Por Roberto Peralo

En los últimos días me vi envuelto en un grupo de acontecimientos que sucedían de forma natural uno tras otro y que me llevaron a pensar en el futuro de la actual generación de jóvenes cubanos, que nacimos y hemos crecido en un país suigéneris y especial. Desde que tenemos uso de razón entendimos que nos tocó vivir en un período especial en un país especial, “con una generación especial”. Pudiera haber sido este el título del artículo pero me sonó muy pretencioso. En estas líneas voy a intentar no dar mi opinión sino narrar un grupo de sucesos que sucedieron en mi entorno.

El pasado lunes 4 de octubre un grupo de jóvenes de la carrera de Informática coordinaron un encuentro con la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana para intercambiar con ellos diferentes vivencias y anécdotas de la Lucha contra Bandidos donde el territorio de Matanzas tuvo  protagonismo. El encuentro duro cerca de dos horas, durante el cual los estudiantes preguntaban e indagaban sobre sucesos que aunque lejanos en el tiempo, aun quedan huellas muy profunda en aquella generación de cubanos que lo vivió y lo sufrió en carne propia. Así era trasmitida por aquellos dos combatientes que protagonizaron esos hechos históricos.

Encuentro de estudiantes con combatientes que participaron en la lucha contra bandidos

Anuncios

Por Osmany Sánchez

Los cubanos sin distinción de sexo, somos “noveleros” por excelencia, por eso todas las noches poco después de las nueve, nos sentamos frente al televisor para disfrutar de la telenovela de turno. Una de ellas es La Favorita, de factura brasileña, que pone a prueba la paciencia de los espectadores y a veces hasta le sube la presión a más de uno.

La trama es sencilla. Una mujer es acusada de un crimen, va a la cárcel durante 18 años y cuando regresa planea su venganza. En los primeros capítulos confunde a todos, pues la presentan a ella como buena y a la otra como mala (Donatela). Pero después las aguas toman su nivel y comienza a hacer de las suyas.

Flora, ese es su nombre, me recuerda a cierta bloguera que tenemos por casa, pues entre ambas existen varias similitudes:

  1. Flora estuvo fuera por 18 años. La bloguera también estuvo fuera durante un tiempo.
  2. Las dos tienen una sorprendente habilidad para hacer que todos les crean, aunque sean las mentiras más inverosímiles.
Panel solar en Cuba

Por Eduardo

Estimados lectores de La Joven Cuba.

Desde su creación, este blog ha abordado como línea editorial, fundamentalmente, el análisis de la situación política, económica y social del Archipiélago Cubano y su interrelación con la superpotencia mundial que la somete a un brutal bloqueo económico y político en todos los órdenes, así como con el resto de las naciones del planeta. Sin embargo, nunca se ha escrito un post dedicado específicamente al estudio del uso, o mal uso de la energía en esta etapa del devenir de la humanidad, y específicamente en suelo cubano.

Desde que comenzó la Revolución, el Gobierno de los Estados Unidos de América, ha usado como una de las armas para destruirla, privar a nuestro país de los esenciales recursos energéticos para su desarrollo. No voy a repetir aquí, por no extenderme, las medidas primigenias que dieron inicio al bloqueo norteamericano. Pero una de ellas, es el punto de partida para los análisis que contiene este artículo; aquella que limitaba las ventas de petróleo norteamericano a Cuba, y la posterior negativa de las Refinerías Extranjeras a refinar el petróleo comprado a la URSS, con la consiguiente nacionalización de las mismas (la Shell era británica, pero era perro de la misma camada, con un collar ligeramente diferente). En la mente de algunos cubanos todavía resuena el estribillo de una conguita revolucionaria que proclamaba “Eso no puede Shell, porque Texaco de aquí”.

Los Van Van

Por: Osmany Sánchez

Desde hace unos meses se producen presentaciones de artistas cubanos en los Estados Unidos, en lo que se ha denominado, “intercambio cultural” entre ambos países. Desde el vecino país también nos han visitado delegaciones culturales, aunque otras no han recibido el permiso del departamento del tesoro para viajar a la isla.

Este tipo de intercambios contribuye sin duda a la relación entre ambos pueblos y cimenta las bases para una futura normalización entre Cuba y los Estados Unidos.

Los promotores de las actuaciones de los cubanos, reservan siempre varias presentaciones en el sur de la Florida por la cantidad de cubanos que viven en esas áreas, la mayoría de los cuales añora bailar con la música cubana y opacan por completo a los ridículos grupitos que intentan sabotear las actividades programadas.

 

Nuestro Ejército Libertador

 

Por Eduardo.

Amigo Josep Calvet

Hoy me toca estar de guardia en la Universidad. Es algo que hago una vez al mes, y que aprovecho para trabajar, y últimamente para escribir en La joven Cuba. Ahora que son las 12.16 AM, ya estoy cansado de lidiar con los vendepatrias y lacayos, así que antes de cerrar transmisiones por hoy, voy dedicar unos minutos a responderte tus comentarios referidos a mis intervenciones en el Blog.

Siempre he querido intercambiar contigo, pero al final me enredo en el debate con los contras y nunca te respondo tus intervenciones. Es por ello que te respondo a través de un post, y como se trata de una carta abierta a un amigo, pediré a Joven Cuba que no se debata, porque es simplemente un gesto de agradecimiento a quien un día llegó a nuestro blog, como comentarista casual y ya forma parte de nuestro equipo. Aunque no seas miembro de la plantilla original, y creo que mis amigos no se digustarán por lo que te expreso, considera a este, también tu blog. Consideramos también, todos nosotros, muy valiosa tu ayuda, en este diario batallar porque la verdad sobre nuestra Patria, y su Revolución, rompa el muro de silencio, en ocasiones, de falacias y mentiras, de vez en cuando, y de odio y revanchismo, siempre, absolutamente siempre.