas para las cientos de situaciones complejas creo que han echado por el inodoro buena parte de lo que yo creía que eran principios, pero parece que no, que estaba equivocada que lo que creí eran principios no lo eran. En mi años de trabajadora para adquirir un efecto electrodoméstico era imprescindible tener méritos sindicales y en asamblea rompe corazones alzarse con el bono y dinero de por medio adquirir lo sangrado, no importa si por el camino se pisoteaban y traicionaban amistades, para eso estaba diseñado. Ahora da lo mismo si se es trabajador destacado o si no, como en vil capitalismo con MLC todo está resuelto, lo mismo una planta generadora de electricidad casera, que ventiladores y lámparas recargables, leche, carnes y medicamentos. Aquello de que nadie en Cuba quedaría desamparado ¿era una declaración de principios? ¿eran principios no querer y no necesitar a los que ahora si se necesitan aunque no los quieran, tirar huevos al que ahora puede pagarlos, que para irte del país tenías que dejarlo todo y ahora lo venden todo y se van? . Cada vez me confundo mas. Ante “situaciones complejas” paquetes de “medidas”..... entre más complejas sean las situaciones más número de medidas..... medidas salvadoras que traen situaciones más complejas y a la vez más medidas…. asi hasta un dia.
narciso 3 agosto 2022 - 3:54 PM
Domingo yo me parto de la risa usted acudiendo a marx para acusar a los gobernantes actuales de antisocialista y usted lo que menos es y quiere para cuba es socialismo
juanaBacalao 3 agosto 2022 - 1:03 PM
"......sí como conquistas sociales que permiten un acceso gratuito a la Salud y la Educación, para todos, sin distinciones....." lo que tenemos de presidente (que nadie eligio) es un embustero mentiroso, la educacion siempre ha estado condicionada a la incondicionalidad politico ideologica, con aquel asqueroso "la universidad es para los revolucionarios" y muchos disidentes han sufrido discriminacion y peligro cuando usan el pauperrimo sistema de salud cubano. un grito desesperado de Abajo la Revolucion y Abajo el Comunismo es lo que ya se impone sin tapujos.
narciso 3 agosto 2022 - 1:52 PM
Domingo en algun lugar el lenguaje de los gobiernos es claro? por favor todos dicen lo mismo que gobiernan para todos los ciudadanos aunque no les hayan votado y el de cuba no es la excepcion
Sanson 3 agosto 2022 - 3:19 PM
Ahora entiendo. Como por diaz canel nadie ha votado nunca, el esta claro que no tiene que trabajar para nadie. Ademas me parece que no le guste que le cambiaran el segundo apellido.
maría teresa* 3 agosto 2022 - 3:30 PM
Narciso y Ramón son de un pájaro las dos alas.

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario