Jóvenes cubanos

Colaboración con La Joven Cuba

Por Demo

…. Mientras tanto se irán haciendo las cosas que hay que hacer, se irá cambiando todo lo que debe ser cambiado. Ni tan rápido como nos alientan los enemigos, esperando que nos equivoquemos… y con tanta premura como lo demanda la situación actual en la que se desarrolla la vida del país.

Así concluía una de mis participaciones en LJC y me ha llamado mucho la atención de lo recurrente que se ha convertido por estos días entre los participantes contrarios a la Revolución en este blog las alusiones al tema, instando al debate sobre este aspecto.

A fuerza de ser sincero, llama la atención que también en los medios manejados por aquellos que desde EEUU denigran acerca de nuestro proyecto político, social y económico, la alharaca acerca  del tema toma cada vez mayor auge, con su carga de desidia y odio, promovido por las fuerzas que mantienen secuestrada la política del gobierno de los EEUU contra Cuba.

Anuncios


Por Joven Cuba

Una vez escribió el Apóstol que subir los montes hermanaba a los hombres. El pasado domingo 12 de septiembre, se conmemoraba un aniversario más del injusto encierro que cinco hijos heroicos del pueblo cubano, cumplen en cárceles norteamericanas por defender a su pueblo de acciones terroristas planificadas, apoyadas, alentadas, subvencionadas, y toleradas desde el territorio norteamericano. Ese día, la Juventud Cubana tomó por asalto las elevaciones más altas de nuestro invicto archipiélago, para desde el techo de la Patria reclamar, ¡Libertad para nuestros Cinco Héroes prisioneros en cárceles del Imperio! El equipo de La Joven Cuba participó de la escalada del Pan de Matanzas, montaña que con sus  381 metros sobre el nivel de mar, constituye la altura más elevada de nuestra provincia, y a la cual en su “Himno del Desterrado”, el bardo patriota, José María Heredia, inmortalizara como el último pedazo de suelo cubano que vio desaparecer en la lejanía, cuando el barco que lo arrancaba del suelo patrio, lo alejaba de nuestras costas. Publicamos algunas fotos de este solidario empeño en pro de la liberación de nuestros Cinco Héroes.

Por Raúl Felipe Sosa
Hace unos días estuve leyendo un artículo muy interesante del periodista Jose Alejandro Rodríguez, titulado “Soltar amarras”, columnista consagrado del periódico Juventud Rebelde. En este artículo él expresaba su opinión sobre como el estancamiento de nuestra economía, los métodos arcaicos y la burocracia podían llevar a descalabro nuestro sistema social.
Como dije en un comentario me pareció que este tocaba aspectos muy sensibles y que ponía el dedo sobre la llaga en muchas cuestiones en las cuales no dejaba de tener razón. Ahora, pienso que si realmente queremos tocar aspectos que están afectando a nuestra sociedad, los cuales podríamos calificar como graves, estamos olvidando uno, en especial importante: la crisis de valores que devendrá muy probablemente en la pérdida de nuestra identidad cívica.

Esteban Morales

Por: Guiteras

Hoy me propongo saldar una deuda que tenía que con mi conciencia desde hace un tiempo, referirme a Esteban Morales y su denuncia de la corrupción en el país. Recuerdo la tarde que escuché la sanción que se le hiciera y que esta era producto de su artículo sobre los peligros de la corrupción en el país que se publicara el día 12 de abril de este año. Cuando escuché esto una ola de indignación me invadió, me parecía injusto, descabellado, carente de lógica y que no se correspondía con el llamado de la Revolución en los momentos actuales.

Desde el comienzo me llamó la atención la falta de una postura, llamémosla “oficial”, sobre el caso. Reconozco que soy un completo ignorante en el funcionamiento interno del Partido, pero como tampoco pertenezco a este no tengo que subordinarme a la disciplina partidista y esperar a que pronuncie su fallo de manera oficial. Voy a comentar mis impresiones, al fin y al cabo escribir en La Joven Cuba nunca ha sido un hobby autocomplaciente. Mientras la sanción a Esteban esté en proceso de reclamación cualquier declaración o pronunciamiento al respecto tendría un efecto negativo (algo así como la negativa a comentar casos abiertos por la policía a la prensa en cualquier país del mundo) y por lo tanto el Estado ha obrado en consecuencia.

1.bp.blogspot.com

Por Tatu

Producto a la desinformación de los grandes medios de comunicación, la realidad cubana es un misterio para la mayoría de las personas que sólo conocen lo que sucede en la isla por esas noticias cargadas de odio y tergiversación. Muchos de los que participan en los blog y están en contra de la Revolución, para justificar sus argumentos, narran vivencias suyas que se remontan a los años ochenta o a los más duros del periodo especial.

Buscando en la web me encuentro que nuestro amigo Raudelis, uno de los que nos visita con frecuencia en La Joven Cuba, visitó Cuba después de veinte años de ausencia, y narró sus experiencias en varios post.

No voy a reproducir los post completos sino las partes más interesantes, las que demuestran que Raudelis se la pasa haciendo análisis sobre Cuba pero en realidad no tiene la menor idea de lo que sucede en ella.

Las letras negritas son sus palabras textuales.

Quedaron atrás los días en que se hacen los malabares para armar la maleta, evitando el sobrepeso, los productos “conflictivos y punibles”, así como formando la larga lista de regalitos para llevar, muchos de los cuales darían risa, sino bochorno, tener que llevarlos en un viaje internacional: jabones, desodorantes, pasta dental, papel sanitario, agujas, hilo, pacotillas para cada uno, etc. En fin, cosas que hasta en Haití se consiguen y que debemos llevar pues sabemos que allá, sencillamente, ¡NO HAY!

desdeelotroladodelmuro.blogspot

Por José Julián

Perdonen tan extensa y larga charla teórica, creo que será muy útil para que después entiendan el sentido de mi comentario.

Según la enciclopedia web Wikipedia la palabra «fanatismo» proviene del latín fanitiche, que era la persona que se daba a una entidad pública o secreta para responder al llamado de la misma cuando se le requiera sin importar el momento, hora ni lugar. Una vez que eras parte de tal sociedad no había marcha atrás y todo aquel que se rehusara a prescindir sus órdenes era descartado de pertenecer a esta y si era necesario, la ejecución.

La palabra «fanático» viene del sustantivo latín fanum que significa templo, por tanto, fanático quería decir perteneciente al templo y hubo un tiempo en que llegó a significar protector del templo. Después, adquirió el sentido de intemperancia desmedida en la defensa de la religión.

Así pues, la noción de fanatismo se relaciona con la religión en un principio; pero el término abarca en realidad un campo semántico mayor.

Por El Poeta

cubasi.cu

Hace un tiempo no venía
a empuñar pluma y papel,
a demostrar que soy fiel
a esta patria porque es mía.
Regreso con la alegría
típica de los cubanos
que con pensamientos sanos
les importa más la gloria
de ser fieles a su historia
que el oro sobre las manos.

Vuelvo a continuar la obra
de rescatar la verdad,
defender la dignidad
con el valor que me sobra.
Hoy mi palabra recobra
su elocuencia y su sentido
para desmentir el ruido
que algunos están armando
después de irse traicionando
al país donde han nacido.

Colaboración con LJC de Mario Valdés Navia

El tema de la Historia y sus verdades parece haber alborotado a los fieles de LJC. Y no es para menos, pues se sabe que no hay mejor manera de atraer la atención que exclamar: “¡Por favor, escuchen. Voy a contarles una historia!”. Tantos comentarios me hacen volver al teclado con el ánimo de echar más leña al fuego del razonamiento colectivo en un campo tan complejo y apasionante como el de la objetividad histórica y el papel de la Historia en el conocimiento y la comprensión de  nosotros mismos. Intercambiar sobre este tema nos ayudará a responder mejor a las eternas preguntas que todos nos hacemos: ¿de donde venimos?, ¿quiénes somos? y ¿adonde vamos? Especialmente a los jóvenes, pues, como bien señalara Ramiro Guerra: “Cada generación tiene que volver a escribir la historia”.
Lo primero es tener en cuenta la doblez del término historia, utilizado tanto para designar al pasado como a la ciencia que lo estudia. El pasado es real, objetivo y concreto, mientras que la ciencia histórica es una obra humana, sujeta al influjo de las circunstancias, la subjetividad, los puntos de vista y la capacidad intelectual de un autor determinado. No obstante, la famosa tesis de que “la historia la escriben los vencedores” puede ser cierta para los tiempos de Roma, cuando Julio César escribió sus “Comentarios sobre la Guerra de las Galias”, principal fuente que tenemos hasta hoy para conocer a los pueblos galos, pero en nuestra época la historia la escriben los historiadores, sean profesionales o aficionados.